Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###


 

Ronald Nostas Ardaya:
“La inversión en Bolivia es DÉBIL E INSUFICIENTE”

 

EDICIÓN-48 | ABRIL 2017


El presidente de los empresarios bolivianos sostiene que si bien la inversión pública-especialmente en infraestructura, ha sido muy importante en la etapa de recuperación y crecimiento de la economía nacional; situándonos en niveles destacados en la región, en tiempos de desaceleración es insuficiente

 

Vesna Marinkovic U.

 

 

 

1 ¿Cómo tipificaría la relación actual entre inversión y creci miento en Bolivia?

 

La inversión pública, especialmente en infraestructura, ha sido muy importante en la etapa de recuperación y crecimiento de la economía nacional, para alcanzar resultados muy importantes que nos situaron en niveles destacados en la región. Sin embargo, a partir de la evidencia de una desaceleración que podría agravarse en los siguientes años, ahora resulta insuficiente. Si el país no genera las condiciones que permitan incrementar la inversión privada y atraer una inversión extranjera directa, las expectativas y previsiones de crecimiento pueden verse seriamente afectadas.

 

2 ¿Se puede decir que el país cuen ta con herramientas de incen tivo a la inversión y un marco normativo claro para garantizar la inversión extranjera?

 

Yo creo que en estos años se ha construido un marco normativo eficiente, especialmente con la Ley de Promoción de Inversiones y la Ley de Conciliación y Arbitraje, sin embargo, ya fue evidente en su momento, que adolecía de algunos vacíos y deficiencias como la falta de un marco reglamentario y la orientación a regular la inversión estatal. Creo que actualmente es necesario considerar la pertinencia de realizar ajustes a esas normas para fomentar la inversión productiva, más allá de la compra de actividades productivas ya existentes, además de darle mayor protagonismo a la inversión privada nacional y extranjera.

 

…la empresa privada boliviana debe comprender que si no se adapta, si no avanza en el sentido de la modernidad, se mantendrá siempre a la zaga de los procesos…”

 

Por otro lado, creo que es urgente que el Estado construya e implemente políticas eficientes y sostenidas para generar mecanismos y normas efectivas para eliminar el contrabando, proteger la propiedad intelectual, garantizar equilibrio, justicia y racionalidad en las políticas laborales, disminuir las trabas burocráticas y evitar los mecanismos de presión tributaria excesiva y los abusos de fiscalización. Todo esto pasa por fortalecer la institucionalidad y establecer reglas de juego claras, consistentes y duraderas que generen confianza en los inversionistas.

 

 

Las empresas vinculadas al sec tor de los hidrocarburos vienen reclamando mayores incentivos y un marco normativo al parecer más contundente para garantizar procesos de exploración en Bolivia, ¿cómo observa esta situación?

 

Insisto en que se deben ajustar las normas existentes, pero sobre todo definir y consensuar internamente políticas de Estado claras y sostenibles que, respetando los preceptos constitucionales, garanticen y viabilicen las actividades de exploración y prospección hidrocarburífera. Un tema fundamental es la definición de políticas y acuerdos referidos al medio ambiente, ámbito donde los conflictos pueden generar susceptibilidades y desconfianzas mutuas que ahuyentan las inversiones.

 

¿Es preocupante el estado de la inversión en Bolivia actualmente?

 

Yo creo que más que preocupante, es débil e insuficiente. Las cifras indican que la inversión extranjera directa ha disminuido en 26% el año pasado y, aunque la inversión privada nacional creció tres veces entre 2005 y 2015, aún es baja si lo comparamos con los países de la región. Incluso la inversión pública puede sufrir decrementos, tanto a nivel central como regional, por la caída de los precios de materias primas. Me parece que en los próximos años podemos tener un incremento importante con los mega proyectos como el tren bioceánico, las represas hidroeléctricas y el interés manifestó de empresas extranjeras de invertir en proyectos mineros e hidrocarburíferos. El problema es que no se está activando la inversión productiva ni se están generando las condiciones para garantizar y fortalecer la inversión privada nacional, además que no estamos leyendo correctamente las oportunidades que nos presenta el entorno internacional que en muchas regiones está mostrando síntomas de inestabilidad y de crisis, lo que puede modificar la dirección de los capitales de buscar economías en crecimiento. Debemos entender que la inversión no solo es atraída por la rentabilidad, sino por otros factores como la seguridad, la estabilidad, las condiciones socioeconómicas y las expectativas.

 

PERFIL

Es Licenciado en Administración de Empresas y Negocios. En su carrera gremial, en el sector privado, ha sido miembro del Directorio de la Cámara Nacional de Industrias, en diferentes oportunidades. Ha sido miembro del Directorio y Presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana. Actualmente es presidente nacional de la fundación INFOCAL. Durante cinco años fue primer vicepresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia. En 2015 asumió como presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, por la gestión 2015 – 2017. El pasado 15 de marzo, fue reelegido como presidente de la CEPB para la gestión 2017-2019.

 

¿Cuál es el sector que se ha con vertido en el más atractivo para la Inversión Extranjera Directa en Bolivia?

 

Indudablemente que el sector hidrocarburífero continúa siendo el más atractivo para las inversiones extranjeras y el sector más importante para la economía nacional, sin embargo, la inversión en la industria manufacturera, la construcción e incluso la minería muestran señales esperanzadoras. En cuanto a la inversión nacional, los sectores de la construcción, agroindustria y servicios están en los primeros lugares.

 

6¿Considera que el fomento a la inversión debería permitir pro cesos de racionalización y modernización del sector empresarial en el país?

 

Yo creo que la dinamización de la inversión tiene un efecto multiplicador muy importante en todos los ámbitos. Hoy tenemos plantas con tecnología de punta en rubros como los hidrocarburos, la agroindustria, la industria manufacturera y otros; pero además accedemos a modernos métodos de producción, comercialización e incluso de generación de valor agregado. Pero además la propia urgencia de atraer inversión extranjera y motivar inversiones nacionales, nos hace comprender la necesidad de adecuar nuestra normativa, nuestra institucionalidad e incluso nuestra cultura de negocios, hacia sistemas más estables, seguros y racionales.

 

7En general, ¿cuáles deberían ser estos procesos?

 

Creo que tenemos pendiente trabajar en la normativa y las políticas públicas nacionales en los ámbitos de la lucha contra el contrabando, la legislación laboral, la tramitología y la presión impositiva. La modernización no es un fin sino un medio, que nos va permitir responder de manera más eficiente y adecuada a los desafíos de la sociedad y la economía y la empresa privada boliviana debe comprender que si no se adapta, si no avanza en el sentido de la modernidad, se mantendrá siempre a la zaga de los procesos de desarrollo y crecimiento en la región.

 

…el sector hidrocarburífero continúa siendo el más atractivo para las inversiones extranjeras y el sector más importante para la economía nacional…”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar