Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La empresa más emblemática del sector petrolero tiene nuevo líder y al parecer se apresta a refinar antes que a explorar.

###

ExxonMobil, NO HA DEJADO LA CONTIENDA, está en apronte

EDICIÓN-47 | MARZO 2017

 

La empresa más emblemática del sector petrolero tiene nuevo líder y al parecer se apresta a refinar antes que a explorar. Sin embargo, está claro que el destino de la industria de los hidrocarburos no puede desvincularse de lo que le proporciona mayor sentido: la exploración.

 

Raúl Serrano

 

ExxonMobil es la empresa más estra tégica del sector petrolero mundial. Es de origen norteamericano con base en Irvine, Texas y tiene subsidiarias alrededor del mundo. Sus negocios facturan alrededor de 400 mil millones de dólares al año, aglutina upstream, downstream y químicos y lidera las decisiones en la industria de los hidrocarburos.

 

Recientemente fue designado Darren Woods, como jefe ejecutivo de la empresa, en reemplazo de Rex Tillerson que fue designado como el nuevo secretario de Estado del gobierno de Donald Trump. Woods recibe una empresa con signos de paralización, como gran parte de las empresas del sector, en respuesta al declive de la crisis de los precios del petróleo y por acusaciones de desinformación a inversionistas, “encubriendo el cambio climático”.

 

La petrolera más emblemática del mundo no ha dejado la contienda en el sector también más gravitante de la economía…”

 

Bloomberg considera que en la elección de Woods pesó mucho su gestión favorable en las refinerías de la compañía que sorpresivamente las convirtió en generadoras de ganancias, en tiempos calificados como “muy duros” para las empresas petroleras a nivel mundial, además de un periodo a la cabeza de Tillerson ensombrecido por realizar “inversiones inoportunas”, especialmente en el área de los no convencionales.

 

EL NUEVO CEO

 

Woods de 51 años nació en Wichita Kansas y es ingeniero eléctrico de la Texas A&M University, trabajó en la empresa desde 1992 como analista y fue haciendo carrera precisamente en el área de refinación y químicos de la compañía. Hoy tiene el reto de reposicionar a ExxonMobil y “validar el modelo integrado” de la empresa, según Vincent Piazza, analista de Bloomberg quien considera que los sectores de refinación, distribución y químicos han sido las áreas que han permitido contrarrestar el impacto de la crisis, iniciada en junio de 2014.

 

Los reportes de la empresa durante los últimos meses de 2016 refieren el alto desempeño del área de refinación señalando que había superado las ganancias de los sectores de exploración y producción, actividades tradicionalmente destacadas en la empresa. ExxonMobil reporta que desde junio de 2015 las refinerías de la empresa y sus líneas de negocios generaron 6 mil 340 millones de dólares convirtiéndose en un claro soporte de su actividad.

 

Su portal refiere que durante los últimos cinco trimestres de 2016, la actividad vinculada a la refinación consumió 3 mil 100 millones de dólares en gastos de capital, en comparación con los 23 mil 200 millones de dólares en las actividades de exploración y producción.

 

LA LÍNEA

 

Si bien Rex Tillerson dejó la empresa, su visión sobre temas clave de la agenda energética mundial, no han dejado de ser un referente importante entre actores y un mensaje claro sobre qué piensa la compañía como eje transversal de su gestión en la industria de los hidrocarburos.

 

En efecto, muchos analistas del sector consideran que la afirmación de Tillerson de que “cualquier cosa que promueva la seguridad energética global es del interés norteamericano”, marca la política empresarial de ExxonMobil pero, al mismo tiempo, la “diplomacia energética” del actual gobierno, derivada de este gigante empresarial en materia de hidrocarburos.

 

Bajo el esquema Tillerson, se pronostica una gestión favorable a incentivar los combustibles fósiles, como garantía de la seguridad energética global, en base a promover que los gobiernos puedan “ayudar a la industria a encontrar maneras más innovadoras y eficientes de llevar energía al mercado” y, al parecer, una agenda vinculada al cambio climático “ralentizada”.

 

Tillerson dijo que ve el cambio climático como “un grave riesgo…es claro que hay un impacto (de las emisiones de dióxido de carbono), lo que no es claro es nuestra capacidad de medir con un gran nivel de precisión o certeza exactamente cuán grande será ese impacto.”

 

LO QUE LLEGA

 

Por el momento, la empresa que recibe Woods es una compañía centrada en el upstream que tradicionalmente ha representado alrededor del 80% de sus ingresos, con un reciente e importante giro al downstream, punto focal de las actividades del nuevo CEO de ExxonMobil.

 

La petrolera más emblemática del mundo no ha dejado la contienda en el sector también más gravitante de la economía mundial y quien la lidera es un hombre que al parecer ha llegado para refinar antes que para explorar. Sin embargo, está claro que el destino de la industria de los hidrocarburos no puede desvincularse de lo que le proporciona mayor sentido: la exploración.

 

…se pronostica una gestión favorable a incentivar los combustibles fósiles, como garantía de la seguridad energética global…”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar