Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Columnas criogénicas llegan para Gran Chaco

Son trasladadas desde Argentina en convoy de camiones de alto tonelaje

Dos “gigantescas columnas” criogénicas de al menos 64 metros de longitud son trasladadas a Yacuiba, Tarija, región donde se construye la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco, informó el martes el gerente General de Plantas, Proyectos y Petroquímica de YPFB, Mario Salazar.


Las columnas son parte de los sistemas de procesamiento con los que contará la Planta Gran Chaco. El complejo tendrá un área criogénica en la que se efectuará la separación de líquidos de la corriente de gas natural que se envía a Argentina. Contará con columnas criogénicas y de fraccionamiento para la obtención de etano, Gas Licuado de Petróleo (GLP), isopentano y gasolina.

“El área de fraccionamiento es aquella donde se realizará la separación de estos productos. Todo este proceso múltiple de separación se llama fraccionamiento, ahí está la importancia sobre todo de la torre mayor que tiene 64 metros de longitud y un diámetro de 8 metros. Realiza la primera separación de líquidos en el área criogénica”, explicó Salazar.

Complejo. Las columnas se trasladan en un convoy compuesto por camiones de alto tonelaje y vehículos de escolta desde Puerto Zárate, República Argentina hacia la planta Gran Chaco. Las columnas fueron construidas en España por encargo de la empresa Técnicas Reunidas, que es la que ejecuta las obras en el municipio de Yacuiba, informó el director del Proyecto Gran Chaco, Armin Torrico. Actualmente, las columnas de proceso se encuentran en la localidad de Aguaray, Argentina, próxima a Yacuiba, distante a 20 kilómetros de la frontera boliviana.

“Al momento estamos avanzando con prefabricados en Santa Cruz, tenemos hasta la fecha un avance importante de soldadura ya realizadas y próximamente estamos preparando la incorporación de todo el equipo de montaje mecánico en obra”, manifestó.

La Planta Gran Chaco será una de las tres más grandes de la región en cuanto a capacidad, junto a la de Bahía Blanca en Argentina y Camisea en Perú. La Planta Gran Chaco tendrá una capacidad de procesamiento de 32 millones de metros cúbicos día de gas.

Otras columnas, como la deetanizadora, debutanizadora y deisopentanizadora también son trasladadas por la misma ruta hasta el complejo separador de líquidos. Las fundaciones para equipos de proceso están completadas.

El gas rico que contiene metano, etano, propano, butano, CO2, H2O y otros compuestos que proceden de los megacampos Sábalo, San Alberto y Margarita alimentarán a este complejo a través del Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA). El gas natural ingresará a la planta pasando primero por unidades de Filtrado y Secado para eliminar impurezas.

FUENTE: La Razón

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar