Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La economía de México superará en 2050 a la francesa, británica y rusa


Terremoto en el tablero mundial de grandes potencias económicas. En 2050, México habrá desplazado a Rusia y a Italia y se habrá situado como la séptima economía mundial según un informe de The Economist Intelligence Unit al que ha tenido acceso Bloomberg. También en la parte alta de la clasificación se producirán importantes novedades en las tres próximas décadas: EE UU perderá su aparentemente sempiterna hegemonía mundial en favor de China y la India se situará en tercer lugar.

México, cuya economía ni siquiera figura hoy entre las diez mayores del mundo, dará un importante salto cualitativo en los próximos 35 años, hasta situarse en octavo lugar, solo por detrás de China, Estados Unidos, India, Indonesia, Japón, Alemania y Brasil. El país norteamericano superará, entre otras, a Rusia –en claro retroceso–, Reino Unido y Francia y se destacará como la primera economía de habla hispana.

Por su parte, China, la nación más poblada del mundo (1.400 millones de habitantes en 2013), sobrepasará a EE UU (319 millones de habitantes) en poco más de una década en términos de producto interior bruto (PIB) nominal, un hito sobre el que los economistas han especulado mucho en las últimas décadas. Pero el cambio más drástico se producirá en 35 años: de cumplirse los cálculos de la prestigiosa publicación británica, China habrá multiplicado por diez el tamaño de su economía (casi 106.000 billones de dólares frente a los poco más de 10.300 billones actuales), mientras que el tamaño de la economía estadounidensesolo se habrá cuadruplicado en el mismo periodo. La India (1.250 millones de habitantes en 2013) protagonizará el salto más espectacular: multiplicará por 31 el tamaño de su sector productivo hasta alcanzar la tercera plaza mundial.

Las diferencias entre estos tres gigantes y el resto de grandes economías tenderán a ampliarse en las próximas tres décadas. El peso de China, EE UU o la India será superior a la suma de las cinco siguientes economías en la clasificación (Indonesia, Japón, Alemania, Brasil y México), una desproporción “sin precedentes desde que se tienen datos”, advierte The Economist Intelligence Unit. En el caso de China, la comparativa es aún más apabullante: en 2050 su economía será mayor que la suma de Indonesia, Japón, Alemania, Brasil, México, Reino Unido y Francia.

Estos cambios tendrán consecuencias más allá de lo meramente estadístico. De cumplirse la proyección de este estudio, el debate sobre la reforma del G-7 –que reúne a las siete economías más poderosas del mundo­– tenderá a avivarse, dada la asimetría entre su composición y la realidad de las cifras. Solo tres de las potencias que lo integran en la actualidad (EE UU, Alemania y Japón) ocuparán en 2050 un lugar entre las siete mayores del mundo. “El peso económico de China y la India se traducirá en un rol mucho más importante en asuntos como el cambio climático, la seguridad internacional y la gobernanza económica global”, añaden los expertos de The Economist Intelligence Unit. “A medio plazo este cambio requerirá que los actuales poderes mundiales –fundamentalmente EE UU­– permitan a la India y muy especialmente a China, jugar un papel relevante en la esfera mundial y adapten las instituciones internacionales para que les permita ejercer una mayor influencia”.

En términos de equilibrio regional, los datos hechos públicos este martes tampoco dejan en buen lugar a las economías europeas, estancadas en términos de crecimiento económico respecto a sus pares asiáticas y americanas y con una evolución demográfica nula cuando no negativa. Si en la actualidad son cuatro las economías del Viejo Continente que se encuentran en los diez primeros lugares –Alemania (4ª), Reino Unido (5ª), Francia (6ª) e Italia (8ª)–, en 35 años solo tres ocuparán un lugar en este selecto club y lo harán en una posición mucho más retrasada: Alemania (6ª), Reino Unido (9ª) y Francia (10ª).

Cambios también por habitante

La revolución no se circunscribe a los valores absolutos. En términos de PIB per cápita, The Economist Intelligence Unit prevé que China quede a un paso de igualar en 2050 a la economía más rica de Asia, Japón, y ya represente la mitad del PIB per cápita estadounidense, un hito inimaginable hasta hace poco.

La India también da un importante salto en términos de poder adquisitivo, hasta suponer el 24% de la cifra de EE UU. Para comprender la dimensión de su mejora, hay que tener en cuenta que su PIB per cápita actual representa solo el 8% del estadounidense.

FUENTE: EL PAÍS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar