Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

YPFB se querella con siete cooperativistas mineros por atentados en el oleoducto OSSA 2

Tras verificarse daños ocasionados por atentados de los cooperativistas mineros en el Oleoducto Santa Cruz-Sica Sica-Arica (OSSA 2), el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá M., informó la querella a siete integrantes de este sector que pretendían paralizar el sistema de abastecimiento de hidrocarburos a nivel nacional.   

Durante los bloqueos de carreteras por parte de los cooperativistas mineros entre los días 18 y 19 de agosto, se evidenció que este oleoducto sufrió dos atentados a la altura de las localidades de Pongo (KP 55+970) y Panduro (KP 168+315) que buscaron volar el ductor con dinamita y con quema de llantas en tres metros de la longitud debajo del ducto.

“Hemos iniciado ante el Ministerio Público una solicitud de ampliación de investigación de la denuncia formal donde estamos ya querellándonos contra los dirigentes Carlos Mamani Copa, Carlos Castro Manuel, Agustín Choque, Julián Pinto, Silvestre Flores, Roberto Durán y René Cochi por los delitos de asociación delictuosa, peligro de estrago, atentado contra la seguridad de bienes públicos y daño calificado”, exteriorizó Achá.

El oleoducto OSSA 2 está tendido paralelamente al Gasoducto Al Altiplano (GAA) y transporta alrededor de 25.000 barriles por día de crudo reconstituido (RECON) para la exportación a través de la terminal de Arica en Chile.     

El presidente de la estatal petrolera lamentó la medida extrema asumida por este sector, pues hubiera derivado, en caso de explosión, en la suspensión de la operación del OSSA 1 que es el oleoducto por donde se transporta el RECON desde Santa Cruz, afectando a todo el sistema de abastecimiento para el Occidente del País, de Gas Natural y combustibles.

Además hubiera afectado en la paralización del GAA que actualmente transporta 170 millones de pies cúbicos por día (MMpcd) de gas natural a las regiones de La Paz y Oruro.    

“Este atentado tenía la intención de parar todo lo que es el abastecimiento de combustibles a nivel nacional. Las refinerías Guillermo Elder Bell y Gualberto Villarroel hubieran dejado de procesar y no hubiera habido transporte de producto de GLP, condensado y crudo reconstituido hacia Cochabamba y Cochabamba también no hubiera podido evacuar la producción que tiene para el abastecimiento de productos a Oruro, Potosí, La Paz. Pienso que no es la manera de solicitar ni hacer prevalecer los requerimientos que tenga este sector porque este hecho hubiera afectado al abastecimiento a todo el pueblo boliviano con desabastecimiento de gas natural, gasolina especial, diésel oíl y GLP”, reflexionó Achá.

Hasta el fin de semana YPFB repondrá los tramos afectados del oleoducto que tendrá un costo superior a los $us 300.000, “y en donde claramente se evidencia el propósito de los cooperativistas de generar una estabilidad a nivel nacional en este caso afectando la seguridad energética de nuestro país”, subrayó Achá.

FUENTE: AN-YPFB  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar