Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

ANH decide ampliar por dos semanas etiquetado

Al final, la ANH decidió ampliar por dos semanas el plazo para que los vehículos sean etiquetados con el B-Sisa que servirá para el control de la venta del combustible, anunció anoche Delfín Arias, responsable de Comunicación del programa informático.
“Debido a la alta demanda que hubo decidimos ampliar (el programa) por dos semanas a partir de mañana”, dijo Arias. Una vez que la ANH tenga el reporte nacional del número de vehículos que fueron etiquetados se anunciarán otras medidas complementarias durante esta jornada.

El proceso de etiquetado del B-Sisa ( Boliviana de Sistemas de Autoidentificación) comenzó el 20 de mayo y debía finalizar ayer, pero las largas filas y la alta demanda obligaron a que esa repartición amplíe hasta la última semana de agosto el plazo con los mismos 60 puntos fijos en igual número de estaciones de servicio de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca, Tarija y Potosí, donde se puede recabar el sticker. En tanto, en Beni y Pando operarán brigadas móviles. Cobertura.

“Nuestra intención es copar al 100% del parque automotor de todo el país”, insistió Arias. Hasta el viernes, el 86% de los vehículos fue etiquetado. Hasta ayer 120 estaciones de las 540 en todo el país ya transmitían información, que la ANH procesará y pasará a la Aduana Nacional.

“Tendremos las listas de los motorizados que cargan gasolina dos, tres y hasta cuatro veces en un día para que así la Aduana intervenga”, adelantó Arias. Durante la jornada de ayer hubo reclamos de algunos propietarios de automóviles. “Fui a la estación de Volcán en la avenida Montes, pero no estaban registrando, por eso me vine aquí”, dijo Óscar, desde el interior de un minibús en la gasolinera ubicada frente a Bomberos. A la zona Ballivián, de Alto Lima, tampoco llegaron los funcionarios del B-Sisa.

“Aquí estaban registrando, pero ahora no hay nada, tendré que ir a Río Seco”, señaló Javier, un chofer alteño. En tanto, en la estación de la plaza Triangular, de Miraflores, una decena de coches hacían fila. “Ya tengo mi etiqueta, todo fue muy rápido”, sostuvo Freddy, un padre de familia.

Paralelamente, en tres semanas comenzará el etiquetado de los chips B-Sisa a unas 240.000 motocicletas de todo el país. “Estamos en pleno proceso de licitación para tener las etiquetas que podrían adherirse a los manubrios de las motos”, adelantó ayer el responsable de Comunicación.

La nueva etiqueta tendrá las mismas características técnicas que las que fueron puestas a los vehículos de cuatro ruedas y transmitirán también información a la Aduana a través de la radiofrecuencia. La tercera etapa del programa que impulsa la Agencia Nacional de Hidrocarburos será el etiquetado de la maquinaria pesada, que, principalmente, se encuentra en el oriente.

“Es posible que haya mayor dificultad por estar en diferentes lugares, pero el B-Sisa está listo”, advirtió Arias. Con estos sistemas se espera evitar el contrabando de combustibles subvencionados que son comercializados ilegalmente.






FUENTE
LA RAZÓN


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar