Boletin Semanal

Suscribirse aqui

El BID refiere que 164 países a nivel mundial han incluido, dentro de sus políticas de Estado, algún tipo de objetivo favorable al desarrollo de las energías renovables.

###

Por primera vez en 40 años: RENOVABLES CONTRIBUYEN a no incrementar emisiones


El BID refiere que 164 países a nivel mundial han incluido, dentro de sus políticas de Estado, algún tipo de objetivo favorable al desarrollo de las energías renovables.

 

Vesna Marinkovic U.

 

Por primera vez en cuatro décadas, la economía mundial creció sin un aumento paralelo de las emisiones de CO2, a pesar del aumento del 1,5% del consumo mundial de energía, gracias al aporte de las energías renovables, lo que ha permitido mantenerlas en agenda.

 

La afirmación corresponde a Renán Orellana, consultor del BID, en el marco de su disertación durante el Seminario Internacional “Oportunidades para las Energías Renovables en Bolivia”, organizado por la revista ENERGÍABolivia a finales de julio, en el salón de convenciones de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA).

 

Orellana señaló que “esta es una buena noticia para el sector de las renovables” puesto que casi el 23% de la energía eléctrica consumida en el mundo en 2014 procedió de fuentes renovables (solar, eólica e hidroeléctrica) y la capacidad de generación actual del sector es de 1.712 gigavatios, es decir,135 gigavatios más que en 2013.

 

“El año 2014 el 59% del aumento neto de capacidad energética del mundo procedió de las renovables”, dijo complementando que la capacidad de energía solar fotovoltaica ha verificado un gran crecimiento y que se multiplicó 48 veces entre el 2004 (3,7GW) y el 2014 (177GW).

 

INVERSIONES

 

Para Orellana la eólica también experimentó un fuerte crecimiento (casi 8 veces en ese período: de 48 GW en 2004 a 370 GW en el 2014), remarcando que la nueva inversión global en generación eléctrica a partir de fuentes renovables (excluyendo la hidroeléctricas mayores a 50 MW) aumentó un 17% respecto del 2013, alcanzando los US$ 270,200 millones.

 

“Desde el año 2004 al 2014 son 10 años que hemos crecido bastante”, subrayó y acotó como dato relevante la progresión de la solar fotovoltaica de 2.6 a 177GW, que habla de un crecimiento de 48 veces más junto a una situación similar en la energía eólica.

 

Refirió que Bolivia está con importantes niveles de concentración solar, especialmente en el altiplano; lo que en criterio de Michel Mechlinski, consultor del GIZ y expositor del mismo evento, podría abrir una “nueva competitividad con Chile”. Acotó que en generación eólica, el departamento de Santa Cruz presenta importantes niveles de viento, aclarando que la participación de las renovables no se limita a la generación de electricidad sino también al transporte y a la reproducción de calor.

 

En esta perspectiva, América Latina y el Caribe (ALC) fue considerada como una región atractiva para la inversión en energía renovable. Desde 2006 a 2013, ha atraído un total de US$ 132.000 millones para proyectos de energías renovables, principalmente biocombustibles, biomasa, geotérmica, solar, eólica y pequeñas hidroeléctricas (menos de 50 MW).

 

POCO DESARROLLO

 

Pese a ello, dijo que si bien ALC son líderes mundiales en la explotación de fuentes de energía renovable, sólo ha desarrollado alrededor del 30 por ciento de su capacidad hidroeléctrica, y el potencial de nuevas fuentes como la energía eólica, solar y geotérmica apenas ha comenzado a ser aprovechado.

 

“El BID está ayudando a sus paí- ses miembros a examinar cuidadosamente la sostenibilidad social, económica y ambiental de las distintas alternativas de energía renovable” dijo y acotó que también financia proyectos que tengan el mejor impacto en relación con su desarrollo.

 

En este marco, el BID apoya proyectos de investigación y el desarrollo de programas piloto para comprobar la viabilidad de las mejores ideas relacionadas con las energías renovables, así como los esfuerzos de los gobiernos para diversificar sus matrices energéticas nacionales a través de grandes inversiones en energía eólica, etanol eficiente y energía hidroeléctrica.

 

Asimismo, financia granjas eó- licas de gran escala, sistemas de energía solar para áreas rurales, instalaciones de biocombustibles y programas para proveer un alumbrado eficiente, en un contexto donde la pobreza energética está fuertemente asociada a ingresos bajos, mal aislamiento térmico en los hogares, equipamientos con bajo rendimiento y elevados costes de la energía.

 

Según Orellana, el BID también está ayudando a modernizar instalaciones hidroeléctricas con turbinas más eficientes y permitiendo que nuevas represas y proyectos de gas natural cumplan con estrictos estándares sociales y medioambientales. Sin embargo, las discusiones sobre un marco jurídico adecuado para su desarrollo y la relación entre las iniciativas públicas y privadas, mantienen un alto nivel de vulnerabilidad a nivel mundial.

 

Por el momento, la participación de las renovables, en el contexto energético de Latinoamérica, todavía está marcada por una alta participación de las hidroeléctricas de gran escala y por el gas, lo que lleva a hablar de un desarrollo “insipiente”, pese al comportamiento significativo de la solar en Chile y de la geotermia en países como Costa Rica y Nicaragua, que están insertándose.

 

En este marco Orellana citó la importancia de contar con incentivos como subsidios, tarifas, subastas y, entre otros, la medición neta de energía, es decir, que no se castigue a las renovables como ocurre en el caso chileno donde el costo de la energía generada con renovables paga la mitad de lo que cuesta en el mercado, asegurando que esto es una “penalización”.

 

TAMBIÉN EMPLEO

 

Para el consultor del BID, un dato interesante es que a partir de 2004, un total de 48 países definieron algunas políticas en términos de participación de las energías renovables y que, actualmente, 164 países han incluido algún tipo de objetivo favorable a este tipo de fuentes energéticas dentro de sus políticas de Estado. Destacó que Bolivia hubiera incluido alrededor de 183 megavatios (MW) de renovables como meta al 2025.

 

En otro orden, enfatizó el aporte de las renovables en la generación de 7.7 millones de empleos el año 2014, a nivel mundial aunque varios estudios indican que el desarrollo de las energías renovables va por delante de la capacidad formativa y que existe escasez de formación homologada y que es importante reglarla mientras aumenta la demanda de formación, a partir de las perspectivas del sector.

 

Con todo, es deducible que en los próximos años la formación profesional como la educación superior universitaria, deberán ampliarse.

 

¿QUIÉNES SON LOS RESPONSABLES DE ESTE CRECIMIENTO?

 

Aunque con una participación todavía menor, el surgimiento de las renovables en el mundo tiene ya identificados claros responsables de su crecimiento, dice Orellana señalando a China como el país que habría permitido alcanzar estos valores, principalmente a partir del desarrollo de la hidroelectricidad, aunque la discusión todavía no esté resuelta, sobre cuán renovable puede ser la energía hidráulica a gran escala y cuán inofensiva resulta en términos medioambientales.

 

De todas formas y en materia de hidroelectricidad, la China destaca como el país que más ha incidido en su desarrollo. Posteriormente Estados Unidos y en la región de América del Sur, sobresale Brasil como un actor muy importante en hidroelectricidad. Según el BID, en energía eólica la China nuevamente ocupa un primer lugar, seguida de EEUU y Alemania.

 

LA GRAN DEMANDA, CON PRECIOS BAJOS

 

El jefe de Guabirá Energía, Sergio Arnéz a su turno y dentro de las exposiciones referidas a la situación de proyectos de energías alternativas en Bolivia, dijo que la situación de las renovables en el marco de los precios bajos del petróleo, no se verá afectada más allá de un corto periodo puesto que el precio ira subiendo mucho más en un par de años, principalmente en función a la gran demanda de energía que existe en el mercado global.

 

La moderadora Cynthia Bojanic, jefe del Departamento de Matemáticas de la UPSA, destacó entre las conclusiones de este importante seminario, la clara tendencia a optar por las hidroeléctricas en Bolivia, a partir de la exposición de David Rocha, responsable de proyectos hidroeléctricos de la vicepresidencia de ENDE, quien tuvo a su cargo una relación sobre los desafíos y beneficios de estos proyectos en Bolivia.

 

En este marco Bojanic remarcó que es necesario no dejar de atender el tema socioambiental. La exposición de Rocha planteó significativos avances del gobierno de Morales en materia de integración energética a partir de proyectos hidroeléctricos, destacando el reciente acuerdo con Brasil, el pasado 17 de julio.

 

Sostuvo que desde una visión “actualizada” sobre su potencial, estas no son sólo generación de energía limpia sino también proyectos que inciden en el desarrollo y el turismo de las regiones.

 

El evento se organizó con el objetivo de conocer la opinión de expertos y favorecer la construcción de consensos y compromiso entre los actores del sector eléctrico, con la idea de apuntalar la implementación de proyectos de generación de electricidad vía las energías alternativas lo que ha supuesto mostrar al público hacia dónde y cómo se están desarrollando las energías renovables, especialmente las alternativas, a nivel mundial, regional y nacional.

 

El evento contó con importantes auspiciadores y presentó una significativa palestra de disertantes como Michel Mechlinski de GIZ; Cristian Hermansen de ACTIC y presidente del Colegio de Ingenieros de Chile; Renán Orellana del BID; David Rocha de ENDE Corporación; Manuel Valle de Guaracachi, Carlos Giacoman de CRE; Miguel Fernández de Energética y Sergio Arnez de Guabirá Energía, comprometidos en la institucionalización de este espacio de debate con una periodicidad anual, a partir de la fecha.

 

El año 2014 el 59% del aumento neto de capacidad energética del mundo procedió de las renovables”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar