Boletin Semanal

Suscribirse aqui

A siete años de las funciones adjudicadas a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la institución repasa sus funciones y atribuciones con un saldo positivo

###

La regulación de los hidrocarburos, UNA COMPETENCIA DE ALTA RESPONSABILIDAD

A siete años de las funciones adjudicadas a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la institución repasa sus funciones y atribuciones con un saldo positivo, de acuerdo a lo expresado por su gerente general, Gary Medrano, durante el ya tradicional coloquio promovido por ENERGÍABolivia.

 

Vesna Marinkovic U.

 

Por mandato constitucional la ANH nace como una institución autá rquica de derecho pú blico,con autonomí a de gestió n administrativa, té cnica y econó mica, bajo la tuición del ministerio del ramo, para regular,controlar, supervisar y fiscalizar las actividades de toda la cadena productiva de los hidrocarburos, incluyendo la industrializació n, en el marco de la política estatal de hidrocarburos conforme a ley.

 

Medrano reconoce que se trata de “una competencia de alta responsabilidad” conferida por el Estado para monitorear una de las actividades más estratégicas de la agenda económica del país, como en efecto resulta ser la cadena de los hidrocarburos.

 

Recordó que bajo la figura de la ex superintendencia del sector, solamente se tenía atribuciones para monitorear actividades referidas al donwstream y que a partir del nuevo texto constitucional, la ANH controla también el upstream, tomando la supervisión de toda la cadena de este importante sector.

 

“Tenemos la tuición de regular y controlar toda la cadena”, refiere Medrano, el ejecutivo que gerenta la nueva institución desde hace siete años. Aunque el Artí culo 365 no expresa con nombre y apellido las funciones de la ANH, deja establecido, textualmente, que existirá una institució n autá rquica para el control del sector, supeditada al Ministerio de Hidrocarburos, lo que conceptualmente le quita méritos a una instancia nacida para controlar el sector.

 

Con todo, Medrano asegura que la ANH ha venido trabajando todo este tiempo por darle cuerpo y consistencia a esta nueva instancia de control del sector de los hidrocarburos. Destaca la desconcentración de funciones y la informatización de los procesos al interior de la institución, asegurando que se ha dado un importante salto tecnológico y afirma que “la ANH es, sin lugar a dudas, una de las instituciones más informatizadas, sino la primera”.

 

LA DESCONCENTRACIÓN DE LA ANH

 

El ingeniero Nelson Olivera, distrital de la ANH Santa Cruz explicó, en este marco, la dinámica de la transición hacia la desconcentración que ha vivido la institución con el objetivo de brindar un mejor servicio dentro de las funciones asignadas.

 

Explicó que cuando nació la ANH heredó de la ex superintendencia de hidrocarburos apenas cuatro oficinas en los departamento de Santa Cruz, Cochabamba, Sucre y Tarija y que al momento se cuenta con nueve oficinas en cada uno de los departamentos, incluyendo Beni, Pando, Oruro, Potosí además de La Paz donde se está abriendo otra oficina.

 

“Ahora hemos fortalecido la gestión de la ANH a partir de las nuevas oficinas que además funcionan en edificios propios y ya no alquilados”, dijo al remarcar las mejoras en materia de logística que habría implementado la institución estatal con miras a tener una mejor y mayor presencia del Estado a nivel nacional.

 

Olivera explicó, asimismo, que en la línea de desconcentrar las actividades de la ANH se han establecido oficinas incluso a nivel provincial en localidades como Camiri, Puerto Suárez y Montero en Santa Cruz; así como en otros departamentos, priorizando localidades como Llallagua, Tupiza, Uyuni y Villazón, con la idea de atender de mejor manera los puntos fronterizos donde se denuncia regularmente el contrabando de hidrocarburos.

 

Tanto Medrano como Olivera afirmaron que al momento y gracias a la desconcentración, la ANH a nivel nacional ostenta una mayor infraestructura y logística para ejercer sus funciones en mejores condiciones.

 

“REGULACIÓN EN TIEMPOS DE REVOLUCIÓN

 

Parra Gary Medrano todos estos cambios han hecho posible encarar “una regulación en tiempos de revolución”, que se traduciría en una serie de esfuerzos para encarar el tema de “cómo regular a un monstruo como es Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos”.

 

En esta línea dio cuenta que se pasó revista a procesos similares encarados por la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) en Brasil, para regular a Petrobras; por la Comisión Nacional de Energía (CNE) de México; y por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) de Colombia, “con la idea de plasmar y materializar en beneficios para la población lo que ha sido la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia”.

 

“Pasar de la nacionalización en papeles a resultados concretos ha sido un reto para la ANH y a eso le hemos llamado la regulación en tiempos de revolución que no es otra cosa que interrelacionar nuestra actividad con Yacimientos”, dijo Medrano al precisar que dentro de esta dinámica se han logrado resultados como la distribución de hidrocarburos a nivel del mercado interno, sin interrupciones.

 

“No hay ninguna persona en Bolivia que se queje de que le falta una garrafa o diésel o gasolina”, dijo como una muestra de lo que sería el trabajo integrado entre YPFB y la ANH que también se traduciría en el abastecimiento permanente de las más de 700 gasolineras que tiene el Estado.

 

Desde esta lectura, el 90% de las estaciones de servicio en Bolivia que son privadas, frente al 10% que corresponderían al Estado, no confronta situaciones de desabastecimiento de hidrocarburos.

 

Pasar de la nacionalización en papeles a resultados concretos ha sido un reto para la ANH y a eso le hemos llamado la regulación en tiempos de revolución”

 


CREANDO CULTURA REGULATORIA

 

“En materia de regulación la ANH da la norma y establece los controles en la lógica de crear cultura regulatoria en el país”, dijo Medrano acotando que esto se ha ido trabajando desde temas menores como el impedir que los micros carguen combustible mientras están con pasajeros, hasta cumplir una serie de normativas en los pozos petroleros.

 

Olivera complementó señalando que la Agencia Nacional de Hidrocarburos es la única entidad en todo el Estado plurinacional que tiene certificados todos sus procesos y en todas sus filiales a nivel nacional.

 

Medrano destacó en esta dirección el trabajo realizado para lidiar adecuadamente con el contrabando de hidrocarburos y controlar cada litro de combustible en las estaciones de servicio a partir del sistema B-SISA, encargado de la regulación, supervisión, control y fiscalización de carburantes.

 

Para Medrano esta sería una de las gestiones más importantes de la ANH, traducida en un salto tecnológico que permite el procesamiento de datos a partir de un Data Center que estaría entre los mejores a nivel de las instituciones del Estado, donde se almacena casi 700 mil transacciones/día sobre la comercialización de combustibles, detectando inmediatamente su acumulación irregular.

 

Aseguró que todo este ordenamiento ha sido posible de implementar mediante una fuerte capacitación educativa y difusión pública para informar a la gente sobre los procesos de regulación en curso, sin necesidad de utilizar medidas coercitivas aunque también mencionó que se han realizado operativos militares y policiales en lugares fronterizos.

 

...la ANH da la norma y establece los controles en la lógica de crear cultura regulatoria”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar