Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La sombra de la duda sigue sobre la empresa china Sinosteel Equipment & Engineering Co. Ltda. Primero ocurrió horas después de conocerse que fue elegida para construir la planta siderúrgica en Mutún al ponerse en tela de juicio su capacidad financiera. 

Luego, ayer se informó que se frenó la firma del contrato con el Gobierno -prevista para hoy-, por no existir el certificado de funcionamiento de la empresa en su país de origen. La decisión de último momento dejó con los crespos hechos a los empresarios chinos en Bolivia, a las autoridades nacionales y a las de Puerto Suárez.

César Navarro, ministro de Minería, explicó que no se firmó el contrato porque no se contaba con la certificación del Departamento de Cooperación Internacional de la Administración General Estatal de Industria y Comercio de la República Popular de China que certifique la legalidad de Sinosteel.

Navarro precisó que solicitaron a la embajada boliviana en China que obtenga el certificado de funcionamiento de la firma asiática para evitar líos.

Debido al Año Nuevo chino, la certificación puede tardar unos 10 días hábiles. A esta documentación Navarro indicó que se deben sumar los informes de auditoría que pidieron a Sinosteel de 2012, 2013 y 2014 donde se establece que la empresa tiene una solvencia económica importante.

Otra frustración 

Luego de trabajar durante dos semanas para dejar todo en su punto, las autoridades y la población de Puerto Suárez se enteraron que otra vez el proyecto se pospuso y lo tomaron con tristeza y resignación.

Adolfo Rau, presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, se mostró preocupado y lamentó que siga habiendo ambigüedad y no certezas en un proyecto que es de interés nacional.

El dirigente sostuvo que no tienen detalles de los motivos que obligaron a posponer la firma del contrato, pero se preguntó: ¿por qué si faltaba la documentación se siguió con el proceso de licitación?
A su vez, el alcalde de Puerto Suárez, Sebastián Hurtado, dijo conocer la suspensión de la llegada del presidente Juan Evo Morales y precisó que a pesar de ello seguirán trabajando para que de una vez la región tenga el ansiado polo de desarrollo. 
La boleta de garantía

Otra de las incógnitas que no fue contestada por Sinosteel es el depósito de la boleta de garantía que respalde su capacidad financiera y dé la certeza al Estado que ante cualquier eventualidad podrá cobrar.

Se pudo saber que el monto a depositar es de $us 31,5 millones, que es el 7% del valor, $us 450 millones, de la planta.

Ante la consulta, el representante legal de la firma observada dijo que el problema no se trata de una boleta de garantía, sino de un documento que avale la existencia legal de la firma.

Se consultó al banco Unión si registraron algún depósito a nombre de la compañía citada e indicaron que no y aclararon que la boleta de garantía la pueden presentar a otra entidad bancaria del país


FUENTE : EL DEBER

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar