Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Guatemala: planta de energía Jaguar costará US$200M más

A pesar de los desacuerdos empresariales con China Machine New Energy Corporation y las disputas legales por el proyecto para generar 300 megavatios, el gerente general de JEG aseguró que siguen siendo los propietarios del proyecto.

La construcción de la planta de generación de energía con carbón, Jaguar, requerirá una inversión adicional de US$200 millones a los US$750 millones anunciados originalmente, explicaron ejecutivos de Jaguar Energy Guatemala (JEG).


Jorge Sarmiento, gerente general de JEG, dijo que en la primera evaluación que se ha hecho, luego de que dieron por cancelado el contrato con la empresa China Machine New Energy Corporation (CMNC), el 14 de diciembre del 2013, detectaron que ese monto es necesario para poder finalizar la obra.


A pesar de los desacuerdos empresariales con CMNC y las disputas legales por el proyecto para generar 300 megavatios (MW), Sarmiento aseguró que siguen siendo los propietarios del proyecto, tienen la posesión de este y que continúan con su labores para la construcción.

El gerente añadió que el contrato con CMNC se canceló debido a los constantes atrasos en la obra y que la compañía china amenazó con suspender el avance del proyecto si JEG no aceptaba sus reclamos que superaban US$1.500 millones y que significan tres veces el valor del contrato de construcción.


Entre los reclamos, mencionó que señalaban atrasos en la salida de maquinaria en aduanas, falta de contrataciones, trámites migratorios, además de falta de fondos.


Según Sarmiento, a la fecha se han invertido US$500 millones en la obra, y luego de retirar el contrato a la compañía china tendrán que asumir otros costos como pagos a proveedores, pagos laborales y nuevas contrataciones, entre otros rubros.


El ejecutivo señaló que el aumento de costo de la construcción no puede trasladarse a la tarifa al usuario porque el contrato con la distribuidora Energuate ofrece precios específicos.


Incertidumbre en fechas. El gerente de JEG dijo que aún está pendiente determinar si las dos unidades que conforman la planta podrán entregarse en septiembre o diciembre del 2014, o el 1 de mayo del 2015.


Sarmiento refirió que el avance de la obra es del 60% y que en la actualidad trabajan con 500 empleados; sin embargo, comentó que son necesarios más de dos mil personas para poder terminar el proyecto en tiempo.


En recientes declaraciones, CMNC manifestó que ante incumplimientos de JEG, pasaron a su poder los activos del proyecto Jaguar y el contrato para suministro de energía, por lo que están demandando en los tribunales que se les dé posesión de los activos, y a Energuate que les ceda los derechos del contrato. Además de que no hay incumplimiento por que tienen dos años a partir de junio del 2013 para entregar la obra.


Ejecutivos de la firma china indicaron que el avance es de 95% de la primera unidad y 60% de la segunda, y aseguraron que puede entregarlas en septiembre y diciembre próximos.


CMNC expone en un campo pagado publicado ayer que JEG y la propietaria de esta, AEI, les adeudan US$220 millones, en los que se incluyen US$140 millones que, según JEG, se les ha retenido con base al contrato y se les debe pagar hasta la sincronización de la planta.


Además de US$80 millones por equipos y materiales listos para ser embarcados desde China. Por el momento, las dos empresas no han solicitado un arbitraje en Singapur.


Interesados en ofertar energía. En busca de proveer energía eléctrica para el período 2014-2017, las distribuidoras de energía informaron que hay nueve empresas interesadas en la licitación abierta a corto plazo 1-2013.


Con ese proceso se pretende contratar el suministro eléctrico por hasta 540 megavatios (MW), más 169 de potencia que podrían ser divididos en periodos de un año, que comenzarían a utilizarse en mayo próximo.


Carlos Rodas, gerente de Comercialización de la Empresa Eléctrica de Guatemala, explicó que el 75% de lo requerido sería para esa compañía.


Dimas Carranza, director de Regulación de  Energuate, empresa que utilizaría la otra parte, señaló que se puede observar una tendencia hacia la reducción de las tarifas y la intención es adjudicar al menor precio posible.


Las ofertas en el proceso de licitación serán recibidas el próximo 5 de marzo.


La evaluación será también dividida en dos rondas de precios que integrarán la subasta, en donde también la Comisión Nacional de Energía Eléctrica presentará una oferta virtual que regularía el precio tope por adjudicar.


Energuate exige cumplimientos. Energuate, propietaria de las distribuidoras Deocsa y Deorsa, y a la cual JEG tiene que suministrar la energía,   ha pedido que informes  acerca de si se cumplirá con las fechas de entrega según la ampliación de contrato o si entrarán en incumplimientos;  esa información será brindada hasta febrero o marzo próximos, comentó JEG.       

Dimas Carranza, director de Regulación de Energuate, refirió que confían en continuar con la vigencia del contrato, pero  que derivado del retraso de las operaciones, JEG ha tenido que pagar US$21,5 millones en penalidades y aún deben pagar otros US$6,5 millones.


Ese dinero es utilizado para estabilizar las tarifas ante el impacto que supondría el incumplimiento del suministro de energía. Del dinero que ha aportado JEG  aún se tienen disponibles para el próximo ajuste trimestral Q92 millones.

FUENTE: América Economía 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar