Boletin Semanal

Suscribirse aqui

###

¿ Qué tal si implementamos EL NET-METERING?)

 

Sergio Arnéz (*)

 

 

Para agilizar el avance de las energías renovables, los países avanzados y varios de los menos avanzados del mundo han implementado el sistema Net Metering, mediante el cual los usuarios finales que instalen sistemas de generación de electricidad para cubrir su propio consumo, como paneles fotovoltaicos o aerogeneradores, pueden inyectar sus excedentes a la red pública y con ellos pagar la compra de electricidad que realizan cuando su sistema no produce.

 

Con la masificación del uso de sistemas de generación renovable, como sistemas de paneles fotovoltaicos y sistemas con pequeñas turbinas eólicas, los costos de los mismos se han reducido a un nivel que ya es accesible para los consumidores finales domiciliarios, comerciales e industriales.

 

 

En los países donde la electricidad tiene un precio normal, relacionado con el precio internacional de las fuentes principales de energía como el petróleo, gas natural, carbón, etc (que es un reflejo de su valor real), invertir en un sistema de generación para cubrir parte o todo el consumo propio, especialmente con paneles solares instalados en los techos de las casas, edificios, parqueos y naves industriales, se ha popularizado y vuelto una práctica normal para los consumidores finales, por el ahorro que esto les significa en los costos mensuales de compra de electricidad.

 

Por otro lado, la instalación de sistemas de generación propia es una excelente forma de ayudar a cubrir la demanda de electricidad de un país, generándo la en el mismo lugar de consumo y por los propios consumidores, lo cual tiene grandes ventajas como la reducción de utilización de combustibles fósiles, reducción de pérdidas de transmisión, la reducción de necesidades de inversión en centrales eléctricas y refuerzos de redes de transmisión, etc, por lo cual los gobiernos y las empresas distribuidoras de electricidad no solo permiten la conexión de los sistemas de generación para consumo propio de consumidores finales a la red, sino que la incentivan con el Net-Metering.

 

Estamos 20 años por detrás de los pioneros en la implementación de energías renovables alternativas…”

 


Cuando un consumidor final instala un sistema de generación propio conectado a la red, existen periodos de tiempo en los cuales el sistema de generación produce más energía que la que consume el propietario, por lo cual dicha energía puede ser inyectada a la red, y existen otros periodos en los cuales el consumo propio es mayor que la producción propia, por lo cual el consumidor requiere energía de la red.

 

Por ejemplo, en el caso de paneles solares instalados en un domicilio particular, la producción de energía en algunas horas del dia puede ser mayor al consumo, mientras que en algunas horas de la noche seguramente se requerirá energía de la red.

 

Con el Net-Metering se cuantifica la energía neta inyectada a o comprada de la red en el mes, es decir que el contador de energía avanza cuando el consumidor compra de la red y retrocede cuando inyecta a la red (en el caso de medidores bidireccionales se registra la energía inyectada a la red y la comprada de la red y se realiza la resta para determinar el monto neto). Si el monto neto de energía es a favor de la distribuidora el consumidor lo paga con la tarifa correspondiente, y si es a favor del consumidor se arrastra para el siguiente periodo.

 

Con este procedimiento la red pública se transforma en un lugar de almacenaje de energía, lo cual hace que el sistema de generación propia no requiera baterías, aspecto que tiene muchas ventajas: el sistema es más económico, requiere menos mantenimiento, tiene bajísimo costo de mantenimiento y es menos dañino para el medio ambiente.

 

Como se dijo antes, las ventajas para el Estado si implementara esta política son clarísimas: ahorra gas natural y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero sin costo alguno.

 

Las Distribuidoras de Electricidad son las que seguramente se sentirían amenazadas por la implementación de este sistema, pues su negocio es la compra-venta de electricidad. Sin embargo, basta recordar que ellas trabajan bajo el esquema de Rentabilidad Asegurada, por lo cual, si con la implementación de este sistema su rentabilidad bajara en el primer periodo, en el siguiente tendrían que poder recuperarla.

 

Otro problema que verían las Distribuidoras es que con la reducción de la energía vendida, tendrían que incrementar las tarifas para recuperar su rentabilidad. Después de la implementación de la normativa del Net Metering, el crecimiento del número de instalaciones de generación propia será lento y tomara varios años popularizarla en Bolivia, debido a que las tarifas de electricidad son actualmente muy bajas, lo que hace que los ahorros monetarios con los sistemas de generación propia son interesantes por ahora solo para consumidores comerciales y domiciliarios de alto consumo, que son los tienen las tarifas más elevadas. Por ello, la reducción de energía vendida será inicialmente muy pequeña y requerirá solo ajustes imperceptibles en la tarifa.

 

En la parte técnica, el tema que podría preocupar a las Distribuidoras es la presencia de voltaje desde el lado del consumidor cuando se ha cortado el suministro desde la red, por ejemplo para un mantenimiento. Los sistemas de generación propia para operación con conexión a red pública (sistemas On Grid), tienen la función de desconexión automática en caso de corte de suministro de la red (funcionan solo cuando hay voltaje de la red), por lo cual no existe el peligro citado.

 

Otros temas que pueden ser vistos como complicados por otros actores clave del sector eléctrico son la intermitencia de la generación (por nubes en el caso de paneles solares o falta de viento en caso de mini turbinas eólicas) o la incertidumbre respecto a cuanta potencia será instalada, u otros. Sin embargo, estos ya son temas superados y en vez de preguntarnos si implementamos una política así, ya usual en el mundo, deberíamos preguntarnos por donde empezamos.

 

Estamos 20 años por detrás de los pioneros en la implementación de energías renovables alternativas, así como en muchos otros campos (solo basta mirar en internet como se hacen las cosas en otros lados y que cosas se hacen que nosotros ni imaginamos). Démonos la oportunidad de acortar esa brecha implementando las cosas que ya son usuales en otros países, en beneficio nuestro, de nuestro medio ambiente y de nuestros hijos.

 

Con este procedimiento la red pública se transforma en un lugar de almacenaje de energía…”

 


(*) Es ingeniero eléctrico formado en Alemania, con 20 años de experiencia en el sector eléctrico boliviano, en el área de generación de electricidad.

 


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar