Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###

Efectos de los PRECIOS BAJOS DEL PETRÓLEO

La caída de los precios del petróleo de 2016, junto con el descenso de la actividad económica en el Brasil uno de los principales importadores de gas boliviano, se tradujo en una reducción de los ingresos provenientes de los hidrocarburos en Bolivia.

 

1 LA ECONOMÍA DEL ESTADO

 

La economía del Estado Plurinacional de Bolivia alcanzó un crecimiento del 4,3% del producto interno bruto (PIB) en 2016. Si bien esta tasa representa una de las más altas de la región, supone una desaceleración respecto de los últimos tres años. El crecimiento fue impulsado por la inversión en empresas públicas y por una política monetaria expansiva que compensó el débil desempeño del comercio externo, afectado principalmente por los menores términos de intercambio que enfrentó el país tras el descenso de los precios de los productos energéticos y mineros desde fines de 2014.






 

 

 

2 HIDROCARBUROS SE CONTRAJO

 

Los sectores más dinámicos durante 2016 fueron el sector financiero, la construcción y la industria, con un crecimiento del 7,9%, el 7,8% y el 6,2%, respectivamente, mientras que el sector de los hidrocarburos se contrajo un 4,4%. En cuanto al gasto, el consumo de los hogares siguió sosteniendo el crecimiento del PIB, dado que tanto el consumo público como la inversión se desaceleraron en 2016.







 

3 AHORROS ACUMULADOS

 

Los ahorros acumulados durante el superciclo de los precios de los productos básicos permitieron al país financiar el déficit fiscal de 2016, que resultó del 6,6% del PIB a pesar del ajuste del gasto, ya que este no alcanzó a compensar la disminución de los ingresos fiscales por las menores ventas de hidrocarburos.






 

 

 

4 PRECIOS DEL PETRÓLEO

 

La caída de los precios del petróleo de 2016, junto con el descenso de la actividad económica en el Brasil uno de los principales importadores de gas boliviano, se tradujo en una reducción de los ingresos provenientes de los hidrocarburos (26%) que incidió fuertemente en la disminución de los ingresos fiscales (8%) del sector público no financiero.










 

 

 

5 POLÍTICA FISCAL

 

Cabe señalar que los ingresos provenientes de los hidrocarburos vienen menguando desde 2015, en consonancia con el desplome de los precios de los productos básicos. La disminución de los ingresos fiscales ha influido en la política fiscal contractiva en términos consolidados del sector público. Los gastos totales se contrajeron en una proporción similar a la de los ingresos, lo que permitió que el déficit fiscal se mantuviera en torno al 6,6%, un nivel levemente inferior al de 2015.







 

 

6 EL MAYOR AJUSTE

 

Cabe destacar que el mayor ajuste se produjo en los gastos corrientes, cuya contracción (10%) fue muy superior a la contracción de los gastos de capital (4%). Sin embargo, los gastos de capital de las empresas públicas, priorizadas en el presupuesto general del Estado, crecieron de manera considerable en 2016 (un 14%), lo que, junto a la caída de sus ingresos por el retroceso de las ventas de hidrocarburos, ha ampliado el déficit proveniente de estas empresas.








 

 

7 DISMINUCIÓN DE EXPORTACIONES

 

Según el presupuesto general del Estado para 2017, se proyecta que el déficit alcance un nivel del 7,8% del PIB como resultado de una reducción del 3% de los ingresos públicos, que nuevamente podrían verse afectados por un descenso del 23% de las ventas de hidrocarburos. En lo que va de 2017 se ha producido una disminución de las exportaciones de gas al Brasil y la Argentina, lo que afectará de forma negativa el impuesto directo a los hidrocarburos que se distribuye a los gobiernos subnacionales.


 

 


Fuente: 
Cepal

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar