Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Argentina compra gas a Chile porque Bolivia le envía menos


El precio es 128% superior al que le vende Bolivia. “Bolivia no está en condiciones técnicas de aumentar sus envíos”, dijo Enarsa.

 

Argentina acordó comprar gas a Chile a un precio mucho mayor que el que paga a Bolivia. La disposición la asumió la empresa Enarsa con el fin de afrontar la alta demanda de mayo a junio y porque Bolivia no está en condiciones de cumplir con los volúmenes máximos de exportación.
 
"La decisión de importar gas desde el país trasandino responde a que Bolivia no está cumpliendo con los contratos vigentes que prevén un volumen de suministro de 19 millones de metros cúbicos diarios con destino a  Argentina, ya que en los primeros días de mayo apenas está llegando a 16 millones de metros cúbicos”,  reportó la agencia estatal argentina Telam.
 
Argentina importará desde Chile cinco millones de metros cúbicos diarios de gas a partir del 11 de mayo y por un plazo de tres meses para afrontar el pico de demanda invernal en una operación concretada con dos regasificadoras privadas,  informaron fuentes del Ministerio de Energía del país vecino, según la nota de Telam.
 
El presidente de Enarsa, Hugo Balboa, y el director, José María Zuliani, en una entrevista  en La Política Online (LPO) de Argentina indicaron que no quedaba otra salida que traer gas desde Chile porque "Bolivia no está en condiciones técnicas de aumentar sus envíos (sobre un máximo programado de 19,9 millones de metros cúbicos diarios sólo podrá despachar 16 MMCD a partir de junio)”.
 
Los ejecutivos informaron que a Bolivia se le está abonando un precio de 3,10 dólares por MBTU. Reconocieron que el valor fijo pactado con Chile para el gas que comenzará a ingresar a Salta la próxima semana por el gasoducto Norandino es de 6,90 dólares por MBTU, y que el monto total del contrato asciende a 22 millones de dólares.
 
A su vez, confirmaron al medio argentino que también se firmó otro contrato de compra directa para importar 276 millones de metros cúbicos por el gasoducto Gas Andes, que une Chile con Argentina a la altura de la provincia de Mendoza. 
 
En este caso, el precio está atado a una fórmula relacionada con la cotización del crudo tipo Brent y, según los cálculos oficiales, se ubicará en un promedio de 7,2 dólares por MBTU. En total, el monto a pagar por este nuevo contrato trepará a 73,4 millones de dólares.
 
En enero, cuando se conoció el contrato de venta de gas, se informó que "la administración macrista (del presidente argentino) cerró una compra de gas a Chile con un precio que resulta un 53% más caro que el GNL que llega por barcos y un 128% más elevado que lo abonado por las importaciones provenientes de Bolivia”.
 
Respecto al convenio cerrado con Solgas – la intermediaria del grupo internacional GDF Suez- por la provisión de gas a Salta, Balboa y Zuliani admitieron que tuvieron que pagar por anticipado la totalidad de la compra "porque las empresas chilenas, por la falta de confianza que les genera Argentina, no quieren aceptar como garantía cartas de crédito del Banco Nación”.
 
Otra imposición que tuvieron que convalidar de Solgas fue la cesión de la soberanía judicial para que se aplique la ley del estado de Nueva York para la resolución de conflictos. 
 
"Si no aceptábamos esa cláusula, no podíamos firmar el contrato de compra”, precisó Zuliani.
 
Además, el contrato no es secreto, "aunque sí posee una cláusula de confidencialidad” del mismo.
 
Chile cobrará por adelantado por el gas que venda a Argentina
 
Argentina, a diferencia de los despachos de Bolivia que se pagan a mes vencido y las cargas de los barcos que se liquidan horas antes de la entrega del combustible, el volumen total del gas adquirido a Chile se tiene que abonar íntegramente por adelantado, según el contrato que suscribieron ambos países.
 
Antes de empezar a entregar el gas, la empresa vendedora Solgas embolsará alrededor de 23 millones de dólares que equivalen a los 86 millones de metros cúbicos que se comprometió a proveer entre mayo y agosto. 
 
Según las cláusulas del contrato, Solgas facturará mensualmente el gas entregado y al término del contrato efectuará los créditos o débitos que correspondan. Además, para Enarsa regirá la cláusula "take or pay” por la cual no puede reprogramar las entregas pactadas y está obligada a pagar todos los volúmenes acordados, incluso aquellos que no sean tomados.
 
Incluso, el acuerdo establece que para la resolución de cualquier controversia  se aplicará la ley del estado de Nueva York. Para los casos en disputa, prevé la conformación de un tribunal arbitral integrado por tres miembros, cuyo laudo será "final y obligatorio para las partes”.

Fuente: Pagina Siete





Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar