Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

REPSOL AUMENTA SU BENEFICIO NETO UN 65%


 

 Repsol logró un beneficio neto de 1.056 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que representa un aumento del 65% respecto al mismo período del ejercicio anterior.

 

 El beneficio neto ajustado se incrementó un 23%, y el EBITDA, un 29%, lo que refleja la fortaleza de los negocios de la compañía, así como el éxito de los programas de eficiencia implantados ante el actual escenario de bajos precios del crudo.

 

 La producción media de hidrocarburos en los seis primeros meses del año fue de 684.900 barriles equivalentes de petróleo al día, en línea con los planes establecidos por la compañía.

 

 El resultado del área de Upstream (Exploración y Producción) se situó en 339 millones de euros, en un período en el que realizó relevantes descubrimientos de hidrocarburos en Estados Unidos y Trinidad y Tobago.

 

 El área de Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP y Gas & Power) alcanzó un resultado de 929 millones de euros.

 

 El indicador de margen de refino en España se situó en 6,6 dólares por barril, un 3% por encima de los 6,4 dólares por barril registrados en los seis primeros meses del ejercicio anterior.

 

 Repsol se convirtió en la primera empresa del mundo de su sector en emitir un bono verde certificado, para financiar más de 300 iniciativas de reducción de emisiones de CO2

 

Repsol alcanzó un beneficio neto de 1.056 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 65% más que los 639 millones que obtuvo en el mismo periodo del año anterior, impulsada por el exitoso cumplimiento de sus planes para incrementar su eficiencia y flexibilidad en el actual entorno de precios del crudo.

 

Durante los seis primeros meses del ejercicio los precios medios de las materias primas de referencia internacional se mantuvieron en un rango bajo. Así, el crudo Brent cotizó a una media de 51,7 dólares por barril, mientras que el gas Henry Hub lo hizo a 3,3 dólares por Mbtu.

 

En este contexto, el modelo de negocio integrado de la compañía volvió a mostrar su fortaleza, y Repsol obtuvo un beneficio neto ajustado de 1.126 millones de euros, un 23% por encima de los 917 millones que alcanzó entre enero y junio del año anterior.

 

El área de Upstream tuvo un comportamiento favorable, con un resultado de 339 millones euros, considerablemente superior al del mismo periodo de 2016, favorecida por las mejoras en eficiencia, el reinicio de la actividad en Libia y el aumento de los precios internacionales de referencia.

 

El negocio de Downstream volvió a ser el gran generador de caja de la compañía, y obtuvo un resultado de 929 millones de euros, similar al alcanzado entre enero y junio del año anterior. Las áreas de Refino y de Química continuaron mostrando su solidez y fortaleza, a la vez que se produjeron mejoras en Trading y Gas & Power, Marketing y Refino en Perú, en esta última gracias a la puesta en marcha, en el último trimestre de 2016, de la nueva unidad de diésel de bajo azufre en La Pampilla.

 

Esta buena marcha de los negocios de Repsol se reflejó en un incremento del 29% en el EBITDA, hasta alcanzar los 3.108 millones de euros.

 

La deuda financiera neta se redujo en los últimos doce meses en un 36%, hasta los 7.477 millones de euros, desde los 11.709 millones a 30 de junio de 2016.

 

Por otro lado, en lo que se refiere al programa de eficiencias y sinergias, durante el primer semestre se materializó el 50% del objetivo de 2.100 millones de euros establecido para el conjunto del año.

 

En el semestre Repsol emitió un bono verde certificado que le ha convertido en la primera empresa de su sector del mundo en utilizar este tipo de activo. Este instrumento servirá para financiar más de 300 iniciativas encaminadas a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2.

 

UPSTREAM AUMENTO DEL RESULTADO Y GRANDES DESCUBRIMIENTOS

 

El resultado neto ajustado del área de Upstream ascendió a 339 millones de euros, muy superior a los 63 millones que se obtuvieron en los seis primeros meses de 2016.

 

Las iniciativas llevadas a cabo dentro del programa de eficiencia y sinergias implantado por la compañía, unidas a la mejora parcial de los precios de las materias primas de referencia internacionales, ayudaron al crecimiento del resultado de este negocio.

 

La producción media del semestre ascendió a 684.900 barriles equivalentes de petróleo al día, frente a los 705.500 barriles equivalentes de petróleo diarios del mismo periodo de 2016, y en línea con el objetivo marcado por la compañía.

 

Repsol aumentó la producción en Perú, reinició su actividad en Libia y puso en marcha el yacimiento Lapa y nuevos pozos en Sapinhoá, estos dos últimos en Brasil. Lapa, que inició su producción en diciembre de 2016, tuvo una contribución destacada para que la compañía superase su récord de producción en ese país.

 

La actividad exploratoria continuó ofreciendo resultados positivos, con dos descubrimientos importantes. En el semestre, Repsol anunció el mayor hallazgo de hidrocarburos registrado durante los últimos 30 años en suelo estadounidense, realizado en Alaska. A principios de junio, la compañía descubrió en Trinidad y Tobago su mayor volumen de gas de los últimos cinco años, cuyos recursos estimados equivaldrían a dos años del consumo de gas en España.

 

Con este último descubrimiento, son ya 47 los hallazgos de hidrocarburos realizados por Repsol en los últimos diez años, entre los que se incluyen ocho de los mayores a escala mundial en su año.

 

DOWNSTREAM GRAN GENERADOR DE CAJA Y BUEN DESEMPEÑO DE LOS NEGOCIOS

 

El resultado neto ajustado del negocio de Downstream, gran generador de caja de Repsol, alcanzó los 929 millones de euros, en línea con los 934 millones que se obtuvieron en el primer semestre de 2016.

 

Este positivo resultado es destacable, sobre todo, si se tiene en cuenta que durante el semestre la compañía efectuó las principales paradas de mantenimiento previstas para todo el año, en sus refinerías de Cartagena, Bilbao y A Coruña. Estos trabajos introdujeron mejoras en innovación, eficiencia y productividad, que consolidan a Repsol entre las compañías líderes del sector en Europa.

 

El área de Refino aumentó su aportación al resultado, gracias a un incremento del volumen destilado y a la mejora del índice de margen de refino en España, hasta los 6,6 dólares por barril, un 3% superior al margen promedio previsto para el conjunto del año 2017.

 

Por su parte, la actividad de refino de Perú se benefició de la puesta en marcha de la nueva unidad de diésel de bajo azufre de la refinería de La Pampilla, para incrementar su resultado.

 

También mejoró el desempeño del área de Trading y Gas & Power, apoyada por un mayor volumen comercializado en Norteamérica, y de la de Marketing, que aumentó sus ventas por el incremento de la demanda en España y Portugal.

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar