Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Bolivia abre mercado de Brasil para exportación de GLP y GNL


Sumada a la intención de ampliación del contrato de compraventa de gas por más de dos décadas -vence en 2019-, Brasil abre el ‘candado’ para que Bolivia, a corto plazo, exporte gas licuado de petróleo (GLP) y gas natural licuado (GNL) a poblaciones fronterizas. 


La propuesta de compra fue formalizada en la reunión de la comisión técnica binacional Bolivia-Brasil, se hizo en Santa Cruz, por 20 empresas privadas comercializadoras del energético en el vecino país. 
Al respecto, el ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, señaló que a través de los secretarios de los Ministerio de Energía y Minas y de Petróleo, Gas Natural y Recursos Renovables de Brasil se abrió la exportación de GLP y GNL a este mercado. Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Cuiabá asoman como mercados para la exportación. 

Según el ministro, ahora Bolivia tiene la posibilidad de abastecer con gas natural a Petrobras y con otros excedentes surtir a otros estados y empresas privadas con mejores condiciones de precios en los contratos. Evitó comentar de los volúmenes que incluye la negociación. 
De los alcances de la reunión técnica bilateral Bolivia-Brasil, Sánchez indicó que continúa la negociación de ampliación del contrato de compra de gas más allá del 2019. Dijo que hay una propuesta que supera los volúmenes actuales -31,4 MMm3/d- y que el interés es “por muchos años”. El tema precio no se tocó. 

En materia de hidrocarburos, se informó de que se firmó un memorándum de entendimiento para evaluar la sociedad entre la estatal YPFB y Petrobras para gestar el complejo petroquímico Tres Lagunas, que industrializará urea y amoniaco. “Ponemos el gas y vamos a tener acciones, pero lo más importante es que las megaplantas Tres Lagunas y Bulo Bulo se hacen una sola empresa para vender al Cono Sur”, puntualizó Sánchez. 

En el tema de integración energética, a través de termoeléctricas e hidroeléctricas, Sánchez indicó que se evaluará la factibilidad de la hidroeléctrica binacional en el Río Madera, el proyecto Cachuela Esperanza, El Bala y se iniciará la construcción del proyecto Rositas en la cuenca de Río Grande. En estos emprendimientos se prevé una generación de más de 8.000 megavatios para exportar. 

Interés brasileño

Altino Ventura, secretario del Ministerio de Energía y Minas, y Marco Antonio Martins Almeida, de Petróleo, Gas Natural y Recursos Renovables, coincidieron en que Brasil y Bolivia tienen muchas posibilidades para desarrollar la integración energética y permitir el desarrollo social en poblaciones fronterizas de ambos países. 
Por separado, ambos indicaron que se trabaja en emprendimientos binacionales hidroeléctricos e hidrocarburíferos.

FUENTE: EL DEBER


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar