Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Petrobras e YPFB amplían contrato de gas interrumpible

Bolivia, Brasil El precio de exportación para el segundo contrato será con un precio de exportación referencial al de Argentina más un premio del 2% y 5% si se asegura la entrega diaria y semanal, indicó el presidente de YPFB.

El primer contrato interrumpible suscrito entre las petroleras YPFB y Petrobras para la compra y venta de 2,24 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas natural por 20 días, fue ampliado por similar periodo hasta el 26 de marzo, a través de una adenda al acuerdo inicial.

El gerente nacional de Comercialización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Mauricio Marañón, informó a La Razón que la adenda con Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) fue suscrito el 28 de febrero para el suministro de gas a la termoeléctrica de Cuiabá, en Brasil. El primer contrato interrumpible se firmó el 11 de ese mismo mes.

Esta ampliación obedece a que aún no se suscribió el contrato interrumpible de largo plazo, cuyos términos y condiciones fueron acordados con Petrobras y cuenta con la aprobación del directorio de YPFB.

“Dicho envío es posible debido a que Bolivia cuenta con producción adicional de gas natural no comprometida, lo cual generó el inicio de un proceso de negociación con Petrobras para establecer los términos y condiciones bajo las cuales YPFB suministrará volúmenes de gas natural en la modalidad interrumpible”, explicó el ejecutivo de la petrolera estatal.

La firma del contrato interrumpible de compra y venta de 2,24 MMmcd de gas natural entre YPFB y Petrobras se efectuó 1 de febrero de este año, y se fijó que el punto de entrega del energético será en San Matías y/o Mutún con destino a la termoeléctrica Mário Covas, situada en el Estado de Mato Grosso en la ciudad de Cuiabá de Brasil.

El 17 de febrero, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, informó que la comercialización de 2,24 MMmcd de gas para la termoeléctrica de Cuiabá, adicionales al contrato Gas Supply Agreement (GSA), comenzó el 15 de febrero y concluirá el 6 de marzo.

El contrato GSA entre Bolivia y Brasil fue firmado el 16 de agosto de 1996 en la ciudad de Río de Janeiro. Adicional. En esa misma fecha, el presidente ejecutivo de YPFB también anunció que el contrato interrumpible a largo plazo también será por 2,24 MMmcd de gas natural a Brasil. Sin dar fecha precisa, señaló que la venta será a partir de marzo de este año hasta diciembre de 2016.

Para la rúbrica del segundo contrato se gestiona la presencia del presidente Evo Morales y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff. La fecha y el país donde se suscribirá el documento serán dados a conocer en su momento, añadió Villegas ese día.

El precio de exportación para el segundo contrato será con un precio de exportación referencial al de Argentina más un premio del 2% y 5% si se asegura la entrega diaria y semanal, indicó el presidente de YPFB.

Tras la inspección al avance de obras en la refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba realizada ayer, acto del que participó el presidente Evo Morales, Carlos Villegas indicó que hasta el 26 de marzo, fecha en que fenece la adenda al contrato interrumpible, se harán “gestiones” para suscribir el segundo contrato de largo plazo por 2,24 MMmcd. “Esperamos que hasta el 26 podamos suscribir el contrato que va a abarcar de marzo de 2014 a diciembre de 2016”.

El presidente de YPFB indicó ayer que el precio del millón de la unidad térmica británica (BTU por sus siglas en inglés) de gas natural al momento se encuentra en $us 10,16.

Entrega del energético a Brasil. Volumen. El contrato GSA con Brasil establece un volumen mínimo de compra de 24 MMmcd de gas natural y un máximo de entrega de 30,08 MMmcd. Si se incluye el “gas combustible” de 1,5 MMmcd, Bolivia debe enviar 31,5 MMmcd.

Bolivia dejará de importar gasolina en 2015. Las obras de ampliación y construcción de plantas en las refinerías Gualberto Villarroel de Cochabamba y Guillermo Elder Bell de Santa Cruz permitirán, en 2015, bajar parcialmente la subvención del diésel y eliminar la subvención de la gasolina especial, que ya no será importada, anunció ayer el presidente de YPFB, Carlos Villegas Quiroga.

Aseguró que la ampliación de las refinerías y la construcción de una planta catalítica, una vez en funcionamiento, permitirán la reducción de subsidios. “Vamos a disminuir la importación de diésel en forma considerable y vamos a eliminar el 100% del subsidio de la gasolina”, precisó.

Explicó que por el tipo de petróleo liviano que existe en el país, “el único producto que quedaría en importación sería el diésel”. “Más o menos vamos a cubrir el 70% de la demanda y solo vamos a importar un 30 a 35%. Cuando entre en producción la planta catalítica, vamos a ser autosuficientes en gasolina”, dijo. En julio se inicia la construcción de la planta. Una vez concluida, el Estado se ahorrará US$450 millones por la subvención a la gasolina especial.

FUENTE: america economia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar