Boletin Semanal

Suscribirse aqui

###

Para que las RIN dejen de caer… (*)

 

Gary A. Rodríguez Álvarez (*)

 

 

Como dirían en el interior del país, las RIN están “crepando” -en buen castellano están bajando-, señala este artículo que analiza el comportamiento de las Reservas Internacionales Netas del país, en una coyuntura que refiere que a mayo del 2016 las importaciones otra vez superaron a las exportaciones consumando una pérdida de reservas por encima de 500 millones en apenas cinco meses.

 

Según un último reporte del Banco Central de Bolivia, las Reservas Internacionales Netas (RIN) del país cayeron $us2.067 millones en el 2015, siendo las principales causas del descenso, la baja de ingresos por exportación y el incremento de la salida de dólares por importación, explicaba la nota “Transferencias de dinero al exterior crecen en 30 veces” (EL DEBER, 07.6.16). Como dirían en el interior del país, las RIN están “crepando” en buen castellano están bajando. Y caen luego de mucho, muchísimo tiempo…la pregunta es ¿hasta cuándo y hasta cuánto podrían o deberían caer y qué hacer para evitarlo?

 

 

Las RIN son una suerte de ahorro de un país que en términos de expectativas resulta gravitante pues a ellas se asocia que la economía es sólida…”

 

Las RIN son una suerte de ahorro de un país que en términos de expectativas resulta gravitante pues a ellas se asocia que la economía es sólida, que tiene respaldo y hay confianza en las políticas públicas. Para un país con un buen bolsón de RIN, la estabilidad económica y monetaria estaría garantizada. En el caso de Bolivia, por ejemplo, siendo que el grueso de las RIN está expresado en dólares, un alto volumen de aquellas implicará el poder atender solventemente una demanda real o en su momento especulativa por causa de las expectativas.

 

Las RIN en Bolivia subieron sostenidamente desde menos de 2.000 millones de dólares en el año 2005 hasta superar los 15.000 millones en cierto momento del 2014, pero desde el 2015 empezaron a caer y no dejan de hacerlo. ¿La razón? El punto de inflexión que se está dando en el comercio exterior boliviano.

 

Y es que, así como el benéfico “efecto precio” de la década de oro -del inédito auge que favoreció a Bolivia en sus exportaciones, con una constante suba de las RIN- ahora, desde el 2015 el efecto precio inverso por la baja en las cotizaciones internacionales está golpeando severamente a las RIN, pues luego de 11 años de recurrentes superávits se retornó al déficit en balanza comercial, esto es, los dólares por exportación no alcanzan para pagar la importación: el 2015 perdimos 953 millones de las RIN por ello -además- las exportaciones cayeron más de 4.000 millones ese año. A mayo del 2016 las importaciones otra vez superaron a las exportaciones consumando una pérdida de reservas por encima de 500 millones en apenas cinco meses.

 

¿Cómo evitar que las RIN caigan más, siendo que de no subir oportunamente podría darse en algún momento una presión sobre el tipo de cambio y un impacto sobre las expectativas (confianza) de la gente respecto a la moneda nacional? Fácil: exportar más, importar menos y captar más inversión extranjera.

 

…el 2015 perdimos 953 millones de las RIN por ello -además- las exportaciones cayeron más de 4.000 millones ese año”

 


(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional, gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar