Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

El 70% en el campo aún utiliza leña


El 70 por ciento de los hogares del área rural del país utiliza leña como combustible para cocinar y sólo el 52,7 por ciento tiene acceso a energía eléctrica, lo que demuestra que existen marcadas deficiencias en el acceso a formas modernas de energía, señala el informe Evaluación Rápida del Sector Energía en Bolivia, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


Inauguración del taller sobre acceso y uso eficiente de energía en el hotel Cochabamba, ayer. - Carlos López Gamboa Los Tiempos

Según el análisis, la meta del Gobierno de dar cobertura de energía eléctrica al 100 por ciento de la población para 2025 demandará una inversión de más de 3.000 millones de dólares.Añade que los energéticos más utilizados en los hogares bolivianos son: el Gas Licuado de Petróleo (GLP); la biomasa, principalmente en el área rural para la cocción de alimentos; la energía eléctrica, y en cuarto lugar el gas natural.

El diagnóstico fue presentado ayer en el hotel Cochabamba, en el inicio del taller “Energía Sostenible para Todos”, organizado por el BID y en el que participa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Al taller, que concluirá esta tarde, fueron invitados alrededor de 50 ejecutivos y técnicos de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), del Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC), de empresas eléctricas, del Viceministerio de Electricidad, ONG, en busca de discutir los contenidos y alcances del informe de Evaluación Rápida del Sector Energía para luego diseñar un plan de acción a corto plazo que posibilite la universalización de la energía, explicó el especialista en energía del BID en Bolivia, Arturo Alarcón.

El documento, cuya exposición estuvo a cargo del consultor Enrique Gómez, revela que a nivel nacional la cobertura del servicio eléctrico en el área urbana creció en más del 100 por ciento en 34 años, ya que entre 1976 y 2010 se elevó de 34,3 a 77,1 por ciento; mientras que en el área rural la mejora del acceso al servicio eléctrico fue más significativa pues subió de 6,8 a 52,7 por ciento, en el mismo periodo de análisis.

Para ilustrar la gran cantidad de recursos que demandará la cobertura de energía eléctrica al 100 por ciento en el país, Gómez puso como ejemplo que el denominado “Plan de Universalización Bolivia con Energía 2010-2025”, en proceso de implementación por el Viceministerio de Electricidad, pretende invertir 1.388 millones de dólares en los próximos años.

Explicó que los recursos de inversión serán financiados principalmente con fondos de las empresas que distribuyen electricidad con 73,3 por ciento; del Gobierno nacional con 17,5 por ciento; de los gobiernos departamentales con 6,6 por ciento y de los municipios con un 2,2 por ciento.

Energía alternativa

Gómez agregó que para miles de hogares rurales en Bolivia y que están demasiado alejados de los centros urbanos, donde resultaría demasiado caro llegar con una red eléctrica, la mejor opción son los proyectos de energías alternativas como la energía fotovoltaica, la eólica y las mini centrales eléctricas que son “sumamente económicas de implementar”.


Recomiendan hidroeléctricas

Según el consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Gómez, después de una sequía de varios años, se debería encarar la construcción de centrales hidroeléctricas que, si bien toman varios años, son viables económicamente porque permiten liberar para su exportación el gas natural que actualmente consumen las plantas termoeléctricas.

Dijo que en esa línea se encuentra la construcción de las centrales hidroeléctricas San José y Misicuni I y II, en Cochabamba; Miguillas y Unduavi en La Paz; Rositas en Santa Cruz y el proyecto geotérmico en Laguna Colorada, en Potosí.

“Estos proyectos hidroeléctricos tendrían que ser reforzados con el tendido de nuevas líneas de transmisión. Se está hablando de una línea directa entre Cochabamba y La Paz; otra desde el Chaco hasta Tarija y de otras líneas de transmisión”, comentó.

Explicó que, en los últimos tres años, el Gobierno se vio presionado a instalar termoeléctricas de emplazamiento rápido (en comparación con el de las centrales hidroeléctricas) para evitar los racionamientos de energía eléctrica del Sistema Interconectado Nacional.

FUENTE:
http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20130327/el-70-en-el-campo-aun-utiliza-lena_207129_443846.html

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar