Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Tips Edición - 53

###

ANOTE: cambios a gran escala y a gran velocidad

La cuarta revolución industrial es una convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas que anticipan cambiar el mundo que actualmente tenemos en la retina. Aseguran que, además, está ocurriendo a gran escala y a gran velocidad, vale la pena acoplarla a la agenda contemporánea.

 

1 KLAUS SCHWAB

 

Es fundador y director general del Foro Económico Mundial de Davos. Economista y autor de ‘La Cuarta Revolución Industrial’ (Editorial Debate). Él asegura que dicha revolución impactará en distintas áreas del ser humano: en la noción de privacidad, que se verá alterada; en el ámbito ético, con los avances médicos que se avecinan; y en el mercado laboral. Los expertos aseguran que podría acabar con cinco millones de puestos de trabajo en los 15 países más desarrollados.






 

 

 

2 NUEVOS EMPLEOS

 

«En el futuro habrá muchos empleos culturales, sanitarios y sociales. Será necesario explotar distintas formas de creatividad ya que la tecnología habrá resuelto retos laborales de hoy en día», dice Schwab coincidiendo con aquellos que sostiene que la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes.







 

3 ALEMANIA A LA VANGUARDIA

 

Alemania fue el primer país en establecerla en la agenda de gobierno como “estrategia de alta tecnología”. La internet de las cosas jugará un rol fundamental Permitirá agregar US$$14,2 billones a la economía mundial en los próximos 15 años, aseguran.










 

 

 

4 TRABAJAR JUNTOS

 

«Los emprendedores, los gobiernos y la sociedad civil tienen que trabajar juntos. Las cuestiones éticas recientes que se han planteado sobre el uso de embriones humanos para la edición de genes actúan como ejemplo perfecto de los riesgos que corremos cuando a un único actor se le permite decidir lo que es correcto y lo que no lo es. El consenso es vital», dice Schwab, el más emblemático representante de esta revolución.










 

 

 

5 AUTOMATIZACIÓN TOTAL

 

Para la tercera hubo que esperar a mediados del siglo XX, con la llegada de la electrónica y la tecnología de la información y las telecomunicaciones. Ahora, el cuarto giro trae consigo una tendencia a la automatización total de la manufactura - su nombre proviene, de hecho, de un proyecto de estrategia de alta tecnología del gobierno de Alemania, sobre el que trabajan desde 2013para llevar su producción a una total independencia de la mano de obra humana. La automatización corre por cuenta de sistemas ciberfísicos, hechos posibles por el internet de la cosas y el cloud computing o nube.







 

 

6 DECISIONES DESCENTRALIZADAS

 

Los sistemas ciberfísicos, que combinan maquinaria física y tangible con procesos digitales, son capaces de tomar decisiones descentralizadas y de cooperar entre ellos y con los humanos- mediante el internet de las cosas. Lo que veremos, dicen los teóricos, es una “fábrica inteligente”. Verdaderamente inteligente.








 

 

7 ¿REVOLUCIÓN PARA QUIEN?

 

La cuarta revolución tiene el potencial de elevar los niveles de ingreso globales y mejorar la calidad de vida de poblaciones enteras, apunta Schwab, las mismas que se han beneficiado con la llegada del mundo digital (y la posibilidad, por caso, de hacer pagos, escuchar música o pedir un taxi desde un celular ubicuo y barato). Sin embargo, el proceso de transformación sólo beneficiará a quienes sean capaces de innovar y adaptarse.






 

 


Fuente: 
Davos 2016 y BBC Mundo.