Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Rusia lidera las reservas de petróleo de pizarra bituminosa en el mundo

Este petróleo, en su práctica totalidad, es de difícil acceso y extracción, por lo que todavía queda por ver si su producción podría resultar económicamente rentable. Estos son los datos presentados por la EIA.

La Administración de Información de Energía de EE UU (EIA, por sus siglas en inglés) acaba de publicar su primera evaluación de las reservas, técnicamente recuperables, de petróleo de pizarra bituminosa y de gas de esquisto de la mayoría de los países productores de petróleo.

Según sus resultados Rusia posee las mayores reservas de petróleo de pizarra bituminosa en el mundo y ocupa el noveno lugar en cuanto a las reservas de gas de esquisto. Financial Times informa que las reservas mundiales del petróleo de pizarra bituminosa podrían cubrir durante más de 10 años las necesidades energéticas del mundo entero.

La EIA estima que el total de las reservas de petróleo de pizarra bituminosa ronda los 345.000 millones de barriles, de los cuales 75.000 millones se encuentran en el territorio de Rusia; 58.000 millones en los Estados Unidos y 32.000 millones en China. Los expertos estadounidenses creen que en Rusia casi todas las reservas de petróleo de pizarra bituminosa se concentran en los yacimientos petrolíferos de la Formación Bazhénov y en Siberia occidental.

Sin embargo, según señalan los especialistas, se trata de depósitos de difícil acceso y extracción. De todas las reservas de petróleo de pizarra bituminosa sólo son extraíbles un 6%, como máximo, y eso si no se tiene en cuenta la cuestión de rentabilidad económica de semejante empresa. En los próximos años, varias compañías rusas y extranjeras, tienen previsto emprender el desarrollo y explotación experimentales de esos yacimientos: Lukoil, Rosneft junto con ExxonMobil, y Gazpromneft junto con Shell.

En Estados Unidos, en cambio, el petróleo de bizarra bituminosa ya ha llegado a formar el 30 % del total de la producción petrolífera del país, gracias a la amplia implementación de la fracturación hidráulica con perforación direccional. Han sido precisamente las reservas de esquisto las que ayudaron a mantener el precio del barril de crudo alrededor de 120 dólares, a pesar de las sanciones contra Irak.

En cuanto al gas de esquisto, se estima que sus reservas en todo el mundo asciendan a 206 billones de metros cúbicos. En esta categoría, los que encabezan la lista de reservas son China (con un total de 32 billones de metros cúbicos.), Argentina (con un total de 23 billones de metros cúbicos) y Argelia (con 20 billones de metros cúbicos). Estados Unidos, líder mundial en la producción de gas de esquisto, ocupa el cuarto lugar, con 19 billones de metros cúbicos.

Por su parte, Rusia – que posee las mayores reservas del mundo de gas natural – se coloca en el noveno puesto, con 8 billones de metros cúbicos. Financial Times destaca que las estimaciones de la EIA conciernen exclusivamente a las reservas técnicamente explotables, y que la agencia estadounidense advirtió desde el principio de que se trataba de unas estimaciones 'aproximadas'. Además, en ellas no se incluyeron las formaciones de esquisto potenciales, incluidas las de Oriente Medio y las del Mar Caspio.

“El informe señala un significativo potencial de aumento de la extracción de petróleo de pizarra bituminosa y de gas de esquisto. Pero sólo el tiempo dirá hasta qué punto semejante crecimiento es factible desde el punto de vista económico”, dijo el director de EIA Adam Sieminski.


FUENTE
RUSIAHOY.COM

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar