Boletin Semanal

Suscribirse aqui
Una administración integral de todos los residuos producidos por efecto de la actividad petrolera, mediante la aplicación de biotecnología, se convierte en la gestión más relevante de la Gerencia de (SSAS) de YPFB Chaco, que se sitúa a la vanguardia en el uso de esta tecnología en el país. ###

YPFB Chaco, PIONERA EN LA GESTIÓN de residuos contaminados

 

Una administración integral de todos los residuos producidos por efecto de la actividad petrolera, mediante la aplicación de biotecnología, se convierte en la gestión más relevante de la Gerencia de (SSAS) de YPFB Chaco, que se sitúa a la vanguardia en el uso de esta tecnología en el país.

 

  Raúl Serrano

 

 

YPFB Chaco ha logrado una exitosa remediación del total de suelos en tratamiento en los campos petroleros donde opera mediante el uso de la biotecnología, de acuerdo al informe proporcionado por el responsable del proyecto Bernardo Cárdenas, de la Gerencia de Salud, Seguridad, Ambiente y Social (SSAS) de la empresa.

 

Remarcó que de esta forma se está innovando en una tecnología limpia, que no produce emisiones, que no quema nada, no genera residuos y que una vez deja de existir el hidrocarburo asimilable por la bacteria, esta muere.

 

“Esta tecnología no representa ningún riesgo al medio ambiente, los costos son estratégicamente menores, el futuro en general de la tecnología humana radica en la biotecnología ya que son los mecanismos que están presentes en la madre naturaleza y están ahí por una buena razón”, acotó Cárdenas.

 

EMPRESA PIONERA

 

“YPFB Chaco ha desarrollado una gestión integral de tratamiento de los residuos que se generaron y se generan en las operaciones de sus campos y de esta forma se ha constituido en una empresa pionera en Bolivia en el uso de biotecnología para el tratamiento de Biorremediación en cada una de sus áreas”, precisó Mario Catari Choquehuanca, gerente de SSAS.

 

Según Cárdenas, la gestión de Biorremediación de la empresa tiene el objetivo de remediar los suelos en tratamiento y los residuos producto de las cámaras desengrasadoras, precisando que a la fecha se ha logrado un total de 1460 m3 de suelo remediado equivalente al 15,8% del total más crítico de suelos en tratamiento, quedando solo un remanente con muy baja presencia de hidrocarburo.

 

Acotó que la gerencia de SSAS está ejecutando la segunda fase de este proyecto, que implica la gestión de 2500 m3 de suelos en tratamiento, equivalentes al 27,17% del total. Cárdenas indicó que con esta segunda fase culminada, YPFB Chaco tendrá un total de 42,9% de suelos libres de contaminación.

 

Las bacterias modificadas genéticamente están siendo usadas en varias partes del mundo por la industria extractiva…”

 

Asimismo, señaló que los niveles de Hidrocarburos Totales de Petróleo (TPH) iniciales en los suelos contaminados fueron de 12000 mf/kg y que luego del proceso de Biorremediación se logró un suelo con TPH de 1000 mg/kg, lo que significa que el suelo está libre de contaminación, es rico en materia orgánica y puede ser utilizado en actividades de relleno de cárcavas, reforestación y revegetación.

 

TRATAMIENTO DE LODOS

 

Explicó que la compañía no contaba con un proceso de tratamiento de los lodos que se producen durante la limpieza y calibración de tanques, que producen volúmenes considerables de residuos contaminantes, lo que dio inicio al servicio de Degradación y Disposición Final de Productos Empetrolados, como parte del proceso productivo de hidrocarburos y responsabilidad ambiental, enmarcado en las normativas ambientales nacionales e internacionales, a partir de 2015.

 

“De esta forma es que al momento estamos realizando una gestión integral de todos los residuos producidos por efecto de la actividad petrolera, teniendo como misión ser un referente en esta área, a través de los trabajos de la contratista WET Chemical, que realiza un monitoreo periódico por medio de sus laboratorios portátiles y laboratorio certificado”, acotó Cardenas.

 

El tratamiento de suelos y residuos contaminados con el uso de este tipo de tecnología se estaría realizando en cada una de las áreas de trabajo de la empresa, mediante un tratamiento biotecnológico “in situ”, con la premisa básica de “evitar la dilución y nunca mezclar suelo contaminado y/u otro contaminante con suelo virgen (sin contaminación)”.

 

DESINTOXICAR Y DEGRADAR

 

En este marco y mediante esta tecnología de punta que permite desintoxicar, degradar y aplicar biotecnología al agua y a los lodos empetrolados producidos durante la limpieza y calibración de tanques de almacenamiento de hidrocarburos, YPFB Chaco se consolida como la primera del rubro en aplicar la Biorremediación, como parte de sus protocolos de gestión.

 

Añadió que la aplicación de biotecnología en el tratamiento de los desechos contaminados garantiza que los suelos, líquidos y sólidos de las áreas de almacenamiento donde están ubicados los campos de YPFB Chaco queden libres de contaminación y puedan ser reutilizados, asegurando que se trata de un proceso que ha logrado importantes avances, entre los campos Carrasco, Los Cusis y Vuelta Grande donde existía un total de 9.200 m3 de suelos por biorremediar.

 

De esta forma YPFB Chaco se convierte en un referente en mostrar cómo la actividad de microorganismos, tanto de aquellos que habitan en vida libre, como de los que se asocian a las raíces de plantas tolerantes a compuestos tóxicos, se traduce en una tecnología poderosa para elaborar sistemas que permitan la recuperación de suelos y aguas afectadas por contaminación, un tema que agobia a la industria petrolera por las agravantes de sus pasivos ambientales.

 

Las bacterias modificadas genéticamente están siendo usadas en varias partes del mundo por la industria extractiva para remediar suelos contaminados con metales pesados e incluso descontaminar desechos radiactivos, acotó Cárdenas a tiempo de destacar que el trabajo impulsado por YPFB Chaco es una apuesta concreta para enfrentar responsablemente la gestión de los hidrocarburos en Bolivia.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar