Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Bolivia garantizará mayor abastecimiento de gasolina y reducción de la subvención


Bolivia está en condiciones de garantizar un mayor abastecimiento de Gasolina Especial, a partir de la puesta en marcha la Nueva Unidad de Isomerización de Gasolina Liviana (NUIS), construida en la Refinería Guillermo Elder Bell de la ciudad de Santa Cruz, aseguró el presidente Evo Morales Ayma en la inauguración de esta nueva Unidad, programada a partir de 2013.

En efecto, en julio de 2013 YPFB Corporación informó que se procedió a la firma del contrato para el servicio de FEED-EPC de la Unidad de Isomerización de Gasolina (NUIS), para transformar la nafta liviana (Light StraightRunNaphta – LSR) en isomerado de alto octanaje (RONC 87) e incorporarla en la formulación de Gasolina Especial y, en consecuencia, incrementar los volúmenes de refinación para un mejor abastecimiento del mercado interno y reducir el déficit actual de este producto.
 
Con la puesta en marcha de la NUIS, YPFB aportará a partir de 2016 un adicional de 12,5 millones de litros mensuales de este producto al mercado interno ratificando la salud operacional y financiera de las refinerías, según algunos analistas. El presidente Morales sostuvo en el acto que: “Tenemos capacidad de procesar gasolina para el mercado interno, eso significa menos recursos económicos para subvención en tema de gasolina”.
 
“El aporte incremental de Gasolina Especial de este proyecto permite a YPFB aumentar su capacidad actual de producción en un 12%. En relación a la capacidad actual representa un incremento de 120% con respecto a cuando nuestras refinerías se encontraban privatizadas, meta que es alcanzada también gracias al proyecto de la Nueva Unidad de Reformación Catalítica, que ingresó en operación en el mes de diciembre de 2015”, precisó a su turno el presidente de YPFB Corporación, Guillermo Achá.

IMPACTO DE LA ISOMERIZACIÓN

El portal de YPFB Corporación refiere que este volumen incremental de 12,5 millones de litros mensuales de Gasolina Especial, representa el 10% de la demanda del país de este carburante, siendo este resultado el impacto más importante del proyecto por su contribución al abastecimiento del mercado interno.

Asimismo, indica que la inversión total del proyecto alcanzó a $us 110 millones y fue construida por la empresa Técnicas Reunidas bajo la modalidad llave en mano. La NUIS demandó la importación y transporte a obra de equipos y materiales con un peso total de 2.995 toneladas y un volumen aproximado de 12.527 m3, informaron las autoridades de Gobierno.

Según YPFB con la puesta en marcha de esta nueva unidad y gracias al aporte incremental en la producción nacional de Gasolina Especial, se generará un importante y estratégico beneficio socio económico para el país de aproximadamente $us 53,04 millones, considerando los ahorros por concepto de subvención y mayor recaudación de Impuesto Especial a los Hidrocarburos y sus Derivados (IEHD).

ELIMINAR CONTAMINANTES

Expertos del sector señalan que este proyecto tiene como objetivo transformar la Nafta Liviana (LSR) – corte intermedio-, en Isomerado de alto octanaje (RONC 87), para incorporarla en la formulación de Gasolina Especial y consecuentemente generar volúmenes incrementales de este producto. Aseguran que esto  contribuye, además, a eliminar contaminantes como trazas de azufre y plomo, un componente de las gasolinas cotidianamente utilizadas en el parque vehicular.

Actualmente la isomerización de nafta ligera ha adquirido importantes repercusiones porque se ha convertido en una significativa alternativa para reducir el contenido en benceno. Con la NUIS las refinerías en Bolivia estarían buscando ser el pulmón de abastecimiento de combustibles, en dirección a brindar soberanía y seguridad energética al mercado interno boliviano.

FUENTE: ENERGÍABoliviaDigital