Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

ALBA reconoce labor de Ecuador de apostarle a la energía limpia


Los principales cambios en energías renovables de Ecuador se han consolidado en Galápagos, con proyectos avanzados en energía eólica, fotovoltaica y de biocombustibles. Es el inicio del cambio de la matriz energética ecuatoriana hasta el 2020.


La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) reconoció la decisión del Gobierno de Ecuador por su programa de cambio de la matriz energética nacional para impulsar el uso de energía limpia en sus esfuerzos por aplacar el cambio climático.

Un comunicado difundido en la capital ecuatoriana, Quito, ALBA aplaudió el diseño en el país de acciones concretas para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera como los esfuerzos nacionales para reemplazar el gas licuado de petróleo por la energía hidroeléctrica en el área residencial.

El Consejo Político de ese organismo regional, creado en 2004 y al cual pertenece Ecuador, valora el hecho de que esta decisión convertirá a este en un país superavitario en cuanto a la generación de energía, con una potencia total instalada de dos mil 827 megavatios hacia 2017 y reducir la contaminación ambiental en un 39 por ciento respecto a 2006.

La Alianza regional respaldó la política nacional de incorporar el cambio de la matriz productiva y energética como uno de los objetivos de su planificación de desarrollo para alcanzar el Buen Vivir, erradicar la pobreza y lograr un desarrollo sostenible en armonía con la naturaleza.

Además, felicitó los proyectos en marcha de construcción de centrales hidroeléctricas y el uso de gas asociado en la producción petrolera, así como el uso masivo de cocinas a inducción en reemplazo de las que usan gas licuado de petróleo, proyecto emblemático que, afirma, “constituye un ejemplo para la región”.

La ALBA invitó a los países desarrollados, principalmente a los Estados Parte del Anexo I del Protocolo de Kioto, a incrementar y fortalecer sus compromisos y mecanismos de cooperación financiera, transferencia de tecnología y construcción de capacidades, para apoyar las políticas y acciones de los países en desarrollo en materia de mitigación y adaptación al cambio climático.

En 2009, los representantes de este bloque reunidos en Cochabamba, Bolivia, acordaron realizar esfuerzos de cooperación, complementación e integración regional en el desarrollo de modelos de eficiencia energética en la generación, la transmisión y el consumo, y en el desarrollo de energías renovables garantizando el acceso a los servicios de toda la población.

Un total de ocho proyectos hidroeléctricos están en construcción en esta nación andina, los que entrarán en operaciones hacia el año 2016; se trata del Coca-Codo-Sinclair, Sopladora, Minas-San Francisco, Delsintanisagua, Manduriacu, Mazar-Dudas, Toachi-Pilatón y Quijos; por otra parte, se inició la venta de cocinas eléctricas para la sustitución paulatina en el área residencial del uso del gas licuado.

Fuente: Telesur

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar