Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###


 

Edgar Heredia:
“El mundo debe REVERTIR EL DAÑO INFRINGIDO A LA AMAZONÍA"

 

Un diálogo que alerta sobre la devastación del bosque amazónico y exhorta detener cuanto antes la desforestación, la minería ilegal y, entre otras cosas, la infraestructura caminera; ideada por el hombre en el nombre del progreso…

 

Vesna Marinkovic U.

 

 

 

1 La selva amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo y se encuentra repartido entre ocho países de América Latina, dicen que está en peligro, ¿cuál su opinión al respecto?

 

La selva amazónica, declarada en el 2011 como una de las 7 maravillas naturales del mundo, está en peligro por la deforestación masiva realizada por los ocho países latinoamericanos que abusan de sus recursos. Según un estudio publicado por la Red Amazónica de Información Socioambiental Georeferenciada (RAISG) en ocasión de la COP 21, la mayor pérdida de bosque original se produjo en 30 años entre 1970 y el 2000, con un 9,7% (promedio 0,3% anual) y entre el 2000 y 2013, en solo 3 años, la pérdida se acelera a 3,6% (promedio 1,2% anual). De seguir ésta tendencia, perdería no solo la América Latina sino el mundo entero el mayor sistema natural de regulación climática, purificación del aire, generación de lluvia y protección de la biodiversidad que conocemos.

 

2 ¿La deforestación es la mayor agresión que enfrenta este paraíso ecodiverso?

 

Indudablemente, la desforestación es la mayor agresión que se inflige a la Amazonía, pero existen otras formas de agresión como el derrame y el desecho de residuos tóxicos de la explotación minera e hidrocarburífera en los cuerpos de agua que matan la vida silvestre y afectan a la biodiversidad y a las personas.

 

Con todo, la Amazonía continua jugando un papel importantísimo en la regulación del dióxido de carbono en la atmósfera…

 

Se calcula que la vegetación tropical del mundo atrapa alrededor de 200 billones de toneladas de carbono, de las cuales unos 70 billones son procesadas por el bosque amazónico, es decir, casi un 35% del total.

 

Su enorme capacidad de distribuir lluvia desde las costas del Océano Atlántico hasta las alturas de los Andes, permite aprovechar los diversos nichos ecológicos…”


 

¿Su devastación ocurre por igno rancia? ¿Por ambiciones econó micas? ¿Es una causa del cambio climático

 

La devastación ocurre por desconocimiento de los importantísimos beneficios que presta el bosque amazónico para la habitabilidad y el control ambiental a nivel planetario. Esto y la falta de visión de futuro de quienes proyectaron los primeros caminos de penetración en la Amazonía, despertaron el interés de madereros, ganaderos y agricultores, quienes con visión de corto plazo, ramifican los caminos de penetración, para deforestar extensas zonas boscosas y convertirlas en áreas de explotación maderera, agrícola y pecuaria. Además, la tala y quema de éstas zonas liberan dióxido de carbono contribuyendo de ésta manera a incrementar el efecto invernadero como forzante del cambio climático.

 

PERFIL

Cochabambino, Ingeniero Mecánico de la universidad de Utrecht, Holanda. Director de la Cámara Nacional de Industria, Director INFOCAL, Director adjunto Universidad Privada Boliviana UPB, Presidente Directorio Regional Fundación IDEA, Presidente Cámara Departamental de Industria, Presidente Consejo Departamental de Competitividad CDC, Presidente Fundación PROINPA, Director honorario vitalicio UPB y actual presidente de la empresa Plastiforte.

 

¿Estamos a tiempo de hacer cam bios al respecto?

 

El mundo y particularmente los ocho países que comparten el bosque amazónico tienen la obligación de detener cuanto antes la desforestación, la minería ilegal, la adecuación de tierras para cultivos y ganadería extensivos, el establecimiento de cultivos ilícitos, la expansión urbana y la infraestructura caminera. Si bien la mayoría de estos países cuentan con planes gubernamentales de reforestación, son aun pocos los que aplican medidas efectivas para revertir el daño infringido a la principal reserva ambiental del planeta. Colombia dio el ejemplo con la firma de un acuerdo con la ONG Saving the Amazon para sembrar 4,5 millones de árboles, Ecuador batió el record Guines en reforestación, Perú lleva adelante como Política de Estado, en las dos ultimas gestiones presidenciales, la reforestación masiva de su zona amazónica y Brasil, desde el Centro de Ciencias del Sistema Terrestre del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (IMPE), a través de su estudio “El futuro climático de la Amazonía”, alientan la posibilidad de salvar a tiempo este importante bosque.

 

6 En Bolivia la Amazonía ocupa más de la mitad del territorio y hoy se habla de un deterioro ambiental y sociocultural, ¿está de acuerdo

 

Si, estoy de acuerdo en que ya existe un deterioro ambiental, por la pérdida de fertilidad de los suelos desboscados para el cultivo extensivo agropecuario, ganadero o de ilícitos y un deterioro sociocultural por el clientelismo y prebendas que deterioran los valores democráticos. Sin embargo, por una parte, nuestros centros de investigación agrícola han encontrado soluciones de bio-remediación para revitalizar la fertilidad de los suelos, mejorar el rendimiento de los mismos y lograr el circulo virtuoso de la agricultura sostenible, y por otra, crecen colectivos ciudadanos comprometidos con la protección del medioambiente.

 

La biodiversidad de la Amazonía no sólo se expresa en sus especies forestales sino también en sus recursos hídricos, hablemos un poco de ellos en tiempos de sequía…

 

Estoy de acuerdo y propongo a nuestras universidades, colegios, escuelas y medios de comunicación masivos, difundir la importancia de la Amazonia, parafraseando al Dr. Antonio Donato Nobre, no solo como el mayor pulmón del aire que respiramos sino también como el corazón que bombea el agua que nos da vida y el riñón que purifica nuestro entorno. Gracias a éste extraordinario divulgador científico, además de la comunidad científica, el gran publico toma conciencia de la importancia de la Amazonía para generar el ciclo del agua que da vida a la vasta cuenca amazónica, bombeando cada día veinte mil millones de toneladas de agua transpiradas por el bosque amazónico, que es el responsable de la dinámica biológica que mantiene la precipitación, humedad y el equilibrio climático desde el Océano Atlántico, hasta los Andes. En sus exquisitas presentaciones, Nobre explica cómo la abundante transpiración de los arboles y una potente condensación en la formación de nubes y lluvias (mayor que en el Océano Atlántico) genera una disminución de la presión atmosférica sobre el bosque que aspira el aire húmedo del océano hacia el interior del continente, formando bucles de precipitación-aspiración hasta llegar a los Andes, donde cierra el ciclo del agua que retornará al Océano Atlántico por gravedad, a través de la cuenca amazónica. De ésta manera, Nobre da sentido a la Teoría de la bomba biótica, que usando energía solar y “la alfombra tecnológica de la biodiversidad amazónica” es capaz de bombear esos veinte mil millones de toneladas de agua diarios, por vía aérea, hacia los Andes.

Habiendo llegado a éste punto, me pregunto: ¿Qué serían nuestro Altiplano, montañas, yungas, valles y llanos sin el bosque amazónico y la forestación local complementaria?. Por nuestra posición en el Trópico de Capricornio, imagino que serían desiertos como el de Atacama, Kalahari, Namib o Australia.

 

A partir de este punto,¿nuestra Amazonía es frágil o estratégica para, por ejemplo, la venta del “agua virtual”?

 

Los suelos de nuestra Amazonía son frá- giles y ciertamente no es recomendable cambiar su vocación de poderosa bomba biótica capaz de dar vida y regular el clima continental por un cambio de uso de suelo destinado a la agropecuaria y agricultura extensivas para la exportación de productos con alto contenido de “agua virtual”. Su enorme capacidad de distribuir lluvia desde las costas del Océano Atlántico hasta las alturas de los Andes, permite aprovechar los diversos nichos ecológicos existentes entre estas dos fronteras de influencia, para la producción de una exquisita variedad de productos alimenticios orgánicos y la exportación de semillas con alto valor agregado.

 

¿Desea añadir alguna recomendación

 

Si, gracias. Recomendar a los Rectores y el cuerpo docente de nuestras universidades, desarrollar la estructura curricular de nuestras carreras, inspirada en Ciencias de la Vida, para que nuestros futuros profesionales velen por el buen funcionamiento de este maravilloso sistema de sustento de la vida llamado Tierra.

 

La devastación ocurre por desconocimiento de los importantísimos beneficios que presta el bosque amazónico…”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar