Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Smart Village realizó en Asunción del Paraguay un workshop de formación para profesionales de medios de comunicación de la región, en julio pasado. El objetivo fue informar sobre las gestiones que se vienen realizando, desde esta iniciativa, a favor de garantizar el acceso universal a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos al 2030 en las comunidades rurales. ENERGÍABolivia fue uno de los medios invitados a dicho evento.



Desarrollar CAPACIDADES EMPRESARIALES EN ALDEAS RURALES para mejorar la energía

 

Raúl Serrano

 

Destacando que al proporcionar condiciones facilitadoras ade cuadas las comunidades rurales pueden desarrollar capacidades empresariales para brindar servicios energéticos modernos en América Latina, arrancó en julio el Workshop de Smart Village en Asunción de Paraguay con un nutrido grupo de periodistas, representantes de medios de comunicación de la región y de organismos internacionales como el Banco Mundial.

 

El evento permitió poner en agenda que estas comunidades podrían ir adoptando las diversas características de las aldeas inteligentes y como una consecuencia de ello, los residentes podrían tener una mejor calidad de vida, desarrollar sus potencialidades de desarrollo, a tiempo de estar conectados a un mundo más amplio, como parte de objetivos globales aun inconclusos.

 

Las exposiciones de algunos expertos refirieron que bajo esta lógica, los pobladores podrían tener la posibilidad de elegir entre vivir en la ciudad o en una aldea inteligente. Podrían tener muchos de los beneficios de la vida urbana y a la vez, conservar los aspectos valiosos de la vida rural y garantizar un desarrollo balanceado a nivel nacional, contabilizando la importancia de las TIC para la puesta en marcha de muchos de estos objetivos.

 

LA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS

 

En la base de estas lecturas, estuvieron las energías renovables. La solar en primera instancia y la eólica en segundo lugar mostrando que mediante la provisión de energía local las aldeas inteligentes tendrán, potencialmente, un impacto transformador y podrán aliviar las condiciones arduas de trabajo a las que están confrontadas cotidianamente y podrán acceder a mejores condiciones de vida.

 

Quedó claro que lograr las metas de desarrollo sostenible y los objetivos de energía sostenible para todos de las Naciones Unidas para el año 2030 pasa por lograr un esfuerzo concertado enfocado en las áreas rurales donde vive aproximadamente el 70% de la población mundial pobre y que la concepción de Aldeas Inteligentes ofrece un marco unificador flexible para permitir vías de desarrollo diferentes en comunidades rurales también diferentes, posibilitando un crecimiento más equitativo a nivel mundial.

 

La iniciativa de Aldeas Inteligentes o Smart Village, busca garantizar el acceso universal a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos al 2030 en las comunidades rurales. Consecuentemente, persigue aumentar sustancialmente el porcentaje de energía renovable en el conjunto de fuentes de energía y duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética.

 

“La finalidad no es la energía “per se” sino que esta se traduzca en mejoras en la educación, salud, higiene y posibilidades de negocios también. La idea, por tanto, no es sólo colocar un foco sino que la electricidad incida en proyectos de desarrollo”, precisó Claudia Canales, gerente de proyecto de Smart Village.

 

Distintos representantes de los medios de comunicación de la región expusieron su punto de vista sobre los avances de las energías renovables en sus respectivos países concluyendo en que en la mayoría de los casos se trata de un esfuerzo aun incipiente aunque con mayor recurrencia a partir de los últimos años.

 

Se mostraron estudios de caso, experiencias concretas en comunidades alejadas de la red al mismo tiempo que enfoques interesantes sobre cómo informar sobre la importancia de las renovables en un mundo cada vez más contaminado por efecto de los combustibles fósiles.

 

Los organizadores destacaron la relevancia de las conexiones con los pueblos y ciudades tanto a través de infraestructura física como a través de tecnologías de la información y comunicación (TIC) facilitadas por el acceso a la energía. Remarcaron que las TIC pueden mejorar la educación y los servicios de salud, brindando acceso a la base de conocimiento mundial y a las oportunidades de aprendizaje a distancia, y facilitando el despliegue de iniciativas de telemedicina. Consecuentemente, se posicionó el potencial de las TIC como facilitadoras de la participación en procesos de gobernabilidad a nivel local, regional y nacional.

 

El evento se realizó en el hotel Yacht Golf Club de Asunción-Paraguay y posibilitó intercambiar información y visiones dentro de un interesante debate que posicionó a las energías renovables como una alternativa sostenible para la generación de energía frente a los combustibles fósiles que actualmente transversalizan la matriz energética global. La idea concluyente de los asistentes fue apuntalar una mayor atención a su implementación a nivel mundial y particularmente en América Latina.

 

“...el sector de las renovables requiere no sólo financiamiento, sino un enfoque integral...”

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar