Boletin Semanal

Suscribirse aqui
VI Congreso Internacional de YPFB Gas y Petróleo 2016 Resiliencia: el accionar de la industria del gas y petróleo ###

El gas, ¿una SOLUCIÓN ENERGÉTICA EN VOGA?

 

VI Congreso Internacional de YPFB Gas y Petróleo 2016 Resiliencia: el accionar de la industria del gas y petróleo, que se realizó en julio pasado en Santa Cruz de la Sierra, ratificó las buenas perspectivas que tiene el gas natural en el mercado energético global y mostró a Bolivia como un país resistente a situaciones de crisis.

 

  ENERGÍABolivia y agencias

 

 

Los foros tienen la habilidad de actua lizar información y, más allá de ello, poner en agenda temas de interés - para los sectores participantes y establecer sinergias. En esta línea, el VI Congreso Internacional de YPFB Gas y Petróleo 2016, habilitó el escenario para posicionar las oportunidades de la industria del gas y sus aportes como “una solución energética limpia a futuro”. La disertación de Pal Rasmussen, Secretario General de International Gas Union fue de hecho en esa dirección.

 

Sostuvo que la industria de los hidrocarburos está en una dinámica de transición hacia formas de generación más limpias. Un criterio compartido también por el secretario general del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), Seyed Mohammad Hossein Adeli, quien presentó una lectura naturalmente favorable al combustible que sustenta la organización que lidera y destacó su importancia en la reducción de emisiones de gas.

 

Rasmussen mostró al gas como “un agente positivo de cambio” asegurando que un mayor uso del mismo en la generación de energía, reduce drásticamente la contaminación en ciudades urbanas, proporciona una mejor calidad de vida y aseguró que en este sentido el gas natural “será una parte importante de la solución energética limpia a futuro”, mostrándose a favor de la eficiencia energética y las energías renovables en la línea de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

 

Esta fue una alusión directa a favor de consolidar una matriz energética menos contaminante, desde el propio sector de los hidrocarburos fósiles. Sin embargo, el gas continuará siendo por mucho tiempo más el combustible de oro para muchos mercados globales y los productores lo saben muy bien. Lo difícil sigue siendo su dependencia de los precios del petróleo y un mercado inundado de este combustible, madre de todas las batallas hasta el momento.

 

BOLIVIA Y SU RESILIENCIA

 

Desde Bolivia se dijo que había condiciones de resistir a los precios bajos del petróleo, a la contracción, y al clima de incertidumbre que ello estaba provocando. El vicepresidente Álvaro García Linera fue el encargado de mostrar en el evento que Bolivia es un país resiliente y remarcó el objetivo gubernamental de posicionar a Bolivia como el “Centro Energético del Continente” hasta el año 2020.

 

Aseguró que para ello será importante considerar cinco pilares: i) incrementar las reservas, ii) ampliar mercados, iii) la industrialización del gas, iv) consolidar los mercados de exportación, y v) exportar energía eléctrica desde Bolivia en base a termoeléctricas e hidroeléctricas).

 

García Linera destacó el incremento de inversiones en toda la cadena hidrocarburí- fera y la política de incentivos a la exploración, dejó claras sus afinidades con el Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) y con Gazprom; el gigante energético de Rusia y actor clave en el control del mercado del gas en Europa.

 

José Carraza , director global de negocios petroquímicos de Honeywell UOP-USA destacó el proyecto de la planta de propileno y polipropileno asegurando que cuenta con tecnología de vanguardia y la situó como la primera en Latinoamérica de tales características.

 

Sin embargo, Carraza remarcó que la industria petroquímica requiere optimizar permanentemente las inversiones, minimizar costos de operación, trabajar en operaciones confiables, y mantener la innovación continua. Asimismo, resaltó la existencia de una brecha entre la oferta y demanda de propileno, asegurando que esto implica una oportunidad para Bolivia

 

LA TRANSICIÓN

 

El secretario general de la FPEG, Hossein Adeli caracterizó las perspectivas de la industria gasífera señalando que esta se encuentra en un “período de transición” marcado por; i) la innovación tecnológica, ii) las dinámicas del mercado y iii) los compromisos de reducción de emisiones de gas establecidos en la Vigésimo Primera Conferencia Internacional sobre Cambio Climático COP 21.

 

Adeli, en la misma ruta de Rasmussen, dijo que “existe la oportunidad de posicionar al gas como un combustible limpio para reducir el calentamiento global”, precisando que se debe enfrentar el desafío de un mercado cambiante atendiendo: la dinámica impuesta por el GNL, la reducción de costos en base a nueva tecnología, y la desvinculación del precio del gas de los precios del petróleo.

 

Vladimir Ilyanin, encargado de Negocios en el Sector del Upstream de GAZPROM, se refirió a los modelos de precios globales del gas natural, asegurando que “la coexistencia de diferentes mecanismos de formación de precios crea variedad de sistemas de fijación de precios en la industria global de gas natural”.

 

Destacó entre estos modelos: i) el modelo de indexación al petróleo, ii) el modelo Hub puro y iii) el modelo Híbrido referido a una combinación fija (Hub puro) y variable (indexado), concluyendo que “este último modelo representa la mejor opción para la industria del gas y que sus inconvenientes podrían ser resueltos por la renovación de contratos”.

 

La China también se mostró favorable a la transición hacia una matriz energética más limpia, también en base al gas. Chen Rui, Director adjunto del Departamento de Investigación del Mercado del Petróleo de CNPC, dijo que “en China el uso de combustibles contaminantes disminuirá a favor de una energía más limpia, generando una importante oportunidad para el gas natural”

 

EL GAS DEL SUR

 

Bob Fryklund, Jefe de Estrategias de Upstream de IHS Inc., habló durante su intervención en el congreso de un “nuevo escenario energético global”, con actores clave como Estados Unidos, Rusia, Irán, Irak, Arabia Saudita, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, y remarcó que en este contexto emerge el mercado del Cono Sur, en proceso de equilibrio, “con una nueva oferta de gas que será absorbida por la creciente demanda”.

 

Consiguientemente y si bien a nivel global hay una ralentización de la economía que está incidiendo en los consumos energéticos, la afirmación de que el mundo requerirá de todas las formas de energía para abastecer la creciente demanda energética no parece haber sufrido modificaciones. En este escenario, las perspectivas para el gas no dejaron de mostrarse buenas, tampoco.

 

Por el momento, Rodrigo Costa Lima e Silva, gerente ejecutivo de gas natural de Petrobras, aseguró que “el gas boliviano, confiable y competitivo desde 1999, continuará siendo necesario para el mercado brasilero por muchos años, incluso después de la finalización del GSA.”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar