Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Karachipampa está paralizada a 4 meses de su inauguración



El gerente de mantenimiento del complejo metalúrgico informó que un equipo sufrió un daño imprevisto y no se sabe cuánto tiempo demandará su reparación. El Complejo Metalúrgico de Karachipampa, en Potosí, está paralizado a cuatro meses de su inauguración. La causa es una falla en el turboexpansor de oxígeno, repuesto principal para que entre en operación el horno Kivcet.


El presidente Morales y García visitaron la planta, en Potosí.

“La planta ya se había puesto en marcha, ya estaba operando, pero imprevistamente tuvo problemas en el turboexpansor, que es una turbina que gira a 48.000 revoluciones por minuto; es un equipo bastante delicado que sufrió un desperfecto y dos técnicos viajaron a Estados Unidos para hacerlo reparar”, informó el gerente de mantenimiento de Karachipampa, Jorge Collazo.

El pasado 3 de enero, el presidente Morales dio inicio a las operaciones de la planta Karachipampa, tras 28 años de inactividad, con el encendido del horno Kivcet, que debería dar paso al procesamiento de 51.000 toneladas de concentrados de plata y plomo por año. En 1984 se invirtieron 200 millones de dólares.

El costo aproximado de la reparación es de 70.000 dólares, pero el tiempo necesario para solucionar el problema del turboexpansor se desconoce, aunque se prevé que volverá al país dentro de cuatro semanas, anticipó Collazo a Página Siete.

El turboexpansor o turbina produce el oxígeno para que entre en operación la planta, precisó el ejecutivo.

Sin embargo, el gerente regional de la Corporación Minera de Bolivia en Potosí, Gilberto Mirabal, informó que no hay una fecha de inicio de operaciones del complejo.

“El gerente en persona está de viaje en procura de lograr la reparación del accesorio del circuito de oxigenación de la planta. El tiempo transcurrido durante el inicio de operación, seguramente (ahí) se empezó a dañar (') y a consecuencia de eso no ha entrado en funcionamiento porque es un equipo especial”, afirmó, según el reporte de ERBOL.

El experto en minería Rolando Jordán consideró que el complejo seguirá siendo un “elefante blanco”, pese al capital invertido. Además, observó que las pruebas se hayan iniciado con márgenes mínimos de producción, cuando se tenían previsto 43.000 toneladas de concentrados de plomo y plata.

“El problema de fondo es que es una planta muy antigua, que ya fue superada tecnológicamente. Además, no ha tenido el mantenimiento adecuado cuando estuvo parada durante varios años, se metió mucho dinero y no dio resultados; no hay una explicación racional para tanta demora y dinero que se está invirtiendo”, remarcó.

Según datos oficiales, el complejo procesará concentrados de plomo y plata que serán provistos por la empresa San Cristóbal, Sinchi Wayra, Bolívar, Porco y las cooperativas mineras. Fue reactivada luego de décadas.

La historia de la planta metalúrgica La planta Karachipampa fue concluida en enero de 1984, en el Gobierno de Hernán Siles Zuazo, con una inversión aproximada de 200 millones de dólares y una capacidad de 51.000 toneladas de concentrados de plata y plomo por año.

Luego de 28 años de inactividad, la planta de fundición de concentrados debía iniciar operaciones con el encendido del horno Kivcet, que se realizó a principios de enero de este año.

Durante todo este periodo Karachipampa fue considerada un “elefante blanco” por no aportar al desarrollo de la minería nacional. El complejo debería obtener lingotes de plomo y plata con una purezadel 99,88%.

FUENTE:
http://www.paginasiete.bo/2013-05-28/Economia/Destacados/10Eco00128.aspx

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar