Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Brasil planea mantener compra de gas a Bolivia



La brasileña Petrobras planea duplicar en 2020 su producción de gas natural y la capacidad de sus terminales de regasificación, manteniendo la compra de 30 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano, según proyecciones presentadas ayer.


El gasoducto a Brasil que transporta el gas natural boliviano a ese país. - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

Analistas bolivianos ven implícito que Brasil renovará el contrato con Bolivia, que fenece en 2017, pero advierten que propondrá renegociar el precio.

La petrolera estatal de Brasil tiene previsto subir la producción de gas natural para dentro de siete años, de los 43 millones de metros cúbicos por día (MMcd) que produce actualmente, a 86 millones de MMcd para finales de 2020, de acuerdo con las estimaciones presentadas por el director de gas y energía de Petrobras, Alcides Santoro, citado por la revista brasileña Valor.

La publicación, en su edición electrónica de ayer, añade que según Santoro, también se apunta a incrementar la capacidad de las terminales de regasificación (en las que el gas transformado en líquido para su transporte vuelve a su estado gaseoso) de 27 MMcd diarios actuales a 55 MMcd entre 2013 y 2020.

Por otra parte, está previsto que la producción de petróleo llegue a 1 millón de barriles por día en 2017 de acuerdo con los datos contenidos en la presentación de proyecciones hecha ayer por la presidenta de Petrobras, Graça Foster, citados por la misma revista. Ese volumen representa un incremento de 233,33 por ciento de lo producido por la compañía al 20 de febrero pasado, cuando se extrajeron 300.000 barriles de petróleo.

Además, Petrobras planea contratar a 15 nuevas unidades de producción entre 2013 y 2017. Otras 24 unidades, ya contratadas, se pondrán en marcha en 2017, lo que ayudará a aumentar la producción con lo que la compañía espera llegar a 2,1 millones de barriles de petróleo por día en 2020.

Bajo ese panorama, queda claro que Brasil seguirá comprando gas natural boliviano, pero el problema serán las condiciones de negociación que pueda llegar a imponer, dijo el especialista en hidrocarburos, Bernardo Prado.

“Tenemos que tener en cuenta que, a diferencia de la primera negociación, Bolivia ya no será el único proveedor de gas, además Brasil optó también por el GNL (gas natural licuado) que es una alternativa más segura, entonces eso puede complicar las negociaciones en cuanto a precio o condiciones”, dijo Prado.

Por su parte, el analista Hugo de Granado dijo que con esas perspectivas Brasil pasará a las “ligas mayores” y se convertirá en exportador; pero aún le será costoso abastecer a los mercados ubicados en la frontera con nuestro país, entonces lo más acertado sería que Bolivia dirigiera su atención a estos mercados en los que todavía puede ser competitiva.

Brasil y Argentina son los mercados del gas boliviano.

Posibles variantes en contrato

El actual contrato de venta de gas natural entre Bolivia y Brasil termina en 2019 y establece que hasta entonces el país debe venderle un máximo de 31 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y que el promedio mensual mínimo debe ser de 24 MMmcd.

También establece dos condiciones que son las cláusulas “take or pay” y “delivery or pay”. La primera obliga al comprador a tomar el hidrocarburo, si no lo toma igual debe pagar y la segunda obliga al productor a entregar la producción comprometida y de no hacerlo a pagar el monto que sea suficiente para que el comprador obtenga el gas de otra fuente.

Por otra parte, el precio está fijado en base a los precios internacionales del petróleo.

Según el especialista en hidrocarburos Bernardo Prado, la anunciada capacidad de autoabastecimiento de Brasil podría suponer cambios, por ejemplo, en el “take or pay” y, sobre todo, en cuanto al precio, ya que estaría en la capacidad de plantear que ya no esté en función al precio del petróleo, sino en función a otro indicador, como el Henry Hub, lo que incidiría en los ingresos por exportaciones que hasta ahora ha percibido Bolivia.

Prado plantea que Bolivia debería considerar que, cuando vaya a renegociar, deberá preguntarse si Brasil necesitará del gas boliviano con la misma necesidad que Bolivia precisa venderlo.

FUENTE: http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20130320/brasil-planea-mantener-compra-de-gas-a-bolivia_206268_441725.html

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar