Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Evo afirma que Chile tiene interés en hacer acuerdos energéticos y de litio


El presidente Evo Morales informó este jueves que Chile le manifestó su interés de hacer acuerdos energéticos y de industrialización de litio. Sin embargo no respondió públicamente si Bolivia acepta o no esa sugerencia. El Mandatario indicó a las Fuerzas Armadas que su homóloga Michelle Bachelet llamó a Bolivia y Argentina a trabajar conjuntamente en el sector, durante la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac) que se celebra en Quito del 27 al 29 de enero y a la que asistieron ambas autoridades.


"Ayer la presidenta Bachelet decía ‘hay que industrializar litio con Argentina con Bolivia’, claro, ellos también tienen pero las reservas más grandes del mundo están en Bolivia", sostuvo el Jefe de estado este jueves en un encuentro con las Fuerzas Armadas. Morales explicó que antes los otros países querían llevarse la materia prima, "pero eso se ha terminado, ahora quieren ser parte de la industrialización, saben que no vamos a vender esa materia prima", dijo Recordó que el precio del gas y los minerales está bajando, mientras el del litio sigue subiendo.

Hasta 2019, el Gobierno anunció la inversión de $us 925 millones en la industrialización del recurso. "Cuando tengamos la gran industria, Bolivia va a decidir el precio del litio para todo el mundo, porque la reservas más grandes están aquí", sostuvo.

Insinuación de acuerdo energético

"En esta cumbre energética que se ha realizado en Tarija, algunas autoridades chilenas indirectamente insinuaron que hagamos acuerdos energéticos para que Bolivia pueda exportar energía a Chile", expresó Morales en referencia a la cumbre de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) realizada en Tarija en octubre de 2015.

Además reconoció que Bolivia tiene problemas energéticos con algunos países vecinos y que la cita entre el ministro de Energía argentino, Juan José Aranguren, y el boliviano de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, que debía realizarse en Santa Cruz esta semana, se aplazó hasta mediados de febrero a pedido de aquel.

A finales de diciembre de 2015 Bolivia reconoció que Argentina tenía una deuda millonaria por venta de gas y amenazó con el cierre de válvulas si la falta de pago se extendía. Tras una reunión del presidente de YPFB, Guillermo Achá, con ejecutivos de la empresa Energía Argentina (Enarsa), fue superado el impasse y Argentina se comprometió a pagar la deuda de $us 202 millones hasta marzo.

FUENTE: PAGINA SIETE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar