Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

EL VICEPRESIDENTE AFIRMÓ QUE BOLIVIA SE PRESENTA, EN EL MERCADO MUNDIAL, COMO UN PROVEEDOR CONFIABLE QUE TIENE ESTABILIDAD FINANCIERA

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, afirmó, hoy, que Bolivia se presenta, en el mercado mundial, como un proveedor confiable que tiene estabilidad financiera, esto en la inauguración de la X Feria y congreso internacional “Bolivia, gas y energía 2017”, que se desarrolla en el hotel Los Tajibos, de la capital cruceña, hasta mañana.


“Bolivia sigue siendo un país confiable, con enormes reservas gasíferas, un país que cumple sus compromisos, Bolivia es un país con mucha estabilidad social y política, es el que más crece en el vecindario y tiene la economía más sana del continente; además, somos un buen lugar para seguir invirtiendo, trabajando y desarrollando la actividad hidrocarburífera que abastezca de energía a nuestro continente”, aseveró la autoridad nacional.

De igual manera, el vicepresidente reafirmó la voluntad del Estado boliviano y la garantía de “seguir haciendo del sector petrolero, un sector fundamental de la economía nacional y el más dinámico”, complementó.

También señaló que la producción de gas, para consumo interno y para exportación, se ha duplicado de 32 millones de metros cúbicos por día, en 2005, hasta 62 millones de metros cúbicos; igualmente dijo que en diez años se han invertido más de 12.600 millones de dólares, del sector estatal y privado, en todos sus rubros, y existe el compromiso de invertir 10.500 millones de dólares, entre 2017 y 2021.

“Se ha duplicado la inversión y la renta con la que se ha quedado el Estado se ha multiplicado por 6,5 veces; es más inversión, pero es más rentabilidad para el Estado boliviano que es lo que al final cuenta al momento de hacer la revisión de los sacrificios y esfuerzos de un país”, agregó.

El mandatario de Estado indicó que las reservas que tiene el país eran, hasta diciembre de 2009, de 9,9 trillones de pies cúbicos (TCF), que hasta 2013 se consumieron cerca de 2,5 TCF; pero cuando se revisó la cantidad de reservas, se evidenció que se tenían más de 10 TCF, “esto significa que la tasa de reposición es positiva, consumimos, pero reponemos incluso más”, enfatizó.

Además, señaló que habrá una nueva cuantificación hasta 2016 y se calcula que se ha tenido una tasa de reposición del 1 %, “lo que significaría que hemos repuesto el gas que hemos consumido y nuestras reservas se mantienen en alrededor de los 10 TCF, lo que nos da garantí y seguridad de la continuación de la actividad hidrocarburífera y del compromiso con los contratos que tenemos con Argentina y con Brasil para mantenerlos y ampliarlos”.

García Linera afirmó que existen numerosas áreas geográficas que explorar en el país que se traducen en varios proyectos, de los cuales son relevantes 27 que podrían tener un potencial de más de 35 TCF, “Bolivia se presenta como un proveedor confiable, con muchas reservas, que cumple reglas, que tienen estabilidad social y política, y que tiene estabilidad financiera”, reiteró la autoridad nacional.

Asimismo, el mandatario de Estado recordó que antes de 2006, en Bolivia, el régimen de propiedad, de operación, de producción y de distribución de los hidrocarburos, tanto para el mercado interno como para el externo, estaba en manos de privados y extranjeros; pero a partir de 2006 para adelante se vive un régimen de propiedad estatal de los hidrocarburos, la operación combina esfuerzo estatal con privado extranjero, existe la presencia de empresas de servicios complementarias bolivianas y un protagonismo del Estado en el sector industrial.

García Linera, también, señaló que el sector de hidrocarburos en Bolivia ha atravesado cuatro etapas: importantes, la primera se dio el 1 de mayo de 2006, con la nacionalización que establece la propiedad estatal de los hidrocarburos, la propiedad y control estatal de la cadena hidrocarburífera, el control de las reservas y una nueva manera de distribuir las ganancias que genera este sector.

“A partir de esta medida, Bolivia va a tener uno de los ingresos más importantes de su historia económica que ha permitido al país incorporar, en una década, casi a un 30 % de la gente a la clase media, cumplir anhelos como alfabetizar a la población, reducir las desigualdades entre quienes tienen más y los que tienen menos, crear una infraestructura vial que permite integrar a un país que durante siglos se mantuvo desvertebrado y ser una economía de ingresos medios”, complementó.

Como segunda etapa, el vicepresidente indicó la negociación de los contratos petroleros, se pasó a los contratos de operación y la aprobación de los mismos en el parlamento nacional de entonces, los mismos que se respetarán, “ya que han consolidado una manera beneficiosa tanto del sector estatal popular boliviano como del sector privado nacional y extranjero”, acotó.

La tercera etapa que ha pasado el sector de hidrocarburos en Bolivia fue la refundación de la empresa estatal de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), capaz de acompañar al sector privado y de asumir responsabilidades crecientemente importantes como ser socia en las operaciones, hacer operaciones por cuenta propia, expandir el sistema de ductos, renegociar contratos con países vecinos, avanzar en la etapa de la industrialización y dar un salto cualitativo a ser una país con una matriz energética interna en base al gas.

De igual manera, señaló como cuarta etapa el renegociar el contrato de venta de gas a Argentina que comprometió hasta 28 millones de metros cúbicos a un precio mayor del de la venta a Brasil, “eso lo hicimos con esfuerzo y cerebro boliviano, y eso estableció el segundo contrato más importante de la historia de Bolivia”, explicó.

La autoridad nacional manifestó que todo esto llevó a realizar grandes inversiones, tanto de YPFB como del sector privado, en la ampliación de las plantas de procesamiento de gas, también se invirtieron cerca de 5.800 millones de dólares, entre 2007 y 2017, para incrementar la producción de los pozos existentes.

La feria y el congreso cuenta con cien stands en los que expondrán empresas especializadas y proveedoras del sector petrolero y energético, privadas y estatales de los rubros de construcción, electricidad, banca, seguros, entre otras, provenientes de China, Estados Unidos, Colombia, México, Argentina, Brasil, Bolivia y Perú.

Entre los conferencistas que participarán de este encuentro internacional, están: Javier Días, director de consultoría y análisis de energía de Platts; Sylvie D’apote, socia fundadora de la firma Consultora Prysma E & T; Christoph Frei, secretario general del Consejo Mundial de la Energía; Carlos St. James, director de desarrollo estratégico para América Latina en Wood Group; Carlos Sarmiento, vicepresidente de nuevos negocios para América Latina en Schlumberger; y Luciano Codeseira, consultor asociado de HUB Energía y director de código energético.

Asimismo, participarán: Alfredo Rodríguez, subdirector del programa de eficiencia de costos en E & P Repsol; Rivaldo Moreira, director de CAS Energy Brasil; Ignacio Fombona, director y asesoramiento financiero CAF, Banco de Desarrollo de América Latina; Jaime Dunn de Ávila, consultor internacional de mercado de valores; Oscar Barriga, presidente de YPFB; Luis Alberto Sánchez, ministro de Hidrocarburos de Bolivia; Mariana Prado Noya, ministra de Planificación del Desarrollo de Bolivia; y Gary Medrano, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Bolivia.

FUENTE: COM. VICEPRESIDENCIA 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar