Boletin Semanal

Suscribirse aqui
El anuncio realizado por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de poner en marcha su anunciada reforma del sector energético, ha ocasionado un sismo mediático y expectativas diversas.###
perfiles main


Pemex
y, ¿su
anunciado
abandono
del Estado?


En septiembre comienza el debate formal sobre la reforma energética en México, un país con un claro monopolio del Estado en las actividades del sector. La propuesta implicaría, en el área de los hidrocarburos, una apertura al capital privado para reponer reservas probadas de petróleo y gas, incrementar la producción actual de petróleo de 2.5 millones de barriles diarios, a tres millones en 2018 y a 3.5 millones en 2025 y; en el sector eléctrico, reducir costos y lograr un mayor acceso de la población a la electricidad, vía la sustitución de generación de combustóleo y diésel, por una generación limpia y de gas natural.

 

Vesna Marinkovic U.

El anuncio realizado por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de poner en marcha su anunciada reforma del sector energético, ha ocasionado un sismo mediático y expectativas diversas. Plantea la modificación de los artículos 27 y 28 de la Constitución para permitir la inversión privada, a través de contratos de utilidad compartida, en la exploración y extracción de petróleo, y también lograr la apertura de la petroquímica básica, la refinación y la electricidad.

La propuesta implicaría, a partir de la reforma al Artículo 27, una apertura al capital privado en el procesamiento de gas natural y la refinación del petróleo, el transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de dichos productos y sus derivados, así como la supresión del monopolio en la petroquímica básica, al modificar el artículo 28 de la mencionada normativa.

El argumento es la urgencia de inversión privada para reponer las reservas probadas de petróleo y gas, además de una flexibilización impositiva para los inversionistas que permitiría la restitución de dichas reservas superiores al ciento por ciento e incrementar la producción actual de petróleo de 2.5 millones de barriles diarios, a tres millones en 2018 y a 3.5 millones en 2025 y, en el sector, eléctrico, reducir costos y lograr un mayor acceso de la población a la electricidad, vía una matriz energética más limpia.

LOS DETALLES

El diario estadounidense Wall Street Journal, señaló que: “Si las enmiendas constitucionales que propone (Peña Nieto) pasan en el Congreso será un hito en la modernización económica del país que no se ha visto desde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte de 1994”, y calificó de “extraordinaria” la propuesta presidencial.

Con todo, el análisis de este medio norteamericano ha dejado entrever que “todavía falta delinear los detalles, respecto de los impuestos que las empresas deberán pagar al Estado”. En esta misma línea, Carlos Miranda, analista energético boliviano, sostiene que: “El diablo siempre está en los detalles, lo que hace suponer que la batalla política interna recién comienza”.

EL COMPORTAMIENTO DEL MERCADO

Según un reporte de El País de España, aunque los mercados reaccionaron en un inicio de forma negativa al anuncio de la reforma energética – la Bolsa Mexicana de Valores cerró, inmediatamente después del anuncio presidencial con una pérdida del 1,23% - instituciones de investigación financiera habrían aplaudido los puntos señalados en la iniciativa.

“En nuestra opinión, el hecho de que la propuesta busque atraer inversión privada mediante dichos contratos y no mediante la figura de las concesiones no representa, necesariamente, una desventaja. Esto por dos razones: los contratos pueden ser diseñados para que tengan una eficacia similar a la que tienen las concesiones, y pueden incluso otorgar mayor seguridad jurídica”, habría indicado en un comunicado la filial del banco español BBVA en México, según este medio de prensa.

El País acota que el BBVA sostiene que el Gobierno mexicano ha estimado que la aprobación de la reforma energética y su puesta en marcha podrían generar, en los próximos cuatro años, un aumento del 1% del PIB.

perfiles 2

Pemex en cifras


Pemex, creada el 7 de junio de 1938, es la mayor compañía de México y, en razón de sus ingresos, la décimo tercera mayor empresa del continente americano.

 

A nivel mundial se ubica por sus ingresos en el sitio 34 de las mayores empresas. Se formó a partir de la expropiación de 17 empresas inglesas y estadunidenses el 18 de marzo de 1938. Pemex se convirtió en uno de los más importantes exportadores de crudo en 1974, gracias a los descubrimientos y explotación del yacimiento de Cantarell, en la Sonda de Campeche en el Golfo de México, cuyas reservas alcanzaron los 40.194 millones de barriles.

 

En 2012 obtuvo ingresos totales por 126 mil millones de dólares, el mayor nivel de su historia debido a la estabilidad de su plataforma de explotación y a los altos precios internacionales del crudo, lo que supuso un incremento del 28.9 % respecto a los 98.200 millones de dólares de 2008.

No obstante, sus ingresos distan mucho de los registrados por las petroleras estadounidenses Exxon Mobil, con 452.900 millones de dólares, y Chevron, con 245.600 millones de dólares.

La brasileña Petrobras, que en 1997 dejó de ser un monopolio para convertirse en una empresa mixta con un 38 % de su capital en manos del Estado y el resto en manos privadas, registró el año pasado ingresos de 145.900 millones de dólares. Pemex es una empresa rentable cuyos ingresos brutos sumaron 62.600 millones de dólares en 2012, mientras que su rendimiento antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización (ebitda) ascendió a 88.000 millones de dólares.

Sus ingresos son equiparables a la suma de los ingresos de las cinco principales compañías privadas del país: América Móvil, Walmart de México, Femsa, Cemex y Alfa, de acuerdo con un listado de la Bolsa Mexicana de Valores.

Desde su origen, Pemex se convirtió en la columna vertebral de las finanzas públicas y ha aportado desde entonces más de una tercera parte de la recaudación fiscal.

Fuente: El Excelsior


TODO EL RIESGO LO PAGA MÉXICO

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en una entrevista que concedió a SDPnoticias sostuvo que: “México es uno de los pocos países en los que no se permite la participación del sector privado o se permite sólo a través de contratos de servicios, en los cuáles el particular hace lo que Pemex le dice y al particular se le paga”.

 

Confirmando que el declive en la producción petrolera en México es la causa fundamental para esta reforma, Videgaray asegura que: “Ha declinado nuestra producción petrolera, ya que de haber llegado a producir 3.1 millones de barriles diarios, actualmente alcanzamos 2.5 millones de barriles diarios y con una inversión mucho más grande de la que hacía antes Pemex”.

En este marco, ha precisado que “Pemex invierte más que en ningún momento de su historia, 20 mil millones de dólares al año y saca apenas lo mismo que hace dos o tres años, mucho menos que hace ocho o nueve años”.

“Para restituir las reservas y para producir más se necesita muchísimo capital: Hoy Pemex invierte 20 mil millones de dólares al año y nuestra estimación es que requeriríamos entre 20 y 30 mil millones adicionales para tener una política petrolera de restitución de reservas y de una explotación racional del petróleo”, ha señalado Videgaray a SDP Noticias.

Según del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en materia petroquímica, la reforma debería implicar la liberalización de los precios de la petroquímica básica, confiriéndole a Pemex, mayores oportunidades de competitividad.

DATOS

perfiles 3

México inicia el 2013 con una población oficial de 117 millones de habitantes la mayoría de los cuales tienen como lengua materna el español, al que el Estado federal reconoce como lengua nacional junto a 67 lenguas indígenas propias. Es el undécimo país más poblado del mundo. La palabra México, para algunos estudiosos significaría ‘el ombligo de la luna’.

Está situado en la parte meridional de América del Norte. Limita al norte con los Estados Unidos de América, al sureste con Belice y Guatemala, al oriente con el golfo de México y el mar Caribe y al poniente con el océano Pacífico. Es el décimo cuarto país más extenso del mundo, con una superficie cercana a los 2 millones de Km cuadrados. Obtuvo el lugar 61 en el Índice de Desarrollo Humano del 2013 del PNUD, por debajo de Uruguay, Cuba y Panamá.

Fuente: Wikipedia, PNUD y agencias.


HISTORIAS SIMILARES

La historia de México en materia petrolera no difiere mucho de las historias de otros países de la región; ricos en materias primas y con poca disponibilidad de inversión y tecnología para encarar proyectos millonarios de exploración y explotación.


En 1901, el Presidente Porfirio Díaz aprueba la Ley del Petróleo que otorga amplias facilidades a la inversión privada nacional y extranjera para impulsar la exploración y explotación en terrenos de propiedad federal, de acuerdo al portal www.mexicomaxico.org.


Esta fuente indica que en abril de 1904 se perforó el pozo La Pez No. 1, considerado el primer pozo comercial en México y que en 1906 la empresa de ingeniería de W. D. Pearson recibe una concesión para explorar y explotar por 50 años en el estado de Veracruz, en el marco de un contrato que asigna al Gobierno el 7% de regalías por toda la producción y al Estado de Veracruz el 3%.

Agrega que en 1911, se da un importante incremento en el volumen de producción y se procede a las exportaciones de petróleo mexicano a Estados Unidos, Europa y América Latina, afianzando su imagen de segundo productor mundial de petróleo, a partir de lo que fue más tarde el descubrimiento de yacimientos terrestres en la zona denominada la “Faja de Oro”.

Según esta fuente, en 1916 ya se concluía en que uno de los pozos más espectaculares en los anales petroleros, no sólo de México sino del mundo, fue el Cerro Azul No. 4. “Su producción dice se habría estimado en 260,000 barriles diarios y perteneció a la empresa Huasteca Petroleum Company”.

Refiere que después de un largo período de manejo privado del sector, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos promulgada en Querétaro, restituye a la Nación, en su Artículo 27, la propiedad absoluta sobre todas las riquezas del subsuelo. Sin embargo, explica que “por cuestiones de índole político y lucha por el poder”, esta determinación tuvo que posponerse por muchos año hasta que en 1925, una vez que al auge del petróleo había terminado, pudo ser promulgada por Plutarco Elías Calles.

Acota que, a partir de 1921, se dio una época de “febril actividad petrolera”, que tuvo una trayectoria ascendente hasta llegar a una producción de crudo de poco más de 193 millones de barriles anuales. Acota que tras el boon de los años 20 la producción petrolera llega a un mínimo histórico de 31 millones de barriles. Las reservas totales de petróleo ascienden, a marzo de 2010, a 44.5 MMB, (miles de millones de barriles).

 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar