Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

García Linera dice que Huanuni rinde menos que YPFB y ENTEL



OBSERVACIÓN La empresa estatal cumple 14 días de paro en demanda de mejor renta. Se reporta pérdida de medio millón de dólares por día.


Las instalaciones del actual ingenio de la empresa estatal.

El vicepresidente Álvaro García Linera cuestionó ayer la baja rentabilidad que genera la Empresa Minera Huanuni (EMH) para el Estado en comparación con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL).

En una entrevista con la red de medios gubernamentales, informó que la empresa genera siete millones de dólares por año con 4.700 trabajadores; mientras que YPFB, en similar tiempo, reportó 4.200 millones de dólares con 3.000 trabajadores y ENTEL, con cerca a 1.000 trabajadores, 680 mil dólares.

“Desde 2007 hasta 2012, Huanuni sólo le dio (al Estado) 47 millones de dólares, es decir que por año destinó siete millones de dólares, ni siquiera de ganancias, sino de impuestos. Las utilidades de YPFB y de ENTEL, esta última que es una empresa pequeña, dieron más ganancias que Huanuni. No está bien, no es justo, no es una empresa que le está dando pérdidas al Estado, sino que no genera lo que el Estado requiere”, afirmó la autoridad.

Mencionó que las causas de esta situación son la baja productividad y los altos costos laborales; en este último caso dijo que, en promedio, en la empresa los mineros ganan 13.400 bolivianos.

El viernes, el Gobierno admitió que la productividad de cada minero de Huanuni no llega ni a la mitad en relación a cuando dependía de una firma privada.

Según datos oficiales, entre 2000 y 2005 el promedio de rendimiento de trabajador era 4,43 toneladas métricas finas (TMF), pero luego de su nacionalización, en octubre de 2006, cayó a 1,99 TMF por minero, es decir producía más mineral con menor cantidad de personal.

El lunes, el ministro de Minería, Mario Virreira, reveló que en marzo de este año más de 450 trabajadores de la minera perciben salarios desde 15.000 hasta 50.000 bolivianos.

Para el Vicepresidente, el trabajo de los mineros es sacrificado, pero la escala salarial no coincide con las políticas de una empresa estatal que trabaja para proyectos que beneficien a los bolivianos y no a privados.

Los trabajadores acatan desde hace dos semanas un paro convocado por la COB que demanda el aumento de la renta de jubilación hasta 4.800 bolivianos.

Los mineros justifican los altos salarios que se les paga debido a que esta labor es pesada y además indican que el Estado les debe más de 75 millones de dólares por los Certificados de Devolución Impositiva (Cedeim) desde 2010, desde esa fecha la minera entrega estaño para su fundición y exportación a las metalúrgicas Vinto y la privada OMSA.

El paro generó, según García Linera, una pérdida de cinco millones de dólares en diez días de paralización de la mina. Además advirtió que alrededor de 5.000 familias corren el riesgo de quedar sin ingresos “por culpa de dos personas”.

El viernes, el ministro Virreira convocó a los trabajadores de Huanuni a dialogar en Oruro para discutir un plan de contingencia para fortalecer la compañía. El dirigente del sindicato de Huanuni, Édgar Mejía, descartó cualquier reunión con las autoridades mientras no haya solución a las demandas de la COB.

FUENTE:http://www.paginasiete.bo/2013-05-20/Economia/Destacados/07eco-001-0520.aspx

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar