Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###


 

Paola Dorado:
“Bolivia tiene recursos para consolidar una hidroeléctrica binacional”

 

La construcción de una hidroeléctrica binacional, sobre el río Madera, sería clave para la integración eléctrica entre Bolivia y Brasil lo cual podría derivar, además, en vector de desarrollo especialmente en regiones como Beni y Pando, sostiene esta investigadora del Grupo de Estudios del Sector Eléctrico (GESEL) de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ), en diálogo con ENERGÍABolivia.

 

Vesna Marinkovic U.

 

 

 

1 ¿Por qué debe entenderse la integración eléctrica entre Bolivia y Brasil, un vector de desarrollo regional económico y social?

 

El proceso de integración entre estos dos países demanda la construcción de obras civiles, por ejemplo una central binacional en el Rio Madera. Este tipo de proyectos de infraestructura pueden convertirse en vectores de desarrollo porque, además de demandar una gran inversión, se necesita gran cantidad de materiales y mano de obra. En este sentido, solo la construcción de un proyecto de este porte podría dinamizar económicamente la región a través de la conformación de pequeños polos de producción destinados a brindar productos y servicios a la construcción de la central.

 

Sin embargo, si se concibe un proyecto de estas características bajo el concepto de un Plan de Desarrollo Regional Sustentable (PDRS), ciertamente los beneficios pueden ser mayores. El PDRS es un conjunto de inversiones en diversas áreas, por ejemplo saneamiento básico, salud y educación, acordadas entre los stakeholders. Así, este PDRS tiene el objetivo de crear condiciones para el desarrollo sostenible y de largo plazo en la región, para lo cual las inversiones deben ser realizadas antes, durante y después de la construcción del proyecto. Sustentando así un vector de crecimiento de largo plazo para la región.

 

2 En esta línea, ¿cuáles serían los departamentos de Bolivia más favorecidos por la implementación de un proyecto hidroeléctrico binacional en el río Madera?

 

Todo el país sería beneficiado. Primero, por el aumento de oferta de energía eléctrica de una fuente renovable como es la hidroelectricidad. Permitiendo, además, hacer un cambio en la matriz eléctrica nacional en la cual actualmente 71% de la generación de energía proviene de fuentes termoeléctricas1 que son más contaminantes por el elevado nivel de emisiones dióxido de carbono.

1 En base a la generación bruta de 2015 publicado por el CNDC 

 

Concretamente, en lo que se refiere a los beneficios directos de la construcción de una binacional concebida bajo un esquema de PDRS los departamentos directamente beneficiados serían Beni y Pando. El plan de inversiones previamente acordado estaría centrado en aquellos municipios más próximos del proyecto Riberalta y Guayaramerin en Beni y Nueva Esperanza, Villa Nueva y Santos Mercado en Pando, regiones del país que tienen grandes carencias en cuanto a servicios básicos.

 

Además de las inversiones realizadas en salud, educación y saneamiento básico, no podemos olvidar la construcción de una hidrovia que dará acceso al océano Atlántico. Esta hidrovia es un fundamental para facilitar las exportaciones de la región.

 

¿Habrían impactos negativos?

 

No se puede negar que la generación de energía eléctrica, sea cual fuere la fuente, es una actividad que tiene impactos en el medio ambiente. Sin embargo, lo que se debe procurar es hacer proyectos de generación de energía donde el impacto ambiental sea el mínimo posible. Recordemos que gran parte de la generación eléctrica de nuestro país se realiza en base a fuentes térmicas, básicamente gas natural subsidiado. La termoelectricidad es la forma de generación más contaminante debido al alto nivel de emisiones de CO2, además de utilizar un recurso energético no renovable.

 

En este sentido, un cambio en la matriz eléctrica de nuestro país se hace necesario, más aun si consideramos que Bolivia tiene una gran cantidad y variedad de recursos renovables, entre los cuales se destacan los recursos hídricos.

 

En general, las represas hidroeléctricas son criticadas por el tamaño de los embalses, que inundan grandes territorios. Sin embargo, las nuevas tecnologías permiten la construcción de centrales hidroeléctricas de paso que no requieren de un gran embalse. Esta es la tecnología que debe ser usada para una central binacional. De hecho, las centrales construidas en el lado brasilero del río Madera utilizan esta tecnología, Santo Antonio y Jirau cuyos embalses son pequeños.

 

Sin embargo, es para mitigar los impactos ambientales y sociales que debe construirse una binacional en el contexto de un PDRS.

 

Por otro lado, es importante mencionar que, actualmente los agentes financiadores de este tipo de proyectos, como el BNDES, BID, CAF, determinan la existencia de un plan de mitigación ambiental para la liberación de los recursos necesarios para la construcción de proyectos de infraestructura.

 

4 El proyecto de la hidrovía en el río Madera estimularía las exportaciones de productos como la castaña y otros típicos de esta región?

 

Actualmente el río Madera no es navegable hasta Porto Velho. La construcción de esclusas de navegación, tanto en la central binacional cuanto en la centrales de Santo Antonio y Jirau, permitirá la navegabilidad de este río dando a Bolivia una salida al Océano Atlántico. Esta hidrovia es importante para las exportaciones de los departamentos de Beni y Pando ya que facilita el acceso al océano atlántico disminuyendo el costo de la exportación. Mencionar que actualmente estos departamentos exportan castaña y madera, y que casi la totalidad de las exportaciones salen del país por Tambo Quemado, frontera con Chile, aumentando considerablemente el costo de los productos.

 

PERFIL

Es graduada en Economía en 2009 por la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” en La Paz - Bolivia. Tiene Maestría en Políticas Públicas Estratégias y Desarrollo en 2014 por la Universidad Federal de Rio de Janeiro. Trabajó durante 2011 en la revisión tarifaria de ELECTROPAZ en Bolivia y desde 2012 es investigadora del Grupo de Estudios del Sector Eléctrico (GESEL-UFRJ), siendo su principal foco de investigación la integración eléctrica sudamericana.

 

¿La situación macroeconómica de Bolivia le permite ser parte de un proyecto que exige inversiones superiores a los US$ 5 billones?

 

El país tiene una situación económica muy favorable. En 2014 la economía boliviana creció en 5,4% siendo que en 2015 la tasa de crecimiento estuvo alrededor de los 5%. Bolivia se encuentra entre las economías con mayor crecimiento de la región. Este elevado crecimiento económico de Bolivia en los últimos años se bebe principalmente a las exportaciones de gas natural, especialmente a Brasil a través del Gasbol. Gracias a este proyecto de integración energética y al contexto internacional de precios favorables para los hidrocarburos que el país tuvo hasta 2013, Bolivia se consolido como país exportador lo que le permitió tener una balanza comercial superavitaria en lo últimos años.

 

Además de la balanza comercial, el país aumento sus Reservas Internacionales Netas (RIN). Entre diciembre de 2006 y octubre de 2015 las RIN crecieron más de 300%, llegando a un valor de 13.963 millones de dólares2 .

 

Por tanto, Bolivia tiene los recursos necesarios para consolidar la construcción de una central de generación binacional, en la cual los costos deben ser divididos en partes iguales entre los países socios, en este caso Bolivia y Brasil. De hecho, en los últimos meses el Banco Central de Bolivia desembolso cifras millonarias para que la ENDE realice proyectos que contribuyan a mejorar el sistema eléctrico nacional.

2 Banco Central de Bolívia (2016) Evolución de las RIN

 

6En concreto y en el corto plazo, ¿en qué obras de infraestructura se sustentaría el proceso de integración eléctrica entre Brasil y Bolivia?

 

El proyecto clave para el proceso de integración eléctrica entre Bolivia y Brasil es la construcción de una central binacional en el Rio Madera. Este proyecto de infraestructura es clave porque puede constituirse en una puerta de ingreso al mercado eléctrico brasilero.

 

El mercado eléctrico brasilero tiene una estructura comercial compleja y que no es aplicada en ningún otro país de la región. Sin embargo, para la construcción de una central binacional demanda la firma de un Tratado Internacional, en el cual pueden contemplarse opciones de exportación de energía eléctrica al mercado brasilero que vayan más allá de la propia central binacional.

 

Este es el caso, por ejemplo, de la central binacional de Salto Grande, construida entre Argentina y Uruguay. A raíz de la construcción del proyecto binacional, estos dos países firmaron un acuerdo de Interconexión Energética en 1974, que abarca todos los tipos de intercambio de energía eléctrica entre estos dos países, y no solamente la energía excedente de la binacional.

 

Este modelo puede ser replicado en el caso de Bolivia y Brasil, permitiendo que la central binacional sea una ´puerta de exportación de energía eléctrica para el mercado brasilero. No solamente de la energía excedente del proyecto binacional, sino también de otros proyectos que podrán ser construidos solamente en territorio boliviano como es el caso de Cachuela Esperanza.

 

7En este marco, ¿cuál sería al momento la prioridad energética de Brasil, en el marco de su planificación eléctrica?

 

Brasil es el mercado eléctrico más grande de la región siendo su consumo de 475,4 TWh en 2014, mientras que en el mercado boliviano el consumo fue de 7,47 TWh el mismo año. En este contexto, la prioridad energética del Brasil es garantizar la oferta necesaria para el nivel de consumo que tiene al precio más bajo posible.

 

Aunque Brasil tiene muchas alternativas para la generación de electricidad a partir de recursos naturales propios, la necesidad de energía firme y la relativa escasez local de gas natural pueden crear oportunidades de integración energética.

 

Por una parte, la estacionalidad de los flujos entre los regímenes hidrológicos del sureste/centro oeste del país (donde se encuentran los embalses de más capacidad de regularización) y el régimen hidrológico la región amazónica pueden permitir el avance del proyecto binacional con Bolivia.

 

Por otra parte, la creciente necesidad de gas natural a precios competitivos crea la oportunidad de aumentar las ventas de este combustible, y adicionalmente puede determinar la creación de centrales térmicas destinadas a la exportación de energía al mercado brasilero. Es importante mencionar que en el Plan Nacional de Expansión 2023 no existe un pronóstico para cualquier aumento de las importaciones de electricidad. Sin embargo, esta posición no significa que los proyectos internacionales relacionados con importaciones de energía producida en los países vecinos dejen de ser ejecutados. Dichos proyectos podrán ser incorporados en la planificación, pero dependen directamente de las negociaciones entre los países.

 

…crecimiento económico de Bolivia en los últimos años se bebe principalmente a las exportaciones de gas natural, especialmente a Brasil a través del Gasbol…”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar