Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###


 

Claudia CRONEMBOLD:
“RETIRO DE BOLIVIA DEL CIADI se interpreta como una señal negativa”

 

En una suerte de evaluación de lo que fue el 1er Congreso Internacional de Arbitraje Energético, organizado por la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía, su presidenta, Claudia Cronembol remarca que es importante acudir a una institución neutral para resolver diferencias, sin injerencias de parte del Estado.

 

Vesna Marinkovic U.

 

 

 

1 ¿Cómo surge la iniciativa de realizar un evento sobre arbitraje energético?

 

El crecimiento y desarrollo económico de nuestro país y las disputas que derivan de las transacciones comerciales en diferentes ámbitos y rubros, demandan no sólo mecanismos alternos de solución de controversias como el arbitraje, sino la existencia de centros especializados, en este caso, en arbitraje de energía.

 

Uno de los primeros pasos en la creación de dichos centros es justamente la capacitación y entrenamiento para que los usuarios puedan comprender mejor la aplicación, alcance y la utilidad de este mecanismo en su rubro o actividad, entonces, la iniciativa de realizar este tipo de eventos de capacitación responde a las necesidades de actualización y entrenamiento que se debe tener en esta materia.

 

Los congresos, seminarios y talleres, presentan una oportunidad única para empresarios, abogados, funcionarios del sector público, estudiantes y público en general, de conocer mejor el desarrollo y utilidad del arbitraje en una industria altamente especializada, donde los conocimientos jurídicos por sí solos, no son suficientes para que los árbitros y abogados de las partes puedan identificar con precisión los elementos en disputa y realizar una adecuada evaluación de los derechos afectados, incumplimientos, daños, perjuicios y la relación de causalidad entre los mismos.

 

Asimismo, el congreso fue la oportunidad propicia para presentar a la comunidad jurídica y energética del país y del mundo nuestro centro de arbitraje especializado en energía CEAR-CBHE, el cual está a disposición de la industria como un mecanismo para resolver las disputas de manera extrajudicial.

 

2 ¿Bolivia cuenta con la institucionalidad necesaria para un arbitraje energético?

 

La promulgación de la Ley No. 708 de conciliación y arbitraje, el pasado 25 de junio de 2015 nos da el marco legal que permite la realización de arbitrajes en diferentes rubros, incluyendo el energético, con ciertas limitaciones. Así, por ejemplo el Art.4, incisos (1) y (6) de la Ley No.708 establece que no pueden someterse a conciliación ni arbitraje las disputas relativas a la propiedad de los recursos naturales, ni aquellas que versen sobre licencias, registros y autorizaciones sobre recursos naturales en todos sus Estados. Sin embargo, las entidades o empresas estatales pueden aplicar la conciliación y el arbitraje, en controversias que surjan de un contrato de adquisición de bienes, obras o provisión de servicios, suscrito en el extranjero, con entidades o empresas extranjeras sin domicilio legal en Bolivia. Cabe anotar que en procedimientos de conciliación y arbitraje en los que intervenga el Estado, toda la información conocida y producida en el procedimiento tendrá carácter reservado, si fuera calificada como tal por la normativa vigente.

 

Es a partir de este marco legal que se desarrolla toda la institucionalidad de la conciliación y el arbitraje, mediante la creación de centros, cuya finalidad es justamente otorgar el marco institucional y prestar los servicios administrativos y logísticos, que puedan viabilizar el arbitraje, velando por el cumplimiento de todos las etapas procesales, hasta llevarlo a una conclusión satisfactoria y segura para ambas partes. Cabe precisar que los centros ejercen control disciplinario sobre los árbitros, respecto de sus actuaciones en el procedimiento arbitral.

 

Es importante resaltar que en 2013 la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE) puso en marcha la creación de un centro de arbitraje especializado en el área de energía (CEARCBHE), lo cual no es usual en la región y de hecho se constituye en el primero de esas características. El CEAR cuenta con una nómina de 33 árbitros de primer nivel de 12 distintas nacionalidades con una vasta experiencia en materia arbitral y muchos años de práctica profesional, que avalan la conducción de los procesos de forma idónea y transparente.

 

¿Tienen muchos casos de arbitraje energético en el país?

 

En el ámbito comercial, es decir de prestación de bienes y servicios relacionados con proyectos de energía sí existen muchas disputas que se suscitan entre contratistas y subcontratistas, que se resuelven no sólo mediante arbitraje sino también a través del uso de otro tipo de medios alternativos de solución de controversias, como la conciliación, mediación o negociaciones directas.

 

En el marco de arbitraje de inversiones y según datos de la Procuraduría General del Estado, en febrero de 2013 y a raíz de las nacionalizaciones ejecutadas por el gobierno boliviano, el país enfrentó trece causas internacionales de arbitraje, en energía, minería y otros rubros, con demandas que en total superaban los 1.000 millones de dólares.

 

…en procedimientos de conciliación y arbitraje en los que intervenga el Estado, toda la información (…) tendrá carácter reservado…”

 


Hoy el escenario ha cambiado en materia de arbitraje de inversiones pues, la Constitución Política del Estado (en cuanto a hidrocarburos) y la Ley No.708 (de manera general), exigen que este tipo de arbitrajes tengan sede en Bolivia. Cabe indicar que Bolivia dejó de ser miembro del CIADI en el año 2007.

 

4¿No ser miembro del CIADI, complica o facilita la gestión de arbitrajes en el sector?

 

Siempre hay dos visiones, la estatal y la privada. La primera en su momento sostuvo que el CIADI se había convertido en una institución de defensa de intereses privados y que, en el marco de la recuperación de competencias plenas y exclusivas del Estado, inherentes a su soberanía misma, el Estado tendría el derecho de disponer libremente de sus recursos naturales y por ende de regular la manera de resolver los conflictos que se susciten en dicho ámbito

 

Por la parte privada y de inversión extranjera, el retiro de Bolivia del CIADI se interpreta como una señal negativa y de inseguridad jurídica, con relación a la necesidad del inversor de poder acudir a una institución neutral e independiente para resolver sus diferencias de una manera justa, oportuna, sin injerencias de ningún tipo por parte del Estado receptor de la inversión y con la posibilidad de contar con árbitros independientes, imparciales y de reconocida competencia a nivel internacional.

 

En este contexto, el inversor extranjero sí podría considerar que existe una complicación al observar que tiene ciertas limitaciones si decide resolver sus controversias con el Estado mediante arbitraje, ya que entre otros requisitos - la Ley No.708 le exige que previamente debe recurrir a la vía de la conciliación, alargando posiblemente la resolución de la disputa, en caso de no llegarse a un acuerdo por esa vía.

 

Adicionalmente, según la Ley No.708 en materia de disputas relativas a inversiones, la sede del arbitraje debe constituirse en territorio boliviano; la conciliación y el arbitraje se consideran nacionales y deben ser administradas por un centro nacional; y la existencia de una cláusula arbitral o convenio arbitral no limita ni restringe las atribuciones y competencias de control y fiscalización de las entidades regulatorias y autoridades bolivianas competentes, a las que están sometidas las partes en todo momento, conforme a las normas aplicables.

 

A partir de la creación del CEAR-CBHE en Bolivia nace una nueva alternativa donde el sector energético nacional y continental puede resolver sus disputas que surjan por la creciente relación comercial.

 

PERFIL

Ingeniera Industrial de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), con formación académica en el Programa de Desarrollo Gerencial de Harvard Business School y MBA en Gestión de Negocios Internacionales en el IBMEC Educacional S.A., entre otros. Trabajó como Gerente Nacional de Planeamiento del Banco Económico S.A.; Gerente de Planificación y Evaluación de Desempeño de Petrobras Bolivia; Gerente de Planificación Estratégica y Evaluaciones Económicas para todos los negocios internacionales de Petrobras Brasil en Río de Janeiro; Directora Corporativa de Petrobras Colombia; Gerente General de Transierra S.A. en Santa Cruz, Bolivia y, actualmente, Directora de Relaciones Institucionales de Petrobras Bolivia y Presidenta de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía. También es Presidenta del Comité Boliviano del Consejo Mundial de Energía (COBOCME) y miembro del Comité de Estudios del WEC (WEC´s Studies Committee).

 

¿América Latina tiene experiencia suficiente en materia de arbitraje energético?

 

En materia de arbitraje comercial, es decir derivado de disputas relacionadas con la prestación de bienes y servicios en el marco de la ejecución de proyectos de energía, existe amplia experiencia en diferentes centros locales y nacionales, tanto en Bolivia como en los países vecinos cuyos centros ya tienen larga trayectoria, considerando que fue en el inicio de la década de los ´90 que América Latina experimentó un gran crecimiento en materia de arbitraje con la promulgación de leyes de arbitraje y creación de centros en diferentes países de la región.

 

A nivel de arbitraje de inversiones, no sólo en energía, el CIADI fue fundado en 1965, y en junio de 2015, contaba con 151 Estados miembros, constituyéndose en la principal institución internacional en materia de arreglo de diferencias relativas a inversiones. De acuerdo con estadísticas de la misma institución, el CIADI registró 549 casos (bajo el Convenio CIADI) al 31 de diciembre de 2015, de los cuales el 26% corresponden a disputas relativas a petróleo, gas y minería, y el 17% a electricidad y otros tipos de energía.

 

6 Hay casos significativos de arbitraje en el sector en Bolivia?

 

En materia de arbitraje de inversiones y según datos de la Contraloría General de la República, en noviembre de 2015 se habría saneado toda la cadena de transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica, luego de que el gobierno boliviano decidió indemnizar a la española Iberdrola con $us 34,1 millones y al grupo inversor británico Paz Holdings Ltd con otros $us 19,5 millones por las expropiaciones de sus acciones en cuatro empresas del sector eléctrico boliviano. En total, el Estado habría desembolsado $us 53,6 millones para poner fin a los conflictos legales y así terminar con casi tres años de negociaciones.

 

Hoy con la existencia del Centro de Arbitraje en Energia CEAR-CBHE nace también la posibilidad de convertir al país en un referente del arbitraje energético especializado, lo cual será un gran logro.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar