Boletin Semanal

Suscribirse aqui

El negocio energético necesito complementarse con la generación de ingresos por turismo y asimismo evitar que el 80 por ciento de lo que los bolivianos gastan en pasajes internacionales, nutra la economía de Chile vía LAN y de Panamá vía COPA AIR LINES.

###

Turismo para contraarrestar crisis en el sector energético

 

Raúl Serrano

 

Considerando que las inversiones en el sector energético son “capital intensive”, es decir, no generan empleo masivo que fortalece el consumo y la demanda interna, es impredecible prender el motor del sector turismo internacional, asegura Roberto Gonzáles Pelaéz, al promocionar el proyecto Bolivian Transpacific airlines (BTP), en sociedad con Lufthansa Consulting, el afamado consorcio aeronáutico alemán.

 

“Los años recientes la economía boliviana ha tenido un comportamiento macroeconómico envidiable a nivel latinoamericano. La nacionalización de los hidrocarburos permitió el control estatal de los flujos monetarios permitiendo una verdadera capitalización de nuestra economía tanto estatal como privada, permitiendo un crecimiento excepcional del PIB”, un crecimiento para recalcaren el actual cuyuntura que requeriría un solido seguimiento de las inversiones en el sector energético para asegurar rentabilidad y beneficios, más allá de las reformas mencionadas.

 

 

En esta línea, sostiene que el negocio energético necesita complementarse con la generación de ingresos por turismo y asimismo evitar que el 80 por ciento de lo que los bolivianos gastan en pasajes internacionales, nutra la economía de Chile vía LAN y de Panamá vía Copa Air Lines.

 

CONSORCIO ALEMÁN

 

Lufthansa Consulting, integrante del afamado consorcio aeronáutico alemán, he elaborado un lineamiento estratégico titulado “Airline Star-Up for Bolivian Transpacific Airlines”, con lo que el proyecto estaría a la espera de una aprobación gubernamental para hacerse efectivo en el país, previa presentación al ministerio de Obras Públicas y Servicios, directamente desde Alemania.

 

En criterio de Gonzáles, “Bolivian Transpacific Airlines ha sido conceptualizada para volar sobre las barreras externas impuestas, abrir nuevas rutas comerciales, para así desbaratar la nociva estrategia de los grupos de poder chilenos que buscan perjudicar la justa demanda actualmente en consideración de la Corte Internacional de La Haya.

 

La idea de fondo seria la recuperación de la presencia soberana de Bolivia en la Cuenca del Pacífico y el proyecto contempla la formación de una sociedad público-privada con participación de un selecto grupo de inversionistas bolivianos y alemanes.

 

BTA con la participación de BOA y TAM, proporcionarían una plataforma de alto carácter competitivo para atraer visitantes a Bolivia y restablecer la presencia del país en la cuenca del pacifico.

 

El proyecto buscaría, al mismo tiempo, vincular directamente el masivo tiempo, vincular directamente el masivo flujo de turistas y empresarios chinos que, estudios de mercado de Boeing y Airbus estiman tendrán por destino Sud América, bajo el concepto de que la ubicación geográfica de Bolivia permitiría una relativa, fácil y cómoda distribución regional del tráfico aéreo internacional.

 

El proyecto considera que la situación geográfica y geopolítica de Bolivia, en atención a sus importantes recursos energéticos, facilitaría la distribución del tráfico aéreo en Sud América, además de cubrir rutas que al momento están concentradas en aerolíneas internacionales.

 

La idea de fondo sería la recuperación de la presencia soberana de Bolivia en la cuenca del pacifico”