Boletin Semanal

Suscribirse aqui
Remarcando la necesidad de una agenda propia y la articulación adecuada a una política energética sustentable, Daniel Hugo Bouille posiciona el tema de la transición en el sector petrolero, golpeado por los precios bajos del petróleo. ###

ANOTE: La disponibilidad de recursos energéticos SE CONSTRUYE POR CAMBIOS ECONÓMICOS

 

Remarcando la necesidad de una agenda propia y la articulación adecuada a una política energética sustentable, Daniel Hugo Bouille posiciona el tema de la transición en el sector petrolero, golpeado por los precios bajos del petróleo.

 

  Vesna Marinkovic U.

 

 

Un mensaje, implícito y explícito, expresado por los actores del sector petrolero en distintos foros es que frente a la crisis sostenida; derivada del derrumbe de los precios del crudo, que ha desnudado la extrema dependencia de los Estados frente a los combustibles fósiles, existe la urgencia de mirar hacia la transición energética.

 

Esto quiere decir que los Estados están comenzado a gestionar con más fuerza la diversificación de sus economías; y las empresas petroleras están haciendo un mayor énfasis en la transición hacia las renovables, como una forma de hacer frente a la escasez de inversiones en el sector petrolero, especialmente en áreas como el upstream.

 

En el congreso de la CBHE, de agosto pasado, Daniel Hugo Bouille, experto en temas de economía, política energética y medio ambiental y presidente de la Fundación Bariloche, dijo, en relación a las perspectivas de las energías renovables en la matriz energética mundial, que hay una evolución reciente en este sector.

 

DE LA TRANSICIÓN

 

Haciendo una revisión sobre el desempeño de energías como la solar y la eólica para encarar la seguridad de abastecimiento, un mayor acceso a servicios energéticos y evitar efectos irreversibles en el medio ambiente; Bouille afirmó que se requiere de una transición energética en el sector.

 

Precisó que esta debe ser entendida fundamentalmente como un cambio de un estado de un sistema energético a un estado diferente, en términos de cantidad, calidad y estructura de usos finales (servicios energéticos) y abastecimiento; considerando diferencias de espacio y tiempo.

 

Sostuvo que la transición depende de los escenarios y el cumplimiento de sus hipótesis asegurando que la disponibilidad de recursos se construye dinámicamente por cambios económicos, tecnológicos y conocimiento geológico, haciendo énfasis en que los análisis deben considerar todos los factores con enfoque integral.

 

A juicio de Robert N. Stavins, profesor de negocios y gobierno de la Universidad de Harvard y director del Programa de Economía Ambiental de Harvard, la ventaja de estos cambios en los mercados de petróleo es que “son inequívocamente buenos para el bienestar munmundial”, ya que los consumidores “verán un aumento de los ingresos disponibles”.

 

DESAFÍOS

 

Sin embargo, Bouille dijo que las renovables aun enfrentan desafíos importantes como los precios de los energéticos a sustituir; los costos marginales que pueden ser elevados; la necesidad de desarrollo tecnológico diferencial; asegurando que, en general, tienen un tasa baja de energía neta.

 

Destacó en esta dirección la situación recurrente de la intermitencia por condiciones naturales, estacional o diaria y dijo que en electricidad estas son más intensas en capital que las no renovables, a nivel de la incidencia del costo de oportunidad del capital; y que el costo de la energía es sensible a la tasa de descuento.

 

¿DE QUÉ DEPENDE EL ÉXITO?

 

Al hablar de políticas para la transición de los sistemas energéticos dijo que para lograr situaciones de éxito era necesario considerar que para la expansión es importante el crecimiento del mercado que surge de una combinación de políticas de largo plazo y predecibles.

 

También destacó el compromiso y apoyo de los actores nacionales y locales, precisando que cada mecanismo de política evoluciona a medida que la experiencia en su uso se incrementa; y por supuesto hizo mención a la importancia del desarrollo tecnológico como imprescindible para este reto.

 

Para él es definitivamente significativo contar con condiciones de borde, remoción de barreras e instrumentos de política para encarar el reto de una transición hacia las renovables con más probabilidades de éxito.

 

Hablando de condiciones habilitantes relevantes afirmó que el papel de las Nuevas Fuentes dependería de un mayor énfasis en el crecimiento económico y equidad; promoción del acceso a la energía; de aspectos demográficos como el crecimiento y distribución poblacional y por supuesto de la articulación de las políticas energéticas y de un adecuado contexto institucional.

 

Mencionó, asimismo, la relevancia de las acciones ambientales globales; las tensiones sobre las fuentes fósiles; la importancia de conocer las características de los sistemas energéticos; el desarrollo tecnológico diferencia y políticas de transferencia de tecnología, remarcando que, en realidad, existen múltiples trayectorias posibles.

 

Al reconocer que la opinión de los expertos de la propia industria de la energía pasa al momento por una diversidad de lecturas que relativizan incluso el uso del carbón y la energía nuclear, Bouille dijo que existe la necesidad de estructurar una agenda propia al respecto junto a la articulación adecuada a una política energética sustentable.

 

No dejó de relievar la importancia de la asignación de un papel específico de las renovables en el sistema energético; la interacción con otras políticas generales y sectoriales así como la cooperación económica y la integración regional.

 

En parangón, Dan Esty, profesor de la Universidad de Yale, recomienda no hacer caso cuando alguien dice que el petróleo barato es “un golpe mortal para la energía limpia”, en la medida que esta conclusión “refleja una visión demasiado limitada del mundo”.

 

ATISBOS

 

Un atisbo concreto de esta transición puede ser la reciente compra realizada por la petrolera francesa Total de la empresa Saft Group, fabricante de baterías, con la idea de expandir sus operaciones hacia el diseño y fabricación de equipos de acumulación. Se trata de una gestión hacia sectores sostenibles que se suma a la adquisición, en 2011, de la SunPower, dedicada al rubro de los paneles solares.

 

Pese a que el momento no genera muchas certidumbres, muchos expertos parecen estar imbuidos en la certeza de que de las situaciones complicadas nacen las mejores ideas. Pero, por el momento, no hay duda de que la fuerza del petróleo sigue moviendo al mundo.

 

…por el momento, no hay duda de que la fuerza del petróleo sigue moviendo al mundo…”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar