Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

YPFB aún mantiene posibilidades técnicas en el bloque Lliquimuni


Las operaciones del proyecto de perforación exploratorio, Lliquimuni Centro X-1 culminaron con el hallazgo de una presencia de volúmenes hidrocarburíferos en cantidades no comerciales. La información técnica recolectada del subsuelo verifica la existencia de un sistema petrolero activo en el área, lo que permite aún mantener posibilidades técnicas en el bloque Lliquimuni.
 
“Al terminar las operaciones de este proyecto y tras realizar actividades 100% de exploración, se  ha llegado a concluir que el área de exploración que lleva su mismo nombre, registra la presencia de volúmenes de hidrocarburos que lamentablemente se encuentran en cantidades no comerciales, sin embargo la información técnica que se ha podido recolectar del subsuelo es de gran valor técnico puesto que verifican la existencia de un sistema petrolero activo en el área, lo cual constituye en una de las razones más importantes para seguir continuando con los estudios y evaluación de otros proyectos de perforación en el área”, indicó hoy el presidente de YPFB, Guillermo Achá M.
 
Después de haber trascurrido más de 440 días de haberse iniciado la perforación y operaciones en el pozo Lliquimuni, ubicado en el norte de la Paz y después de haber llegado a una profundidad de 4.562 metros, un poco más de 1.000 metros más de lo proyectado y conforme a los resultados de las pruebas realizadas en  cuatro niveles de arena que reflejaron los registros eléctricos como los intervalos más interesantes, se ha logrado culminar las operaciones de este proyecto ejecutado por YPFB Petroandina SAM, empresa de YPFB Corporación.
 
La información técnica que se ha recolectado es tan abundante que los estudios que se estiman realizar demandarán por lo menos entre 6 a 8 meses su evaluación e interpretación utilizando herramientas computacionales de última generación y la vinculación de un grupo de geocientistas altamente especializados para llegar a conclusiones técnicas, que en el marco de las probabilidades podrían generar las coordenadas de un nuevo pozo exploratorio.
 
En el caso de ser positiva la toma de decisión de ir a un segundo pozo exploratorio, se requeriría por lo menos de 8 meses para realizar la gestión de una nueva licencia ambiental para la perforación de un segundo pozo, unos 16 meses para la construcción del camino y planchada y 12 meses para la perforación del nuevo pozo.
 
“Tomando en consideración los elementos anteriormente descritos, se puede aseverar que el subandino norte, a través de los estudios exploratorios desarrollados por YPFB Petroandina SAM, sigue siendo un play exploratorio muy importante en Bolivia que debe seguir investigándose”, remarcó Achá.


FUENTE: AN-YPFB
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar