Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Principio de acuerdo de YPF y Dow para explotar el yacimiento de Vaca Muerta


Aún no se han materializado acuerdos similares con Chevron y Bridas Energy para operar en la veta de hidrocarburos no convencionales más importante de Latinoamérica


Vista aérea de un pozo del yacimiento de Vaca Muerta. / REUTERS

La petrolera estatal argentina YPF firmó este martes su tercer preacuerdo para explotar el yacimiento de hidrocarburos no convencionales más rico de Latinoamérica, Vaca Muerta, el mismo que había descubierto Repsol cuando controlaba aquella compañía. Esta vez ha rubricado un memorándum de entendimiento no con una petrolera sino con una petroquímica, el gigante norteamericano Dow.

Mientras tanto, aún no se han materializado los principios de acuerdo similares con la estadounidense Chevron y la argentina Bridas Energy. Estas dos petroleras han sido demandas por Repsol, que considera que han negociado con los dueños ilegítimos de YPF, después de la expropiación del 51% que tenía hasta hace casi un año.

YPF planea ceder a Dow el 50% del bloque El Orejano, dentro del rico yacimiento de la provincia de Neuquén, en el sur de Argentina. El objetivo del pacto consiste en que la empresa norteamericana aporte los fondos necesarios para desarrollarlo.Ambas empresas son socias junto con la estatal brasileña Petrobras en Compañía Mega, que separa, fracciona y procesa gas para un amplio complejo petroquímico en Bahía Blanca (690 kilómetros al sur de Buenos Aires), donde opera Dow por cuenta propia.

“Para Dow, este acuerdo fortalece su acceso a materias primas mediante acuerdos de largo plazo e inversiones de capital moderadas y eficientes”, destacó YPF, empresa en la que Repsol aún mantiene un 12%. La petrolera argentina comenzó a producir gas no convencional en Vaca Muerta el pasado 1 de marzo.

YPF no informó en qué periodo de tiempo deberá sellarse el convenio definitivo con Dow, que seguramente se expondrá a un litigio de Repsol. La petrolera española ha demandado en los tribunales de EE UU a Chevron y en los de España a Bridas Energy, propiedad de la familia más rica de Argentina, los Bulgheroni. También exige una indemnización al Estado argentino por la nacionalización de YPF ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), tribunal arbitral del Banco Mundial.

En diciembre pasado, YPF firmó con Chevron un preacuerdo similar al que acaba de rubricar con Dow. Aquel memorándum establecía un periodo de cuatro meses para convenir el pacto definitivo, lapso que finaliza el 19 de abril próximo. Hace dos semanas, el vicepresidente de Chevron, George Kirkland, dijo a Financial Times que no se firmará el acuerdo final mientras persista el actual embargo de activos que sufre la empresa norteamericana en Argentina por una condena judicial por daños medioambientales en Ecuador.

A su vez, los demandantes ecuatorianos escribieron una carta al presidente de YPF, Miguel Galuccio, diciendo que su litigio no afecta futuros negocios de Chevron en Argentina.
La petrolera estadounidense ha apelado el embargo ante un tribunal de segunda instancia de Buenos Aires. 

También en diciembre, YPF selló un memorándum con Bridas Energy que establecía que en dos meses, es decir, el 28 de febrero pasado, debían estamparse las firmas finales. Eso no ha sucedido, pero a principios de marzo el presidente de YPF declaró que continúa la negociación con la familia Bulgheroni, mientras que esta a su vez conversa con su socia en la empresa argentina Bridas Corporation, la estatal China National Offshore Oil Corporation (CNOOC), para sumarla también a la explotación de Vaca Muerta.

Fuentes vinculadas a la negociación afirman que CNOOC prefiere evitar demandas de Repsol y espera que la petrolera española llegue antes a un acuerdo con el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para solucionar la indemnización por la expropiación. Repsol ha negado este mes los rumores sobre una supuesta negociación con el Gobierno argentino, pero ha admitido contactos exploratorios.

La prensa de Buenos Aires había comentado presuntas conversaciones para que YPF entregara parte de Vaca Muerta a Repsol. Después de que esta versión fuera desmentida oficialmente por el grupo español, uno de sus abogados, Miguel Klingenberg, dijo el pasado día 15 que su empresa podría aceptar activos de YPF como parte de pago del resarcimiento de 8.000 millones de euros que exige. “Es algo que podríamos considerar una vez que se establezca el monto de la compensación”, admitió Klingenberg.Y esa suma aún sigue incierta.

FUENTE:
http://economia.elpais.com/economia/2013/03/27/actualidad/1364357648_137421.html

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar