Boletin Semanal

Suscribirse aqui

LEA: ¿INCERTIDUMBRE o entusiasmo sobre la expansión del GNL estadounidense?

La dinámica de crecimiento del GNL no ha dejado de tener una lectura pendular.

###

LEA: ¿INCERTIDUMBRE o entusiasmo sobre la expansión del GNL estadounidense?

EDICIÓN-48 | ABRIL 2017


La dinámica de crecimiento del GNL no ha dejado de tener una lectura pendular. Sin embargo, la mayoría de las proyecciones consideran que la exportación de este combustible a gran escala desde Estados Unidos es prometedora.

 

ENERGÍABolivia

 

Aunque la posibilidad de la ex portación de GNL a gran escala desde Estados Unidos es prometedora para la mayoría de países de Latinoamérica y el Caribe, la perspectiva de estas exportaciones es incierta, referían el 2015 Lisa Viscidi, Carlos Sucre y Sean Karst, en el Diálogo Interamericano, promovido por el BID.

 

Al momento, la situación del GNL proveniente de Estados Unidos permanece dentro de una lectura pendular. Están los que continúan creyendo que, “del lado de la oferta, la viabilidad económica de muchos proyectos de GNL estadounidense se han puesto en duda debido a la caída de los precios internacionales del petróleo” y, también están los que defienden su viabilidad a raja tabla.

 

La lectura menos optimista sobre las perspectivas del mercado del gas natural en Latinoamerica y el Caribe y dentro de este del GNL, precisamente llega de las fuentes mencionadas líneas arriba quienes consideraban hasta el 2015 por lo menos-, que los contratos de GNL indexados al petróleo se estaban beneficiando de los precios bajos del crudo, limitando la competitividad de los contratos de GNL indexados al Henry Hub.

 

…los países latinoamericanos están bien posicionados para aprovechar el auge de las exportaciones de gas estadounidense…”

 

Agregaban que como resultado de esta situación, muchas de las terminales propuestas y con aprobación de los reguladores estadounidenses iban a quedar postergados. En esta línea, Moody’s, la agencia de clasificación de crédito pronosticó, en el mismo año, que los precios bajos de GNL resultarían en la cancelación de la mayoría de proyectos de licuefacción propuestos en Estados Unidos.

 

Sin embargo, aseguraba que los proyectos ya en construcción irían a continuar como estaban planeados, lo que en su criterio llevaría a un exceso en la capacidad de licuefacción por el resto de la década.

 

LA DEMANDA

 

Por el lado de la demanda, el informe del BID aseguraba que la pregunta clave era si las importaciones de GNL crecerían lo suficientemente rápido para absorber la oferta adicional abundante inundando el mercado. Hacían notar que la demanda global de gas estaba crecientemente centrada en Asia, la cual era mirada como el destino de la mayoría de exportaciones de GNL estadounidense.

 

“Los países del pacífico asiático son los principales importadores de GNL, adquiriendo el 73% de las exportaciones globales de GNL en el 2014. Sin embargo, aunque los compradores asiáticos han firmado varios acuerdos de suministro con desarrolladores de GNL de Estados Unidos en los últimos años, hay volúmenes substanciales de proyectos de exportación planeados en Estados Unidos que todavía buscan compradores”, decían.

 

En este marco, consideraban que una recuperación en los precios de GNL iba a sostenerse en la tasa de crecimiento de la demanda en China y otros mercados emergentes en Asia, Suramérica y Europa del Este, así como el consumo en los mercados de GNL más grandes del mundo, Japón y Corea del Sur.

 

LA OTRA LECTURA

 

Actualmente, empresas como BP y Shell son optimistas respecto a las posibilidades y las perspectivas del GNL estadounidense en el mercado de América Latina y el Caribe, y se asientan especialmente en las recientes exportaciones de energía estadounidenses que alcanzaron un nuevo máximo a principios de 2017.

 

En este contexto, al cierre del 2016, los envíos totales de GNL desde la planta de Sabine Pass, en Louisiana, se habrían situado en 183,77 millones de pies cúbicos, lo cual suma alrededor de 2,9 millones de toneladas, revitalizando las perspectivas de aumento de las exportaciones de GNL norteamericano, principalmente hacia la región, según el portal GN Global. Con todo, persiste la preocupación por saber cuán sostenible es la demanda de productos de exportación de los Estados Unidos y si, como cuestionan muchos analistas, el mercado no está sobresaturado.

 

El informe sobre las exportaciones de GNL publicado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos señaló, este año, que la mayoría de los envíos de GNL que salían de ese país estuvieron destinados a tres países sudamericanos: Chile (10 cargos), Argentina (6 cargos) y Brasil (4 cargos), refiriendo también a México, que habría recibió 9 cargamentos. Sostiene que la India, dentro de Asia, recibió 5 cargos, mientras que China, que se espera sea un gran mercado para el GNL estadounidense, recibió 6 cargos.

 

Según la Agencia Internacional de Energía (EIA) los envíos totales a los mercados asiáticos aumentaron desproporcionadamente en el cuarto trimestre de 2016, ocupando más del 60 por ciento del total de envíos.

 

GN Global indica que el hecho de que Sudamérica, en lugar de Asia, recibiera la mayor parte de los envíos de Sabine Pass sorprendió a algunos analistas en 2016 y al momento el mercado sudamericano se mantiene como un mercado muy atractivo.

 

Agrega que Shell prevé un fuerte crecimiento del GNL, con un aumento del comercio total de un cincuenta por ciento en 2020. GN Glogal asegura que Shell cree que la demanda de GNL crecerá un 4-5 por ciento cada año hasta 2030, a tiempo que considera que las importaciones procedentes de India y China aumentarán sustancialmente en 2020, mientras que el GNL capturará más del mercado europeo del gas, así como la demanda de las importaciones de gas procedentes de Rusia.

 

En esta línea, las perspectivas a corto, mediano y largo plazo del GNL a nivel mundial serían altamente auspiciosas y de manera particular el de Estados Unidos. Según BP para este año la oferta de GNL tenía previsto crecer 19 mil millones de pies cúbicos (bcf) por día durante los próximos años y gran parte de los analistas consideran que Estados Unidos tiende a convertirse en el principal exportador de GNL del mundo, considerando que el mercado total de exportación prevé crecer un cincuenta por ciento en 2035.

 

…Shell prevé un fuerte crecimiento del GNL, con un aumento del comercio total de GNL de un cincuenta por ciento en 2020…”

 

En febrero de este año la Agencia Internacional de Energía hizo gala de un informe positivo a favor del estado de situación del GNL, compartiendo el criterio de que las exportaciones de este combustible representaran gran parte del crecimiento de exportaciones en 2040. Por el momento queda ver el desempeño de estas proyecciones.

 

CONCLUSIÓN

 

El BID considera que aunque algunas proyecciones de las exportaciones de gas desde Estados Unidos puedan ser revisadas a la baja, el país sigue en camino a convertirse en un exportador neto de gas, contribuyendo al incremento significativo en el comercio global de gas en los próximos años.

 

Asimismo, reconoce que los países latinoamericanos están bien posicionados para aprovechar el auge de las exportaciones de gas estadounidense para reducir los costos de electricidad, mejorar la seguridad energética y generar energía más limpia. Asegura que aunque la caída reciente de los precios del petróleo quita un poco de la presión económica de cambiarse al gas natural, no disminuye sus ventajas a largo plazo.

 

“Latinoamérica puede apurar la transición a gas natural y explotar los beneficios de las exportaciones de gas estadounidenses al expandir la integración energética, incluyendo la infraestructura de gasoductos y las matrices energéticas”, dice en un entorno donde el comercio global del gas no ha dejado de crecer.

 

 

...los países latinoamericanos están bien posicionados para aprovechar el auge de las exportaciones de gas estadounidense...”

 


(*) Perspectivas del mercado de gas natural en Latinoamérica y el Caribe. Diálogo Interamericano Banco Interamericano de Desarrollo. 2015