Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Saldos bancarios de YPFB alcanzaron a $us 2.363 millones en 2014


Al 31 de diciembre de la gestión 2014, los saldos bancarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) alcanzaron a $us 2.363,63 millones, informó el presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá M.
 
 
Este monto supera en 1.476% respecto al registrado al final de la gestión 2006, periodo en el que los saldos bancarios de YPFB ascendían a $us 160,17 millones.
 
“Se entiende como presupuesto aprobado (o vigente) a los recursos que se presupone se percibirán durante una gestión, en tanto que el presupuesto ejecutado refleja la percepción real o efectiva de esos recursos; por lo tanto, la diferencia entre ambos no implica acumulación o ahorro en caja y bancos”, explicó Achá.
 
El presupuesto de YPFB forma parte del Presupuesto General del Estado (PGE). El presupuesto de la estatal petrolera para la gestión 2015 representa el 30% del PGE, siendo YPFB la entidad que más aporta a los ingresos del Estado, a través de las exportaciones de recursos hidrocarburíferos que se refleja en un incremento sustancial de las Reservas Internacionales Netas (RIN).
 
El 85% del presupuesto 2015 de YPFB está destinado al pago por concepto de IDH, Regalías, pago por concepto de transporte y compresión de hidrocarburos, importación de hidrocarburos líquidos (gasolina especial y diésel oil), retribución a los titulares (costos recuperables y dividendos) y otros gastos que permitan garantizar las actividades de la cadena productiva desde la exploración hasta la comercialización de hidrocarburos. El restante 15% está destinado a gasto de inversión (12%) y a gasto corriente (3%).
 
Explicó que la administración de los créditos otorgados a YPFB (Eximbank y BCB) no se manifiestan en acumulación de saldos bancarios; en el caso de los créditos internos, el BCB realiza los desembolsos a YPFB, quien a su vez, en el día, realiza los pagos a las empresas que se han adjudicado los proyectos de industrialización, financiados con el crédito mencionado. “Los desembolsos se realizan en función a la programación de avance de obra. En el caso de los créditos externos del Eximbank, los desembolsos se realizan con la conformidad de la recepción del bien adquirido de manera directa al proveedor”.
 
FISCALIZACIÓN
 
YPFB cuenta con un Directorio y responde a la política de los órganos rectores del Ministerio de Hidrocarburos y Energía, el Ministerio de Planificación del Desarrollo y el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, entidades que supervisan las operaciones financieras de gasto corriente e inversiones de la estatal petrolera.
 
“Ninguna empresa en el mundo tiene finanzas inflexibles y mucho menos una empresa del sector de hidrocarburos, que debe adecuarse a los riesgos y contingencias propias del sector y a la variación de los precios internacionales de los hidrocarburos, sobre los cuales, como país, no tenemos la mínima posibilidad de influenciar”, expuso el presidente de YPFB.
 
INCENTIVO A LA PRODUCCIÓN
 
El incentivo a la producción de campos marginales y pequeños de $us 30 ha significado un incremento en la producción de líquidos y evitó la necesidad de efectuar mayores importaciones de diésel oil y gasolina especial. Los beneficiarios de este incremento de producción fueron las regiones, mediante el pago del IDH y regalías por parte de YPFB. La producción sin incentivos a este tipo de campos, implicaría mayores niveles de importación, generando fuga de divisas y por ende, una reducción de las Reservas Internacionales Netas.
 
LA NACIONALIZACIÓN, HISTÓRICA DECISIÓN
 
El 1º de mayo de 2006, el presidente Evo Morales promulgó el Decreto Supremo 28701 de Nacionalización de Hidrocarburos, el cual fija entre otros, el pago del IDH (32%), Regalías (18%) y una participación adicional para YPFB del 32%; éste último grava a aquellos campos que tuvieron una producción superior a los 100 millones de pies cúbicos diarios, durante la gestión 2005.
 
Esta participación adicional, permitió a YPFB contar con recursos para dar inicio a sus operaciones e inversiones, después de la Nacionalización. Asimismo, es importante aclarar que, el 32% correspondiente al IDH y las regalías del 18%, de acuerdo a la Ley de Hidrocarburos, se distribuye a las gobernaciones, municipios, universidades, Fondo Indígena y otros, de acuerdo a normativa legal en vigencia.
 
Sí bien se tuvo una coyuntura favorable, respecto a los niveles de los precios internacionales de los hidrocarburos (WTI), reflejados en los precios de exportación de gas natural a la Argentina y el Brasil; la Nacionalización y la firma de la Adenda de exportación a la Argentina en la gestión 2010, dieron un impulso significativo a las inversiones del sector; lo cual tuvo como resultado un incremento en la producción, que pasó de 35,62 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) promedio en la gestión 2006 a 59,78 MMmcd promedio en la gestión 2014; la cual, combinada al efecto precio, explica el incremento sustancial de los ingresos, que favorecieron fundamentalmente al TGE, gobernaciones, municipios, universidades, Fondo Indígena y otros.
 
La Nacionalización, el incremento de los ingresos por aumento en la producción, así como el manejo prudente de las finanzas de YPFB, han permitido incrementar el patrimonio de YPFB de $us 1.115 Millones en la gestión 2006, a $us 8.462 millones en la gestión 2014, representando un crecimiento de 758,93%; sus utilidades crecieron de $us13 millones en la gestión 2006, a $us 972 Millones en la gestión 2014, representando un crecimiento de 7.476%; lo cual, ha permitido a YPFB, constituirse en una empresa sólida y creíble en el contexto nacional e internacional; situación que motiva las visitas continuas de entidades financieras y organismos internacionales, que manifiestan su interés de financiar a YPFB, para proyectos de inversión a largo plazo.
 
Los niveles de inversión en la gestión 2006 fueron de $us 7 millones y en la gestión 2014 de $us 604 millones, que representa un crecimiento del 8.628,57%. Estos incrementos no hubieran sido posibles, sino se aplicaba el nuevo modelo económico del Estado Plurinacional, ya que, bajo el modelo anterior, las ganancias de las empresas privadas, se exportaban a sus países de origen permitiendo mejores condiciones de desarrollo con excedentes generados en el país; sin embargo, bajo el modelo actual, todas las ganancias generadas a partir de la nacionalización, son reinvertidas en el país, dando particular impulso a las actividades de industrialización.
 
 
 
LA INDUSTRIALIZACIÓN, UNA REALIDAD
 
Hoy, gracias a la nacionalización y al manejo prudente de los recursos de YPFB, ha sido posible incrementar de 140.000 beneficiarios de gas domiciliario en el 2006, a 2.335.540 beneficiarios en la gestión 2014; y lo más importante, ha permitido que la industrialización sea una realidad, con la construcción de la Planta de Río Grande (en operación), la Planta de Separación de Líquidos “Carlos Villegas Quiroga”, la planta de GNL (Gas Virtual), que entrarán en operación en los próximos meses y la Planta de Amoniaco y Urea, que iniciará operaciones la próxima gestión; con una inversión global de alrededor de $us1.930 millones.
 
Estas Plantas permitirán no solo garantizar el mercado interno con gas natural, sino ampliar el acceso al uso del gas domiciliario, a regiones alejadas y fronterizas del país; paralelamente, estas plantas, permitirán contar con excedentes suficientes para exportar Gas Licuado de Petróleo (GLP), a países como Brasil, Perú, Paraguay, Uruguay y otros. La Planta de Amoniaco y Urea revolucionará el sector agroindustrial, con el uso de este fertilizante en el sector agrícola y también permitirá generar excedentes en la producción de Urea, destinados a la exportación.
 
En síntesis, la industrialización está sentando las bases para cambiar el modelo de desarrollo económico, con un fuerte impulso a la industrialización, que permitirá transitar al país, de exportador de materias primas, a exportador de productos industrializados con alto contenido de valor agregado.

FUENTE: AN-YPFB

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar