Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

YPFB destina Bs 36 millones para el cierre técnico de siete pozos

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos destina este año 36 millones de bolivianos para el cierre técnico de siete pozos en Sanandita que amenazan con contaminar el medio ambiente, informaron la Dirección Nacional de Medio Ambiente y la Gerente Nacional de Exploración y Explotación de la estatal petrolera.

“Para la presente gestión está planificada la implementación de una fase ampliatoria de remediación ambiental, que incluye siete pozos en estado de riesgo, cuya atención fue demandada por las organizaciones sociales y fue priorizada de manera participativa”, señalaron los ejecutivos de YPFB.

El proyecto ampliatorio incluye: rehabilitación de caminos y planchadas, abandono de los pozos SAN-2, 9, 17, 26, 28 y 32 del Campo Sanandita, además, del pozo S/N de la comunidad de Itavicua, remediación de suelos contaminados, en la microcuenca quebrada Tucán o Hedionda, restauración y abandono de áreas intervenidas.

YPFB asumió la responsabilidad de dar solución efectiva a los problemas ambientales ocasionados por actividades hidrocarburíferas que se iniciaron en 1926 hacia adelante y las cuales fueron desatendidas y olvidadas sin un abandono técnico y ambiental adecuado, por lo que estas actividades generaron contaminación en la zona y se convirtieron en pasivos ambientales hidrocarburíferos.

Por ello, YPFB previa identificación y priorización de estos pasivos ambientales junto a organizaciones sociales del lugar, dio inicio en abril del 2011 al Plan de Remediación de los pozos SAN – 31 y SAN –X3 del Campo Sanandita. El Área Sanandita ubicado en el Departamento de Tarija, Provincia Gran Chaco, Municipio de Yacuiba fue un campo antiguo productor de petróleo, que actualmente se encuentra abandonado.

La primera perforación de pozos en la zona data de la década del 20, siendo que las últimas actividades se reportan hasta 1982. Dada la antigüedad de la actividad petrolera en esa zona, la inestabilidad del terreno, la ausencia de regulación ambiental y la tecnología de esa época, dieron como resultado que varios de estos pozos, presenten en la actualidad, fugas de petróleo y gas en superficie causando deterioro ambiental y continuos reclamos de los pobladores locales y de los coadministradores del Parque Aguaragüe.

Ante este hecho, YPFB asume la responsabilidad ambiental y social de los pasivos existentes en Sanandita y realizó las gestiones técnicas, financieras, administrativas y ambientales para la atención de aquellos pozos que generan impacto ambiental.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar