Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Probabilidad de éxito en prospectos de Lliquimuni llegan hasta el 14%

Las probabilidades de éxito geológico en los prospectos de Lliquimuni Norte (LQMN – X1) y Lliquimuni Centro (LQMC – X1) alcanzan el 12% y 14% respectivamente, según Naim Issa, líder del Proyecto Internacional Bolivia de YPFB Petroandina.
“El resultado se obtuvo con una metodología que consiste en tomar los valores de cada uno de elementos del sistema petrolífero, multiplicarlo, generar el resultado y de esta manera evaluar la probabilidad de éxito del proyecto”, afirmó Issa en el taller Recursos Gasíferos Convencionales y No Convencionales que organizó en Santa Cruz, Bolivia, la Asociación Regional de Empresas del Sector Petróleo, Gas y Biocombustibles en Latinoamérica y el Caribe (Arpel), con el auspicio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Se tomaron en cuenta los parámetros de trampa, reservorio, carga y retención para realizar esta evaluación en el bloque Lliquimuni, ubicado en la zona centro oeste del Subandino Norte boliviano (norte de La Paz).
De acuerdo a la estimación de volúmenes, Issa indicó que se espera descubrir recursos en ambos prospectos de 54,2 millones de barriles de petróleo y 0,7 TCF (trillones de pies cúbicos, por su sigla en inglés) de gas.

En los indicadores económicos, Lliquimuni Norte y Sur cuentan con un valor presente neto (VPN) de $us 363,9 millones y una tasa interna de retorno de 16,5%.
El proyecto incluye 16 pozos de producción, dos de exploratoción y tres delineadores, además de infraestructura para el transporte de gas.

Sísmica 3D resultaba antieconómica La prospección sísmica 2D del Bloque Lliquimuni, es considerada la más grande, entre los estudios realizados hasta el momento, con un trabajo de campo en 1.093 kilómetros lineales.
Ante la consulta, del porque no se realizó una sísmica 3D, Issa indicó que no era viable económicamente para el proyecto y que los datos obtenidos con la adquisición 2D fueron importantes para el desarrollo del mismo.

“Tomar una sísmica 3D con las mismas especificaciones el mismo peso de la 2D era antieconómico”, puntualizó.
La adquisición sísmica fue iniciada en 2008 en las estructuras potenciales LQMN – X1 y LQMC – X1 finalizó en marzo de 2010.

Su procesamiento y reprocesamiento estuvo a cargo de empresas como la venezolana Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

FUENTE: HIDROCARBUROS BOLIVIA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar