Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

YPFB Chaco perforó más pozos exitosos que otras petroleras

La  petrolera privada Pluspetrol fue la que menos éxito tuvo en la perforación de pozos positivos desde 2006. En cambio  la subsidiaria YPFB Chaco   tuvo los mejores resultados en sus intervenciones.
 

 Entre 2006 y junio de este año se perforaron 50 pozos, de los cuales 28 fueron negativos y 22 positivos, según el informe Perforación de Pozos en Bolivia. Exploración & Desarrollo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).
 
El documento  especifica que entre las empresas operadoras que más intervinieron en la actividad de la exploración están Pluspetrol, YPFB Chaco, YPFB Andina y  otras como Petroandina, E&P Bolivia, Repsol, YPFB Corporación y BG Bolivia tuvieron menor participación.
 
 
En el caso de la firma Pluspetrol, de las 16 perforaciones que realizó entre 2006 y 2014, sólo seis resultaron efectivos y los otros diez fueron negativos.
 
Entre éstos  se encuentran  Rosario del Ingre X1, Tacobo X1002, Río Seco Oeste, Tajibo Sur X1, Tajibo X4, Tacobo X1003, Tacobo X1005 y San Isidro X1.
 
  Actualmente, Pluspetrol produce y entrega a YPFB un volumen de 2,4 millones de metros cúbicos al día (MMmcd) de gas con destino a los mercados interno y de exportación. Además,   86 metros cúbicos al día  de petróleo/condensado, que la estatal destina básicamente al mercado interno, señala la página web de la operadora privada. 
 
En cambio,  YPFB  Chaco  obtuvo resultados positivos en nueve de 15 pozos. Estos fueron  Dorado X3, Caigua X1001, Dorado Oeste, Dorado X1001, Junín X1000, Carrasco Este X1,  Carrasco Forwall -2, Kanata Este 1 y Vuelta Grande 13ST2.  
 
El exministro de  Hidrocarburos  Guillermo Torres  opinó que  los fracasos de  Pluspetrol se  deben a que entró en áreas que  tenían mayor riesgo para encontrar hidrocarburos.
 
"Siempre intervino en campos como Madrejones,  que eran muy pequeños y que incluso YPFB los  operó  y se los dejó a las privadas.  Pluspetrol fue la que más se quedó con este tipo de áreas, por eso corrió ese riesgo y vemos esos resultados”, explicó.
 
  Chaco, en cambio,    recibió y heredó los campos que estaban en plena producción en la época de YPFB, incluso antes del proceso de  capitalización.
Exploración,  la prioridad
 
Torres sugirió que para encarar tareas de exploración se debe contar con un  plan que estipule no sólo la inversión,  el volumen a recuperarse  o cuánto se recibirá, sino que justifique la operación. 
 
 Observó que en  más de  diez años  la participación de las empresas privadas en la perforación de pozos ha sido mínima, una opinión que  es compartida por el experto  en el área, Bernardo Prado.
 
Esto se debe a que   no hay compatibilidad entre la Ley 3058 de Hidrocarburos, aprobada en 2005, y la Constitución Política del Estado, de 2009.
 
"Las empresas no tienen   alicientes, pese a que se aprobaron varios decretos sobre incentivos a la producción. Las empresas se van donde hay menor riesgo y Bolivia en este momento no   puede convencerlas porque no hay seguridad jurídica”, precisó Torres.
 
 Prado añadió que  pese a que desde 2006 se perforaron 50 pozos, de los cuales  22 fueron positivos, el país no  tuvo la capacidad de satisfacer  la demanda de gas   de los mercados de Brasil y Argentina  simultáneamente. 
 
 Se tuvo  cerca del 50% de éxito, pero  la producción de estos pozos no es suficiente para abastecer la demanda externa, explicó el especialista. 
 
 "Por eso, tenemos que ser  más agresivos en la actividad exploratoria y si las empresas privadas no van a ser agresivas, entonces es el Gobierno, a  través de YPFB  Chaco y Andina, el que tiene que asumir ese protagonismo y empezar a perforar más para que estos índices suban”, sugirió.
 
La producción de gas en el  país llega a 60 MMmcd en la actualidad, de los cuales incluso más de la mitad se destina al mercado de Brasil, en tanto que lo restante va a Argentina y al mercado interno.

FUENTE: PAGINA SIETE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar