Boletin Semanal

Suscribirse aqui

¿Sabe usted dónde van a parar las ingentes cantidades de residuos de computadoras, celulares, y toda la gama de aparatos electrónicos que hoy en día forman parte de nuestros hábitos cotidianos?

###

Bolivia produce aproximadamente 45 mil toneladas de RESIDUOS ELECTRÓNICOS

EDICIÓN-47 | MARZO 2017


¿Sabe usted dónde van a parar las ingentes cantidades de residuos de computadoras, celulares, y toda la gama de aparatos electrónicos que hoy en día forman parte de nuestros hábitos cotidianos? El último coloquio de ENERGÍABolivia abordó esta temática considerada como uno de los problemas ambientales más complejos del siglo XXI, los invitamos a leernos.

 

Vesna Marinkovic U.

 

Según el encargado de planificación de EMACRUZ, dependiente del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra (GAMSS), Jorge Soto Maldonado, Bolivia generó aproximadamente 45.000 toneladas de residuos de aparatos y equipos electrónicos (RAEE), entre 2014 y 2015, con un promedio de 2,6 Kg/habitante/año lo que no margina al país de ser un generador importante de residuos electrónicos. Acotó que la generación de RAEE deriva de la importación de aparatos electrónicos (AEE) que, de acuerdo a la Dirección Nacional de Residuos Sólidos, el año 2015 representó el ingreso legal de 47.000 Toneladas (Tn) de las cuales el 47% corresponde al mercado de Santa Cruz; 22% Oruro; 21% La Paz; y 10% al resto de los departamentos.

 

Del total de AEE importados, el 60% incumbe al contrabando, lo que significaría que de cada 10 de estos aparatos adquiridos en el país 6 son de procedencia dudosa o ilegal, y sin posibilidades de monitorear su gestión y reutilización adecuada entre las personas que forman parte de la cadena de compra y venta de los mismos.

 

BOLIVIA NO PRODUCE PERO IMPORTA

 

Luis Hugo Peñarrieta Echenique, ingeniero electrónico y académico de la UPSA dijo, durante su participación en el coloquio, que los datos con los que cuenta Bolivia respecto a esta problemática se sujetan a un informe de la Cooperación Suiza de 2009, estableciendo que si bien el país no produce equipos electrónicos, sí importa una cantidad significativa desde diferentes partes del mundo, generando importantes residuos.

 

A partir de este estudio Soto infirió que al 2015 esa cantidad se habría incrementado a aproximadamente 45 mil toneladas, con un promedio de 2,6 Kg/habitante/año. Agregó que actualmente la cooperación alemana está desarrollando un nuevo diagnóstico que arrojará nuevos datos sobre esta problemática que tiene un crecimiento silencioso y se ha convertido en uno de los problemas ambientales más complejos de este siglo. “A nivel mundial estamos hablando de 50 millones de toneladas, lo que permite decir que es un tema de implicancias significativas”, precisó Peñarrieta y agregó que la UPSA es una organización que acopia residuos electrónicos como apoyo a RAEE-Fundare que es una fundación de la CAINCO, preocupada en construir cultura ciudadana sobre la recolección, reutilización y sostenibilidad de este tipo de residuos en Santa Cruz, catalogada con el mayor índice de generación.

 

 

EL ORIGEN

 

En criterio de Ernesto Roca Urioste, también académico de la UPSA e ingeniero electrónico y de telecomunicaciones, más allá de los problemas de acopio y reutilización de los RAEE, debe preocupar el origen de esta basura electrónica

 

Indicó que existen los residuos provenientes de las empresas a las cuales es más fácil sujetar a normas sobre manipulación, acopio y reutilización; y aquellos que son generados por el usuario común o residencial lo cual se convierte en algo más difícil de monitorear pues estas personas generalmente se deshacen de los RAEE sin ningún tipo de cuidado.

 

“Los botan a la calle y a los ríos”, dijo instando a tomar iniciativas que supongan la construcción de hábitos “pagando” por generar comportamientos favorables a un manejo sostenible de los RAEE. El pago puede ser una nota, en general, una recompensa que no se traduzca en dinero pero sí en un estímulo específico, sostuvo.

 

Roca considera que “la concientización no funciona en estos casos puesto que el votar algo generalmente ocurre en estados más bien de inconciencia y que por esta razón muchas de las campañas dirigidas a concientizar sobre estos asuntos han fracasado.”

 

Los participantes del coloquio coincidieron en la importancia de contar con políticas educativas para gestionar adecuadamente las RAEE, creando hábitos a favor de la recolección, deshecho y/o reutilización, reconociendo la importancia de la Ley 755 de gestión de residuos recientemente promulgada, pero, reclamaron su reglamentación para una mayor efectividad.

 

POR EL MOMENTO, LA REALIDAD

 

Al momento y en ausencia de una cultura de manejo y gestión de los RAEE, no existe mayor control en Bolivia sobre los aparatos y equipos electrónicos como los televisores, refrigeradores, computadores, celulares y otros que diariamente son desechados sin ningún tipo de normativa para tal efecto. Muchos de estos aparatos contienen metales tóxicos como el plomo que son eliminados como basura en calles y ríos, sin ningún tipo de contemplación ambiental.

 

…un 80% de la cantidad de RAEE se queda almacenado en los hogares, empresas e instituciones…”

 

 

Soto indicó que en Santa Cruz un 80% de la cantidad de RAEE se queda almacenado en los hogares, empresas e instituciones y, que el otro porcentaje restante es recuperado de la basura, desde distintas áreas verdes, y cuerpos de agua, para el aprovechamiento de los metales, por el servicio de aseo urbano del GAMSS.

 

Agregó que existen algunas iniciativas dirigidas a responsabilizar a los importadores formales de los AEE, bajo un ligero impuesto que implicaría que ellos se encarguen de recepcionar, de sus adquirientes, los equipos usados para garantizar un manejo final adecuado de los RAEE. Sin embargo, reconoció que al momento se trata sólo de una iniciativa en la perspectiva de alcanzar proyectos de gestión diferenciada para este tipo de residuos especiales.

 

Peñarrieta sugirió la posibilidad de que sean los importadores los que, luego de un tiempo determinado, reciban el equipo electrónico usado como parte de pago de uno nuevo y se encarguen, simultáneamente, de desecharlo correctamente. Esto implicaría, además, condiciones adecuadas para quienes manipulan los RAEE a modo de evitar su contaminación y, según Roca, la precisión de cuales producen mayor daño ecológico. Para Soto, los refrigeradores serían los aparatos electrónicos más contaminantes por la calidad del gas que poseen.

 

GAMSS Y FUNDARE

 

En criterio de Soto y Peñarrieta, tanto el GAMSS como FUNDARE han realizado gestiones para el establecimiento de 11 puntos RAEE en la ciudad de Santa Cruz con el objeto de establecer una campaña de acopio que, sin embargo, termina siendo irrelevante por el nivel de resultados, pese a que se habría logrado desde el 2015 una recolección de aproximadamente 75 Tn de RAEE, transferidas posteriormente al Centro Ambiental RAEE-FUNDARE para su tratamiento, y en algunos casos su exportación.

 

Actualmente serían dos los operadores que gestionan estos residuos en Santa Cruz de la Sierra: el Centro Ambiental RAEE-FUNDARE, que ya habría realizado una exportación de 7 Tn además de la empresa BOLREC que a la fecha tendría una exportación de 35 Tn.

 

Se sabe que actualmente se está trabajando en la Mesa Nacional RAEE, donde el GAMSS participa a través de Emacruz, con apoyo de la Cooperación Alemana GIZ y los municipios de La Paz y Tarija, para elaborar la Estrategia Nacional de RAEE, que será el instrumento base para elaborar el reglamento de Responsabilidad Extendida del Productor, en el marco de la Ley 755 de gestión de residuos. Un tema complejo sigue siendo cómo se lograra manejar esta normativa y sus regulaciones, a nivel de todos los artefactos electrónicos que ingresan al país vía el contrabando; suponer un monitoreo integral, parece aun difícil cuando no imposible.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar