Boletin Semanal

Suscribirse aqui

El aumento de la producción de crudo y el derrumbe de los precios del petróleo han afectado negativamente la estabilidad de Canadá.

###

El gas, EN LA COYUNTURA DE LOS PRECIOS BAJOS del crudo

El Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) tiene el desafío de fortalecerse como la instancia dirimidora sobre el destino del gas a nivel del mercado global, una apuesta que podría clarificarse este año en Bolivia.

 

Rafaél Veliz

 

La desvinculación del precio del gas de los precios internacionales del petróleo pone nuevamente en escena al Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), en plena crisis de los precios del petróleo. Una coyuntura, para muchos, apropiada para aprovechar las potencialidades de este energético, y destacar su importancia estratégica a nivel global y regional.

 

Diferentes estudios coinciden en señalar que el gas natural está destinado a convertirse en la energía del siglo XXI, debido a que existen reservas abundantes de gas, en relación a la disminución de las reservas de petróleo, y a que es un combustible “limpio” que no contamina el medio ambiente.

 

El informe del “Rol de gas natural en el desarrollo”, publicado por la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), establece que el gas natural se hace cada vez más importante para la producción de polietilenos, metano, metanol, amoniaco y otros productos derivados. Remarcando su uso en la generación de energía eléctrica.

 

En base a reservas y producción, la Olade estima que se podría producir gas convencional por 70 años y gas no convencional por otros 180 años. En la actualidad, las reservas de gas convencional a nivel mundial, ascienden a 208 trillones de metros cúbicos (TCF por su sigla en inglés), de las cuales más del 70% se encuentran en territorio de miembros del FPEG.

 

LA “OPEP” DEL GAS

 

La iniciativa de crear un organismo internacional que aglutine a los principales países exportadores de gas, es promovida en 2001 por Irán, Qatar y Rusia. En diciembre de 2008, durante la séptima reunión ministerial de los países aglutinados al Foro, en Moscú (Rusia) determinan consolidar la institución como organismo internacional, con sede en Doha (Qatar). Entre los países fundadores se encuentran Venezuela y Bolivia.

 

 

En la actualidad el FPEG cuenta con 14 miembros: Irán, Rusia, Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria, Trinidad y Tobago, Venezuela, Perú, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Omán y Qatar. Y tiene cuatro miembros en calidad de observadores: Holanda, Kazajistán, Irak y Noruega.

 

En noviembre de 2015, durante la III Cumbre del FPEG, en Teheran (Irán) el presidente iraní, Hasán Rohaní, puntualizó: “Es necesario adoptar políticas bien coordinadas para mejorar los beneficios de los productores”.

 

EL ‘PESO’ DE BOLIVIA EN EL FPEG

 

Bolivia es en la actualidad el productor de gas número 17 del mundo. El segundo en reservas en América del Sur y el cuarto mayor productor de América Latina.

 

Según el secretario general del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), Seyed Mohammad Hossein Adeli, Bolivia podría convertirse en uno de los principales exportadores de gas gracias al plan de exploración, previsto por el actual gobierno.

 

“Bolivia va a estar en la parte alta, en el tope de la lista de los países exportadores de gas de la región, según las proyecciones técnicas que tenemos en el FPEG”, dijo durante su intervención en el VI Congreso Internacional YPFB Gas & Petróleo 2016.

 

Según proyecciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) las reservas de gas estimadas en 11 trillones de metros cúbicos (TCF), y podrían llegar hasta los 30 TCF para 2020.

 

“Es una cualidad importante, ya que en los próximos años, debido a las grandes reservas encontradas, los únicos países que estarán en condiciones de exportar gas natural en la región serán Venezuela y Bolivia”, señaló el presidente de YPFB, Guillermo Achá.

 

El futuro de los precios de gas natural es incierto, depende de varios factores o variables, como el crecimiento económico, la tecnología, la oferta y demanda, e incluso los cambios estacionarios, que hacen que suba o baje la demanda de energía.

 

Por el momento, la asociación de países productores y exportadores de gas, con sede en Qatar, tiene el rol de fortalecerse como instancia dirimidora del destino del gas en el mercado global, en una coyuntura de precios bajos que ha dejado casi sin inversiones el sector del upstream.

 

En noviembre 2017, Bolivia será sede del IV Cumbre del FPEG, y por ende, escenario del debate con miras a alcanzar un “precio justo” para la energía del siglo XXI.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar