Boletin Semanal

Suscribirse aqui
De Castro se ha consolidado como un referente en el sector eléctrico del Brasil. También destaca por su actividad académica vinculada a la integración energética en la región. En este diálogo exclusivo con ENERGÍABolivia, acentúa la importancia de una base física efectiva y concreta para la integración Latinoamericana, precisando que no se puede crear y consolidar un espacio económico integrado, sin generar una nueva racionalidad económica. ###


De Castro se ha consolidado como un referente en el sector eléctrico del Brasil. También destaca por su actividad académica vinculada a la integración energética en la región. En este diálogo exclusivo con ENERGÍABolivia, acentúa la importancia de una base física efectiva y concreta para la integración Latinoamericana, precisando que no se puede crear y consolidar un espacio económico integrado, sin generar una nueva racionalidad económica.


Navel Arroyo


1Profesor, la integración energética en la región pasa por una articulación geoestratégica de los países?

El proceso de integración del sector energético en América Latina está insertado en un contexto bastante complejo, teniendo en cuenta las diversas variables que lo constituyen como la diversidad política institucional de los diversos países, la asimetría de intereses, la seguridad jurídica, el sistema regulatorio, el sistema de comercialización de energía y la operación integrada de los sistemas eléctricos.

Se puede afirmar que la agenda de integración energética de América del Sur presenta, entre otras, la dificultad de la armonización de los mercados y de las legislaciones de los países, así como acuerdos entre operadores del sistema y el establecimiento de tratados entre los Estados. La construcción de un marco institucional con reglas transparentes, coherentes y consistentes se torna crucial para la percepción de la realización, del mantenimiento y de la expansión de las inversiones en los sectores energéticos de la región.

2Distingue usted tendencias de agrupación en torno a una gestión de los recursos energéticos en la región?

En América Latina, dada la relativa abundancia de recursos naturales, el bajo nivel de actividad económica y las dificultades de carácter político e institucional, hizo que las iniciativas de integración energética fueran bastante incipientes. Los proyectos de integración desarrollados son básicamente emprendimientos bilaterales, en especial de los grandes aprovechamientos hidroeléctricos binacionales en ríos fronterizos, como es el caso de ITAIPU entre Brasil y Paraguay, Yacyretá entre Paraguay y Argentina y la hidroeléctrica de Salto Grande entre Argentina y Uruguay. A estos grandes proyectos se suma el gasoducto Bolivia – Brasil y las interconexiones eléctricas entre diferentes países de la región.

Actualmente la tendencia sigue siendo la misma, proyectos de integración bilaterales especialmente en la explotación de recursos hídricos en ríos fronterizos.

3Cuáles deberían ser los pilares de una integración energética en la región?

Un primer pilar sería la disponibilidad de recursos naturales, renovables o no. Es a partir de la cuantificación de la dotación potencial de recursos naturales que se definen los criterios técnicos y específicos y la forma de utilización de estos recursos.

El segundo pilar hace referencia a la tecnología, existente o potencial, que se caracteriza como el elemento que delimita las posibilidades de identificación y explotación de los recursos naturales. Es decir, dada la dotación de recursos naturales se usan, o de desarrollan, tecnologías para explotar estos recursos al menor costo medio posible.

El tercer pilar hace referencia a los mercados existentes, que involucra la estructuración de la cadena productiva, la estructura y diseño del mercado. Esto delimita las posibilidades económico-financieras de los anteriores dos puntos.

Y, finalmente, el marco institucional, que hace referencia a las reglas, leyes y mecanismos de regulación. En resumen, todas las formas de intervención del Estado en esta actividad económica, tanto en la esfera de las políticas públicas, como en el ámbito jurídico-regulatorio. Cabe destacar que estos cuatro pilares son interdependientes.

PERFIL

Es profesor del Instituto de Economía de la Universidad Federal de Río de Janeiro-UFRJ desde 1975. Imparte cursos de pregrado y posgrado en la industria de la energía. También coordina el Grupo de Investigación del Sector Eléctrico-Gesel sobre proyectos y documentos de subastas, regulación, financiamiento y financiamiento empresarial de esta industria; y sobre el Gobierno Corporativo del Sector Público.

Es autor de innumerables artículos sobre el sector eléctrico y la integración energética en la región, publicados en revistas y sitios web especializados y forma parte del staff de articulistas de la revista ENERGÍABolivia.

4Considera usted que Brasil podría liderar procesos de integración energética en América del Sur?

El Brasil tiene todas las condiciones para liderar el proceso de integración energético. Primero su ubicación estratégica como punto de encuentro de las principales cuencas hidrográficas del continente y, además, el hecho de compartir frontera con 10 de sus 12 países vecinos en América del sur. Segundo, su avanzada y exitosa experiencia en el diseño de sistemas de generación y distribución de energía eléctrica en largas distancias, creando e integrando un sistema eléctrico de dimensiones continentales y en condiciones de modicidad tarifaria. Tercero, la rica diversidad de la matriz brasilera, capaz de combinar e integrar fuentes alternativas, sobre todo renovables.

Y por último, destacar que el Brasil tiene excelentes condiciones de financiamiento, sobre todo vía BNDES, de proyectos de infraestructura de gran envergadura tanto en el país como en el exterior.

5Será necesario apostar por la integración energética como un paso a la integración regional?

La integración económica y productiva de América del Sur pasa necesariamente por la priorización de las inversiones en el sector de infraestructura que cree sinergias y una base física efectiva y concreta para la integración.

Se debe reconocer que no podrá existir integración regional efectiva se no se comienza por la integración productiva física. No se puede crear y consolidar un espacio económico integrado sin generar una nueva racionalidad económica.

Es necesario que la integración productiva este asentada en bases sólidas y dentro de una perspectiva de integración de mercados de la región, pues, en caso contrario, prevalecerá la lógica económica clásica, centrípeta.

...Se pude afirmar que la agenda de integración energética de América del Sur presenta, entre otras, la dificultad de la armonización de los mercados y de las legislaciones de los países,


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar