Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

China supera a EE UU como primer importador mundial de petróleo


Estados Unidos es aún la mayor economía del globo, pero China se confirma, dato a dato, como el mayor comprador de materias primas del mundo. Y el petróleo, un mercado simbólico y determinante, es el último en corroborar esta tendencia imparable, que reorienta el comercio internacional de Occidente a Oriente. Según datos recopilados por Reuters, el gigante asiático importó el mes pasado cerca de 7,4 millones de barriles al día, lo que supone un nuevo record. Por el contrario, las compras de EE UU en abril se quedaron en los 7,2 millones de barrilles/día.

 China adelanta así a Estados Unidos como mayor importador mundial de petróleo, aunque la diferencia es tan escasa que en los próximos meses puede haber todavía algún intercambio de posiciones más. No así en la tendencia a medio plazo: la economía asiática es ya la que más energía consume del mundo y también, la que utiliza más materias primas, ya sea carbón, petróleo o todo tipo de metales

El contraste con EE UU aquí es claro: el desarrollo de nuevas técnicas, como la fractura hidráulica, ha permitido a la economía estadounidense aumentar la extracción de petróleo dentro de sus fronteras, hasta el punto de que el Gobierno de Obama ha permitido, de forma puntual, la exportación de crudo a Corea del Sur, otro gran importador del oro negro. En síntesis, mientras China ha multiplicado por siete las compras de crudo en poco más de dos décadas, Estados Unidos ha pasado de importar diez millones de barriles diarios a poco más de siete.

La primacía china en el mercado internacional del petróleo ya había sido anticipada por la Agencia de la Energía de EE UU (EIA por sus siglas en inglés) que situaba el sorpasso en el otoño de 2013, aunque ese cálculo se hacía con una estimación indirecta -importación neta como diferencia entre producción interna y consumo- y se extendía a la compra de petróleo y otros combustibles líquidos.

Los datos recogidos por Reuters directamente en los mercados han sorprendido en alguna medida a los expertos, que anticipaban un frenazo en las importaciones de crudo, dada la desaceleración del crecimiento económico, con tasas anuales del PIB que apuntan al 7%, el ritmo más bajo en un cuarto de siglo. La explicación dada a la agencia de información financiera es que las empresas chinas están aprovechando el bajo precio del petróleo en este periodo (todavía por debajo de los 70 dólares por barril, frente a los más de 100 de un año atrás) para comprar y almacenar crudo, con la perspectiva de que las medidas de estímulo de Pekín, como la reciente bajada de tipos de interés, la tercera en seis meses, reactive la economía en unos meses.

"Definitivamente, van a seguir comprando petróleo hasta completar su nueva capacidad de almacenamiento, ya sea comercial o estratégica", afirmó a Reuters Seng Yick Tee, director de SIA Energy en Pekín. Fuentes del mercados corroboraron que empresas como Unipec o China Oil, que son los brazos comerciales de las petroleras estatales, Sinopec y PetroChina, protagonizan ahora operaciones de compra de una escala sin precedentes.

FUENTE: EL PAIS 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar