Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La competencia en la generación energética

Vesna Marinkovic

El balance 2012 del Consejo Mundial de Energía Eólica (Global Wind Energy Council, GWEC), refiere que China y Estados Unidos han comenzado a disputarse el liderazgo eólico mundial. GWEC (por su sigla en inglés) señala que “el mercado mundial de la energía eólica ha crecido en 2012 casi diez puntos, mientras que la potencia instalada se ha incrementado en un 19%.

En este marco, refiere que 2012 ha sido "un año récord para las instalaciones en Estados Unidos", aunque se habría registrado una “ralentización del mercado chino, lo cual ha dado como resultado el que estos dos países queden prácticamente empatados en el primer puesto”.

Según este balance, Asia estaría en primer lugar en energía eólica; luego Norteamérica, y Europa, en tercer lugar. Según el portal www.energias-renovables.com, en palabras del secretario general del Consejo, Steve Sawyer, "mientras que China hizo una pausa para tomar aliento, tanto el mercado estadounidense como los europeos han vivido un año excepcionalmente fuerte".

Agrega que, según este organismo, tanto el mercado chino como el indio "se desaceleraron ligeramente en 2012, con instalaciones anuales de 13,2 y 2,3 GW respectivamente”.

Esta misma fuente indica que la consolidación y racionalización del mercado en China, y un declive de las políticas en la India han sido, según GWEC, las principales razones de esa ralentización, si bien estas condiciones no se prolongarán mucho en el tiempo, "por lo que se espera que continúe el dominio asiático en el mercado mundial de energía eólica".

Sin embargo, precisa que ha destacado el registro obtenido por Estados Unidos en el último trimestre del año pasado, período durante el cual se habría instalado en ese país “nada más y nada menos que ocho mil megavatios. El sprint final ha venido de la mano del final de la política de Créditos Fiscales a la Producción, que expiraban el 31 de diciembre”.

En relación a Europa sostiene que Alemania y Reino Unido, han tomado la delantera "con aportaciones sorprendentes de mercados emergentes, como Suecia, Rumanía, Italia y Polonia". En total -continúa la nota del portal-, "nuevo récord, con 12,4 GW instalados". Sin embargo, refiere que GWEC reconoce que "continúa la crisis de la deuda soberana, lo cual significa que las perspectivas para el mercado en 2013 son inciertas, aunque -según opinión del Consejo Global de la Energía Eólica- el marco regulatorio europeo y los objetivos para 2020 aseguran un grado de estabilidad".

El organismo mundial habría acotado que, en todo caso, Europa continúa al frente del mercado eólico marino, con 1.166 MW instalados, más del 90% del total de 1.292 MW de las instalaciones offshore en 2012.

A partir de estos interesantes datos sobre los actores en la carrera eólica mundial, valdría la pena reconocer que, aún la generación de energías renovables, como la eólica, supone frecuentemente efectos ambientales que deben ser, al menos, identificados y que al parecer no han sido parte de dicho balance. Para ello, será importante observar toda la cadena de producción de esta energía denominada “limpia” como, por ejemplo, la fabricación de los materiales involucrados en el aprovechamiento energético (acero, aluminio, cadmio y otros), su operación y hasta su destrucción.

Por tanto, será importante que los actores en competencia, no descuiden esta asignatura pendiente. A nivel de la energía eólica, en particular, es imprescindible considerar, por ejemplo, el ruido de las aspas eólicas, el peligro que encierran para la vida animal de los alrededores de las plantas y, entre otros aspectos, las interferencias electromagnéticas. En este marco, la viabilidad jurídica de la generación de energía en el mundo; también de las renovables, debe estar estrechamente ligada al tema medioambiental.

FUENTE: http://www.eldia.com.bo/index.php?cat=162&pla=3&id_articulo=110799

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar