Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Villegas: escenario político posibilitó la Planta de Separación de Líquidos






ENERGÍABolivia (10 de Mayo).-La construcción de un escenario político proclive a un tratamiento diferente de los recursos naturales, a partir de 2006 como respuesta a la agenda de octubre, habría posibilitado la puesta en marcha de la Planta de Separación de Líquidos de Río Grande, que a partir de la fecha procesará 6.5 MMmmcc día de gas natural, según el presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas.



“Muchos pueden preguntar por qué solamente 6,5 Millones de metros cúbicos de gas por día, si Bolivia entrega a la Argentina 30 Millones de metros cúbicos día”, subrayó Villegas asegurando que esto se debe a varias razones, entre ellas, que YPFB Andina tiene una planta de compresión que separa la misma cantidad de gas natural/día, precisando que: “no podemos separar mas allá de 13 y 14 porque el contrato suscrito con Brasil, en la década del 90 obliga a Bolivia a entregarle un gas con poder calorífico de 1034 de BTU”.

Argumentó que: “los que suscribieron ese contrato no pensaron en Bolivia y ahora tenemos la restricción de sólo separar los 13 Millones de metros cúbicos por día”.


Más adelante indicó que en enero de 2007 Evo Morales y “Lula” da Silva acordaron en Brasilia pagar a Bolivia los licuables que se entregan junto con el gas natural, afirmando que es un acuerdo que está vigente. La importancia de esta planta es que después de 14 años de venta de gas al Brasil, permitirá extraer todos los componentes líquidos del flujo de gas natural, como el propano y el butano, para destinarlo a proyectos de industrialización del gas, en territorio nacional.

Acotó que a la fecha, Brasil, concretamente Petrobras, pagó los licuables correspondientes a la gestión 2007 y que estarían negociando el pago de las gestiones 2008 y 2009, afirmando que la producción que se vaya a extraer de esta planta se destinará al mercado interno y externo.

ELIMINAR LA SUBVENCIÓN
Según Villegas, la planta permitirá que parte del Gas Licuado de Petróleo (GLP) cubra al mercado interno permitiendo la autosuficiencia en este energético, afirmando categóricamente que “lo que se consuma en el país vamos a producir”.

En este marco, indicó que:”la gasolina se destinará a las refinerías para su respectivo procesamiento, otra parte del Gas Licuado de Petróleo se consignará a la exportación, más concretamente al Paraguay y se exportará un volumen cercano a las 5 mil 500 toneladas/mes”, a precio internacional.

“Por lo tanto, esta planta permite una inflexión en la historia de los hidrocarburos, no sólo vamos a producir Gas Licuado de Petróleo para el mercado interno sino que nos vamos a convertir en exportadores netos de este energético, esto va a permitir eliminar la subvención”, subrayó.

En su alocución sostuvo que: “el pasado año la subvención que el Gobierno entregó a YPFB por Gas Licuado de Petróleo, ascendió a 341 Millones de bolivianos, con esta planta se acaba la subvención al GLP y asimismo vamos a ahorrar divisas para Bolivia”, dijo acotando que para la importación de este energético se requiere $us 61 MM.

“A partir del funcionamiento de esta planta ya no importaremos el GLP, los gobiernos pasados conculcaban esperanzas de Bolivia al derivar como fuentes de financiamiento para proyectos de esta naturaleza a los organismo multinacionales, como no podíamos cumplir con las exigencias del capital internacional, se inviabilizaba la industrialización de nuestros recursos”, dijo al señalar que el capital extranjero y las empresas internacionales eran “la dupla” que cancelaban las aspiraciones mayores del pueblo boliviano

Según Villegas, el escenario político que se eligió el año 2006 permitió que el Gobierno, a la cabeza del Presidente, “aproveche” la expectable situación de la economía boliviana y decida destinar parte de las reservas internacionales al financiamiento de proyectos como el de la Planta de Separación de Líquidos de Río Grande, en condiciones favorables.

Indicó que específicamente para este proyecto el Banco Central de Bolivia desembolsó el monto total de la inversión, afirmando que la Tasa de Interés que se debe cancelar llega al 1% año, con una amortización a 15 años, 5 años de gracia y pagos semestrales.

“Así comienza la industrialización, con recursos financieros propios y con la empresa estatal del petróleo que elevará la dignidad y la soberanía del Estado nacional”, apuntó categórico en un acto calificado de “histórico” y que contó con la presencia del presidente Evo Morales junto al vicepresidente y otras autoridades de Gobierno.

DÍA DE LA DIGNIDAD
Según Villegas, el día de la puesta en marcha de la Planta de Río Grande se convierte en un “día de la dignidad nacional”, aseverando que en el pasado muchos aspiraron proyectos de estas características pero que grupos de poder “castraron” esta posibilidad pues pensaban que estos proyectos sólo podían ser posibles mediante capital externo.

Sostuvo que en esta dinámica, los movimientos sociales tuvieron la virtud de adoptar una posición nacional acerca del manejo de los recursos nacionales hecho que se habría reforzado en diciembre de 2005, “cuando Bolivia tuvo la lucidez de elegir con el 54% a los presidentes Evo Morales y Álvaro García”.

Afirmó que dentro de las decisiones políticas del Gobierno del MAS se apostó por la refundación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y que desde ese momento YPFB se constituyó en el brazo operativo para la recuperación de la soberanía energética en el país.

Ante un lleno completo de los predios de la Planta, ubicada en el Municipio de Cabezas, del departamento de Santa Cruz, sostuvo que a partir de 2006 se recupera la autoestima y la dignidad nacional señalando que los bolivianos sí podemos encarar proyectos de interés nacional.

“Esta planta nos abre horizontes para continuar con proyectos de mayor envergadura. No fue fácil llegar a este día, tuvimos que superar varios obstáculos y fue posible por una convergencia de decisiones que tuvo nuestro Gobierno”, aseguró.

PRIMER PASO
Las autoridades de Gobierno fueron explícitas al señalar que la Planta de Separación de Líquidos de Río Grande se constituye en el primer paso hacia la industrialización del gas, a partir de decisiones políticas soberanas que permitirán garantizar el ahorro interno de aproximadamente $us 1.065 Millones.

En este marco, Villegas precisó que esta obra permite vislumbrar un futuro promisorio y encarar proyectos de mayor envergadura, como la construcción de la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco en Tarija, la Planta de Urea y Amoniaco en Cochabamba, junto a la Planta de Gas Natural Licuado en Santa Cruz.

Según el Informe Especial de YPFB, la Ingeniería, Procura, Construcción y Puesta en Marcha (IPC), para la Planta de Separación de Líquidos de Río Grande, fue realizada por la empresa argentina Astra Evangelista S.A., (AESA), por un monto de $us 159.462.470, fijado mediante contrato. De acuerdo a esta misma fuente el complejo de Río Grande procesará 361 toneladas métricas diarias (TMD) de Gas Licuado de Petróleo (GLP), 350 barriles por día (BPD) de gasolina natural y 195 Barriles por día (BPD) de isopentano.



FUENTE: ENERGÍABolivia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar