Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Represas: los perdedores amenazan con impugnaciones

La licitación de la megaobra de las represas santacruceñas que ganó el consorcio del grupo chino Gezhouba y la local Electroingeniería (G-E) entró en zona de turbulencia.
Tras tomar vistas de las propuestas en juego, los tres grupos que compiten con la dupla G-E indicaron que hay varios puntos oscuros y que van camino a impugnar el “orden de mérito” que elaboró la comisión evaluadora de las ofertas que depende del ministro de Planificación, Julio De Vido.

Según los técnicos oficiales, la mejor oferta fue la de G-E que alcanzó un costo total de $ 22.925 millones y un Valor Presente Neto (VPN) negativo de $ 280 millones.

Segundo quedó Helport(grupo Eurnekian)-Panedile, con un precio de $ 27.202 millones y un VPN negativo de $ 1.351 millones. Y último, el grupo Sinohydro-Austral (del empresario K. Lázaro Báez) con una oferta de $ 26.982 millones y un VPN negativo de $ 6.221 millones.

En tanto, la cuarta propuesta en danza de Pescarmona-Odebrecht fue desestimada por no contar con el financimiento firme que exigia el pliego. Los tres consorcios perdedores coincidieron en atacar dos puntos clave de la oferta de G-E: * La “carta de descuento” del 17,4% que presentó a último momento y que le permitió tener el precio más bajo*.

La condición de que el Estado abone parte de la obra en una cuenta en el exterior. Con respecto a la “oferta con descuento”, el principal cuestionamiento es que no se ajustaría al pliego y que resulta “inválida” porque prevé pagos en el extranjero que no estaban contemplados en las reglas licitatorias.

Además, en el caso de Pescarmona-Odebrecht podría haber un reclamo adicional para que el Gobierno admita su esquema de financiamiento tal como hizo con los restantes grupos que presentaron propuestas crediticias condicionadas y sujetas a la obtención de la obra.

Por su parte, desde el grupo G-E salieron a defender su oferta y destacaron que “el descuento ofrecido constituye una práctica habitual en este tipo de licitación y no viola el pliego, ni el principio de igualdad entre los oferentes”.

Con respecto a los pagos fuera del país, los voceros del consorcio asiático-argentino señalaron que esa operatoria está prevista en el pliego y corresponde “a los pagos de bienes y equipos que los bancos harán a los proveedores chinos que cuentan con financiamiento de promoción de sus exportaciones” Los grupos en pugna tienen hasta el viernes para seguir revisando la “letra chica” de las ofertas.

Después, contarán con tres días para presentar impugnaciones antes de que el Gobierno resuelva la adjudicación definitiva de la millonaria obra energética.






FUENTE
CLARIN

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar